Morro Jable, un destino sin igual

Fuerteventura es la isla más desértica de las Canarias, razón por la cual esto la hace acreedora de las mejores playas de arena dorada de las costas del Océano Atlántico. En Fuerteventura, vale la pena visitar Morro Jable, uno de los centros urbanos más trascendentes del municipio de Pájara.
Al sur de la isla, te aguarda Morro Jable, que impacta con sus más de 4300 metros de playa de aguas serenas. Se trata del destino indicado para aquellos que deseen escapar del ruido y descansar.
Morro Jable forma parte del conjunto de playas de Jandía, que junto a Playa del Matorral, de Esquinzo-Butihondo, del Barranco de los Canarios, de Sotavento, Costa Calma y La Lajita integran los casi 70 kilómetros de costas y dunas, con un paisaje natural inigualable.
Morro Jable ofrece inmejorables condiciones para la práctica de toda clase de deportes náuticos, como surf, buceo, pesca, submarinismo, paseos en catamarán y windsurfing. También, dispone de óptimas instalaciones para practicar otros deportes como tenis, equitación, golf y mountain-bike.
Su núcleo poblacional de Morro Jable se extiende a lo largo de su puerto pesquero. No pierdas la oportunidad de conocer la Campana de Morro Jable, la cual consiste en una gran boya acompañada de una atractiva leyenda. En el extremo de la Playa del Matorral está el Faro de Morro Jable, una construcción original y llamativa que representa un verdadero hito de referencia en el entorno costero, que se compone  de una torre troncocónica de 60 metros de altura.
Si viajas a Morro Jable no puedes resistirte a probar sus exquisitos platillos a base de pescados frescos y carne de cabrito.
En fin, si buscas un destino mágico, en Fuerteventura lo encontrarás. Después de conocer Morro Jable, no existirá otro lugar igual.

 

 

 

Conoce cada rincón de Santa Pola

Santa Pola es un municipio de la Costa Blanca, en la Comunidad Valenciana, que tiene mucho para ver y recorrer.
El castillo-fortaleza es uno de sus principales atractivos, puesto que se trata un claro ejemplo de la arquitectura militar renacentista propia del siglo XVI.  En la actualidad, funciona como un centro cultural, que alberga el Museo del Mar, la Sala Municipal de Exposiciones, el Museo de la Pesca, la Capilla de la Virgen de Loreto y el Salón de Actos “Baluarte del Duque de Arcos”.
Uno de los barrios más emblemáticos de Santa Pola es la Plaza del Calvario, que se localiza en una de las zonas más altas del municipio. Aquí, se encuentra una ermita de origen árabe, de especial interés.
El Molino de la Calera, que data de 1771, es un molino de viento que era utilizado para abastecer de molienda de grano a toda la población, En las cercanías del mismo hay una calera, la cual era empleada para la producción de cal.
Las Torres Vigía son otros de sus encantos. Construidas en el año 1552, servían para avistar al enemigo en caso de posibles ataques.
Por otro lado, desde el Faro es posible apreciar una panorámica sensacional de la Bahía de Santa Pola, la Isla de Tabarca y Alicante.
Su puerto, que aglutina actividades como la pesca, la construcción de embarcaciones deportivas y el embarque de sal, es uno de los más importantes del Mediterráneo.
El Acuario, por su lado, representa una de las mejores visitas para realizar, pues aquí es posible conocer la fauna y flora que habita el Mar Mediterráneo. Sin dudas, una experiencia más que enriquecedora.
En tanto que en el entorno natural de Santa Pola se destacan sus playas, las cuales se abarcan poco más de 11 kilómetros. Pudiendo encontrar, de ese modo, calas de fina arena, y playas para disfrutar en familia, debido a su tranquilo oleaje. Si desean disfrutar de zonas vírgenes, hay diversas calas solitarias que se alzan en la zona del Cabo.
También, saliendo embarcado del puerto de Santa Pola podemos acceder a la Isla de Tabarca, situada a escasas 3 millas del Cabo.
No podemos irnos sin antes realizar una visita al Parque Natural de las Salinas, un humedal que abarca unas 2.470 hectáreas, declarado “Zona de Especial Importancia para las Aves”.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/82/Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg/800px-Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg

La costa de Chipiona

Chipiona, situada en la provincia de Cádiz, es una ciudad costera que goza de buen clima a lo largo de todo el año, ya que sus inviernos son suaves y cortos y los veranos extensos y muy calurosos.
De recorrida por el casco urbano, es posible apreciar determinados lugares como el Monasterio de Nuestra Señora de Regla, una construcción originaria del siglo XVII que debió ser reconstruida tres siglos después y que presenta detalles neogóticos. Del edificio original se conservan diferentes espacios, como es el caso de la portada y el claustro. Otro templo de interés es la Iglesia de Nuestra Señora de la O, una edificación de estructura ojival que se destaca por su torre ornamentada con azulejos.

Continue reading

Visita Calella, la capital de la Costa del Maresme

 

Calella es una bonita ciudad de la Costa del Maresme, que descansa a orillas del Mediterráneo. Está ubicada al este de la provincia de Barcelona, en la Comunidad Autónoma de Cataluña.
Debido a que cuenta con 3 kilómetros de playa, atrae a muchísimos turistas locales y extranjeros, que llegan a Calella para disfrutar del sol así como para practicar diversos deportes, como el buceo, jet ski, surf o vela, por mencionar algunos. Además, esta ciudad costera ha sido galardonada con el distintivo de Bandera Azul, por el nivel de sus playas, su agradable temperatura y por los servicios que brinda.
Al mismo tiempo, Calella posee un importante legado histórico-monumental, el cual puede apreciarse, en parte, visitando el casco antiguo donde podrás conocer la iglesia de Santa María, la capilla de San Quirze y Santa Julita, y numerosas casas señoriales de origen medieval, como la Casa Sivilla y la Casa de los Salvador.
Además, durante el itinerario por la ciudad de Calella se pueden apreciar diversas construcciones emblemáticas como es el caso de la Fábrica Llobet-Guri y el Mercado Municipal. Si preferimos dar un paseo al aire libre, es recomendable visitar el Parque Dalmau, desde donde es posible contemplar maravillosas vistas de la ciudad.
Calella, a su vez, dispone de varias peatonales, donde se ubican un centenar de bares, restaurantes, discos y tiendas. Resulta increíble disfrutar de una caminata por el Paseo Marítimo, al tiempo que se contempla el atardecer. Tomando este camino se llega al faro, desde donde se obtienen panorámicas magníficas de toda la costa.
En la zona del Club Náutico, hay numerosos restaurantes locales de pescadores, donde el turista puede degustar exquisitos platos a base de mariscos y pescados a precios asequibles.
Para los que les interese la movida nocturna local, es bueno saber que la noche se llena de brillo gracias a modernas discos que disponen de terrazas al mar, además de  alrededor de un centenar de restaurantes con shows y bares temáticos.
La gastronomía del lugar se caracteriza sobre todo por un surtido menú marítimo, que incluye por ejemplo pulpo al ajillo y pescados al horno con patatas y judías, el cual suele ser acompañado por verduras y hierbas.
¡Acércate a la capital de la maravillosa Costa del Maresme y disfruta de unas vacaciones sorprendentes!

Imagen:

http://www.buscounchollo.com/