Viaje a Sant Fruitós de Bages

Sant Fruitós de Bages es un municipio que