Senderismo y escalada en Peña Oroel

Huesca alberga numerosos paisajes y localidades de gran atractivo, como es el caso de Peña Oroel, una formación rocosa, cuya escalada a la cima forma parte de una de las rutas turísticas más desafiantes de la región.
Se trata de una de las atracciones naturales de Jaca que goza de mayor popularidad, sobre todo porque se puede divisar desde cualquier parte de la ciudad.
Peña Oroel integra el sistema de rocas que se encuentran enclaustradas entre el Pre-Pirineo (Partacua) y las sierras exteriores de Guara. Gracias a sus  fáciles accesos, es el sitio perfecto para realizar senderismo y recorridos por la zona.
La ruta hasta las bases transcurre a través de ríos y caminos angostos, circunscriptos por tupidos bosques y siempre con la cima del monte como único punto de referencia.
La base norte, que se puede visitar en automóvil, ofrece un verdadero regalo para la vista por la belleza de sus paisajes, marcados por un muro de piedra rojiza con una pendiente pronunciada y repleta de pinos y abetos. En tanto que para acceder a la base sur es necesario contar con un vehículo 4×4.
Más allá de su belleza natural, Peña Oroel es el centro de numerosas leyendas e historias, según las cuales la reconquista de Aragón habría comenzado cuando unas hogueras en lo alto sirvieron de señal para empezar el ataque. Al mismo tiempo, hay leyendas que le confieren propiedades mágicas a este lugar, pues forma el vértice oriental de un triángulo integrado por San Adrian de Sasabe y San Juan de la Peña. Y hasta hay las que hablan de la existencia de un tesoro o una mina escondida que jamás ha sido hallada.
Lo real es que Peña Oroel representa una de las atracciones turísticas que no podemos ignorar en nuestro paso por Jaca. Sin dudas, ésta es una excursión perfecta para los seguidores del turismo activo.

Imagen:

http://www.lehenengobidaia.com/oroel/PICT0024.JPG

Menorca: Isla paradisíaca y apacible

La isla de Menorca, perteneciente al archipiélago de las Baleares, es un destino sumamente atractivo no sólo por sus playas paradisíacas, sino también por el clima apacible de su entorno.
Al visitar Menorca, nada mejor que hacer un recorrido por sus encantadores pueblos costeros, sin pasar por alto a los de interior.
Además de zambullirnos en sus preciosas playas y calas, Menorca nos brinda una serie de actividades para hacer, como por ejemplo caminar por su casco histórico de calles angostas y callejones que invitan a perdernos, pues esa es sin dudas la esencia de la vida de la isla. También, merece la pena dar un paseo por el puerto y recorrer el paseo marítimo de la Ciudadela, disfrutando de la refrescante brisa marina del Mediterráneo. En la zona del puerto, no podemos perdernos la oportunidad de conocer la Catedral de Santa María de Ciudadela, templo de estilo gótico cuya construcción se realizó entre los siglos XIII y XIV.
La Plaza del Borne, ubicada en Mahón, la capital de la isla, es otro de sus grandes atractivos. Si disponemos de tiempo, podemos aprovechar para recorrer los yacimientos arqueológicos de Talatí de Dalt.
Por su parte, en la Ciudadela, la segunda ciudad en orden de importancia de la isla, podemos conocer el Castillo de San Nicolás o apreciar los restos arqueológicos, un importante legado de la cultura talayótica, entre los cuales destaca el templo funerario  la Naveta des Tudons.
Tampoco podemos perdernos la oportunidad de contemplar la Basílica paleocristiana de Son Bou, considerado uno de los templos religiosos de mayor antigüedad  de Menorca, o descubrir los restos de una fortaleza en el Monte de Santa Águeda, sitio en el que vivieron los musulmanes antes de su expulsión de la isla.
Los más aventureros seguramente querrán realizar una excursión a Monte Toro, la mayor elevación de la isla, donde está ubicado el Santuario de la Virgen del Monte  Toro.
Para disfrutar de la naturaleza de este destino mágico, se puede hacer senderismo en  las rutas del Camí de Cavalls, que forma parte de su patrimonio histórico. Estos caminos se pueden recorrer también en bicicleta o a caballo. Otra opción es visitar el Parque Natural de la Albufera y el Cap de Favàritx, que además de un entorno natural excepcional dispone de un observatorio de aves.
En cuanto a sus playas y calas, aparte de disfrutar de la fina arena blanca, es posible bucear o practicar deportes acuáticos. La Cala Galdana y Cala en Porter, son las más concurridas.

Ceuta: ¡playas, monumentos y mucho más!

La ciudad de Ceuta es un destino en el que prevalece la diversidad cultural. Sus playas, monumentos y el gran atractivo de sus paisajes, le confieren un encanto especial.
En el casco histórico se encuentra la  plaza de Nuestra Señora de África, cuyo principal atractivo es el monumento a los caídos en la Guerra de África, enfrentamiento que tuvo lugar entre 1859-60. La plaza de Santiago, la de los Reyes y la plaza de la Constitución, son otros de los espacios verdes que invitan a descansar luego de una jornada turística.
Su principal templo religioso es la Catedral de la Asunción de la Virgen,  cuyo edificio fue en el pasado una mezquita musulmana. Pero además de este importante monumento, podemos visitar la iglesia de San Ildefonso,  que alberga la imagen del Cristo de Medinaceli, y la ermita de Nuestra Señora del Valle, la más antigua de Ceuta. La Sinagoga de Bet-El, así como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios y la de San Francisco, completan el itinerario por la arquitectura de carácter religioso.
Las antiguas Murallas Reales y el Foso de San Felipe, la principal construcción militar de la ciudad es algo que no podemos dejar de ver. Aunque tampoco podemos perdernos la oportunidad de apreciar la muralla del Paseo de las Palmeras.
Otro de los encantos de Ceuta son sus  diversos miradores, que ofrecen una bella postal  de su bahía y puerto marítimo. En uno de los miradores está el Castillo-Museo del Desnarigado, que alberga una interesante colección de objetos militares.
Los baños árabes, así como las mezquitas de Muley el-Mehdi y de Sidi Embarek, son un claro ejemplo de su legado morisco.
Durante el paseo, podemos incluir una visita al Museo de Ceuta, al de la Legión y al Museo de los Regulares, los cuales son parte más importante de la oferta cultural de la ciudad.
Para pasar una jornada distendida, sólo basta con ir al Parque Marítimo del Mediterráneo, que se destaca por su bellos jardines, lagos artificiales y cascadas circunscriptas por palmeras.
Una excursión al Monte Hacho, nos permitirá contemplar estupendas vistas panorámicas del estrecho de Gibraltar y del Mar Mediterráneo.
En cuanto a sus playas, las más concurridas son la de la Ribera y la playa de el Chorrillo.

Imagen:

Wikipedia

Excursiones en Laspuña

El paisaje de los Pirineos ofrece sitios excepcionales dignos de conocer, como es el caso del pueblo aragonés de Laspuña, situado en la provincia de Huesca, el cual se presenta como el destino perfecto para disfrutar de la montaña a través de excursiones y numerosas actividades.
Así, en Laspuña es posible disfrutar de la arquitectura y cultura local, así como de su gastronomía, de las prácticas deportivas y las diversas actividades lúdicas que el incipiente turismo rural propone a los turistas.
Si deseamos apreciar la arquitectura de esta zona montañosa, vale la pena visitar la Ermita de San Andrés, uno de los principales ejemplos de arquitectura del románico aragonés. Al mismo tiempo, nos podemos acercar hasta el Monolito a los Nabateros del Sobrarbe y la Iglesia de la Virgen de los Dolores.
Al margen de tales monumentos, hay otros lugares de importante valor turístico en la zona. Un ejemplo de ello es el complejo de la Fuente Santa, ubicado en el término municipal de Laspuña y cercano al Pueyo de Araguás. El complejo se compone de una Ermita, la Fuente Santa, un palomar, una vivienda, y una gran extensión de terreno que mucho tiempo atrás era una huerta por demás fértil. Además de su interés turístico, a la Fuente Santa se le atribuyen orígenes milagrosos. Según la leyenda, San Victorián en una de sus peregrinaciones por la comarca hizo que la fuente comenzara a fluir. A partir de entonces, este lugar se convirtió en un centro de peregrinaciones.
Otro de los grandes atractivos de Laspuña es, por cierto, su gastronomía. La comida tradicional es a base de guisos y platos elaborados. Las chuletas de cordero a la brasa, es uno de los manjares que no podemos dejar de probar.

Imagen:

http://www.laspain.com/Huesca/Laspuna_Huesca1.jpg

Aventura y descanso en Sierra Nevada

Sierra Nevada representa un sitio ideal para vacacionar, sobre todo para los adeptos al esquí ya que permanece cubierta de nieve durante todo el año. Situada a alrededor de 30 kilómetros de la ciudad de Granada, sobresale por la flora tan característica, la cual merece ser admirada en todo su fulgor.
En esta bella estación de esquí es posible practicar diversas actividades, siempre y cuando la nieve se haya derretido. De ese modo, senderos muy bien señalizados nos invitan a dar una caminata, andar a caballo o bicicleta por estas montañas.
En la época estival una telesilla y una telecabina son habilitadas para el  transporte de bicicletas para todos aquellos que prefieran emprender la bajada pedaleando.
Otra actividad que se puede llevar a cabo consiste en escalar las montañas y recorrer sus cumbres admirando el paisaje imponente del lugar. Este tipo de excursiones, pueden ser realizadas con guías que organizan travesías de dos y hasta cuatro días de duración.
Practicar parapente es otra de las opciones disponibles que permiten gozar del aire puro y fresco de Sierra Nevada. Para ello, no es necesario ser experto ya que hay guías especializados que acompañan a quien desee en esta aventura, lo cual te permitirá apreciar el paisaje compuesto de mar y tierra que se erige bajo tus pies.
Por su parte, en las excursiones que son efectuadas por el bosque es posible practicar tiro con arco mientras se disfruta del entorno maravilloso.
Al mismo tiempo, en Sierra Nevada vale la pena participar del programa que lleva a cabo el Instituto de Astrofísica de Andalucía, el cual recibe el nombre de “Un paseo por el Cosmos” y “Sierra Nevada mirador de estrellas”. Es preciso señalar que tanto las fechas y las características de dicho programa, como su costo, deben ser consultados con la debida anticipación.
En el paraje “Suerte de Fuente Alba” se encuentra un museo etnográfico, que permite conocer todo acerca de la vida y costumbres de los antiguos pobladores del lugar.
Otras alternativas para distenderse en Sierra Nevada incluyen vuelo en globo, puentes tibetanos, esquí náutico y descenso de barrancos por el Río Verde, todas ellas muy demandadas por los miles de turistas y aventureros que eligen este sitio para vacacionar aún cuando no hay nieve.
Por supuesto que aquellos que solo desean descansar y pasar una estadía tranquila, también encuentran aquí su lugar.
De esta manera, Sierra Nevada se presenta como el destino ideal para vivir esa experiencia que tanto deseabas, rodeado de naturaleza y mucha aventura.

Fuente: Foto

Interesante excursión a Vielha

Viella o Vielha, capital del municipio de Vielha e Mijaran (en aranés) y  de la Comarca del Valle de Arán, ha sido desde tiempos inmemoriales, debido a su situación privilegiada, el punto de confluencia de las comunicaciones de la Val d’Aran en su totalidad. Incluso, sirve como punto de partida para arrojarse a conocer el resto del territorio.
Al mismo tiempo, Vielha constituye uno de los principales sitios de interés cultural de la Val d’Aran, con una actividad económica orientada en gran medida al turismo.
Debido a su localización montañosa, Viella es el sitio perfecto para poder realizar numerosas prácticas deportivas a lo largo de todo el año.
En la zona del centro urbano, Vielha dispone de una importante oferta de comercios y servicios, además de un abultado programa de actividades que pueden ser realizadas en su entorno, como turismo activo, excursiones en bicicleta de montaña, en coche o a caballo, senderismo rural y pesca. No hay que olvidarse del Palai de Gèu (Palacio de Hielo), un complejo lúdico deportivo que cuenta con piscinas climatizadas, pista de hielo, gimnasio y solárium, así como sauna y cafetería.
Para quienes visitan el pueblo durante el invierno, el esquí, conjuntamente con los deportes de nieve, posee una base perfecta dada la cercanía de las Estaciones de Esquí de Baqueira-Beret y La Bonaigua.
Inclusive, el montañismo, producto de su cercanía con el Parque Nacional de Aigües Tortes y Estany de Sant Maurici, es otra de las grandes actividades que se pueden emprender en el pueblo, ya sea en invierno como en verano.

Imagen: http://st-listas.20minutos.es/images/2011-06/290565/list_640px.jpg?1307010456

Bocairent, un municipio sin igual

Bocairent, es un municipio del sur de Valencia, que está ubicado a los pies de la Sierra de Mariola.            
Primero, podemos comenzar por dar un paseo por el casco antiguo, declarado conjunto histórico-artístico, que se caracteriza por el peculiar trazado de sus calles, empinadas y tranquilas, que guardan tesoros de singular belleza. Además, hay una ruta señalizada, que conduce por los extramuros del núcleo antiguo, permitiendo apreciar de cerca las casas que están asentadas en el borde del barranco.
En la parte norte del Barrio Medieval se encuentra la Cava de Sant Biai, que era utilizada para el almacenamiento de hielo y a la cual puede accederse mediante una galería subterránea excavada en la roca. Aquí, es posible apreciar 6 paneles ilustrativos que contienen la historia del hielo y la nieve desde sus inicios hasta la actualidad, además de un plano situacional de todos los neveros que existen en la zona.
Otro de los grandes atractivos de Bocairent es Covetes del Moros, un conjunto de cuevas artificiales, que poseen orificios en forma de ventana, ubicadas en mitad de una pared de roca vertical, próximas al núcleo urbano. El uso de estas cavidades ha dado lugar a distintas interpretaciones, pero lo que sí se sabe es que corresponderían a los siglos X-XI.
Continuando el periplo, podemos visitar la Plaza de Toros, considerada única en su tipo ya que se encuentra completamente excavada en la roca. Se trata de la más antigua de la Comunidad Valenciana y dispone de un aforo de 3.760 localidades.
De las construcciones religiosas se destacan el Monasterio Rupestre, un antiguo convento subterráneo de monjas de clausura, y la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, la cual ha sido levantada sobre el antiguo castillo árabe de Bekiren.
Para disfrutar de la naturaleza del lugar, qué mejor que acercarse al Parque Natural de la Sierra Mariola, que sobresale por su variedad de plantas aromáticas y medicinales. Es el sitio perfecto para  realizar excursiones a pie, a caballo o en bici, puesto que posee senderos señalizados que conducen al visitante por diversas ermitas, masías y cavas de nieve.

Imagen:

http://www.absolutespana.com

Navarra a puro deporte

La Comunidad de Navarra es ideal para descansar y hacer mucho ejercicio en pleno contacto con la naturaleza, pues brinda numerosas  propuestas para hacer al aire libre, sobre todo en primavera. Así, aquí puede realizarse desde descensos de barrancos en el valle del Roncal hasta senderismo o rutas en bicicleta.
Los amantes del turismo activo pueden optar por escalar o realizar descensos en algunas de las paredes rocosas de Navarra. Los más expertos, pueden dirigirse al cañón de Artazul, situado en pleno Parque Natural de Urbasa-Andía. Mientras que los menos experimentados pueden optar por visitar el  valle del Roncal.
El senderismo es la mejor alternativa para descubrir cada trazo de esta comarca. Por aquí, hay recorridos que van desde 10 kilómetros hasta 50, todos ellos señalados de acuerdo a su prolongación (verde-blanco, amarillo-blanco y rojo-blanco).
Para los fanátivos de la caza, ésta es otra opción que puede practicarse en las llanuras de la Zona Media y La Ribera. También, se puede ir a pescar truchas en el Pirineo.
Al mismo tiempo, podemos visitar Ulzama, Gorraiz o Zuasti, los principales clubes de golf de Navarra donde los aficionados pueden concurrir para mejorar su swing rodeados de un entorno majestuoso, pues cada campo cuenta con su propio paisaje, el cual se prolonga por los 18 hoyos.

Expedición al Valle del Navía

En la zona accidental del Principado de Asturias acapara nuestra atención el curso del río Navía, el cual integra un paisaje maravilloso de naturaleza desbordante. Valles, montañas, zonas boscosas y barrancos conforman el espacio perfecto para el turismo aventura, con múltiples propuestas de excursiones y actividades al aire libre.
También, como alternativa se pueden conocer los vestigios de antiguos asentamientos que se alzan en la margen izquierda del Navía.  Mientras que en sentido contrario podemos visitar el Aula de la naturaleza de Villalón.
Otros lugares donde es interesante realizar una parada son la Cova del Demo con sus pinturas rupestres, el castro del Chao San Martín y el museo etnográfico de Grandas.
Aquellos que viajen en familia, pueden combinar sin problema alguno las actividades con los niños, ya que hay un servicio de guardería activa en la que los pequeños llevan a cabo diversas actividades de acuerdo a su edad mientras los padres dan un paseo por la zona. 
La expedición al río Navía constituye una auténtica aventura, en la que recorreremos todo su cauce en diferentes etapas. Así, por ejemplo, lograremos descubrir el encanto natural del entorno durante los días de navegación en canoa, accediendo a rincones recónditos, a los que de otra manera no podríamos llegar. Lo que más llama la atención de este imponente paraje, son las estructuras naturales permanentes que se han formado por la conjunción de la piedra y la madera y que persisten con el paso del tiempo.
Cada actividad comporta el hallazgo de las costumbres ancestrales de la gente de la zona, con sus leyendas e historias que le dan un tinte especial a nuestro viaje.
Esta aventura nos llevará por los rincones de mayor belleza de la geografía asturiana, que incluyen pueblos de gran historia y un paisaje realmente conmovedor. Todo esto es amenizado por las delicias que pueden degustarse de sus fogones.
Durante la excursión no podemos resistirnos a recoger las Piedras de la Suerte (Quiastolitas), para lo cual debemos acercarnos hasta la Cueva del Demonio, en los alrededores del río Urubio. Es preciso señalar que estas piedras, eran usadas por los peregrinos del Camino de Santiago como una sierte de amuletos y elementos de veneración pagana para ahuyentar la tentación del diablo y el “mal francés”.
La estancia en este bello medio natural configura, con certeza, una grata experiencia para el viajero.

El excepcional entorno natural de Allepuz

Entre el Maestrazgo y las altas sierras de Gúdar, y próximo a la estación de esquí de Valdelinares, se encuentran el pueblo de Allepuz. Esta municipio se caracteriza por su terreno montañoso, con un relieve de imponentes mesetas y profundos valles.
Además de su bonito paisaje escarpado, sobresale un casco urbano con diversos edificios construidos en piedra que nos transportan a épocas medievales. La Casa Grande, también conocida como “el Palacio”, es uno de sus principales sitios de interés, al igual que el edificio del Ayuntamiento.
En el núcleo urbano encontramos además la Iglesia parroquial de la Purificación, un templo originario del siglo XVII, en cuyo interior descolla su maravilloso retablo del siglo XIX. A su vez, no hay que dejar de visitar la ermita de Santa Isabel así como las ruinas de la  Virgen de Loreto.
Al mismo tiempo, se pueden apreciar las ruinas del castillo que protegía el territorio, que estaba situado a 1474 metros de altitud.
Desde aquí, podemos allegarnos hasta el Parque Cultural del Maestrazgo,  lugar que invita a realizar un recorrido por un territorio con grandes atractivos.
El Avellanar de Allepuz, ubicado a tan solo un kilómetro del pueblo camino a Valdelinares, es otro sitio digno de destacar. Se trata de un espeso bosque natural de avellanos, que se encuentra emplazado en las faldas de una cornisa rocosa que desciende hasta el río Sollavientos.
Al momento de pensar en realizar excursiones, podemos optar por la ruta del Valle del río Sollavientos, que nos llevará bordeando los estrechos del río hasta llegar al Molino del Tormagal, una ladera repleta de avellanos por la cual el río salta por entre las rocas.
Otra ruta que podemos tomar es la de Caños de Gúdar, con la que atravesaremos diversos lugares como es el caso de la fuente y área recreativa del Molino, el barranco de la Umbría y el aparcamiento de los Caños de Gúdar.
En fin, es bueno saber que si visitamos Allepuz tendremos acceso a un entorno natural increíble, con parajes de excepcional belleza. Realmente, imperdible.

Imagen

www.minube.com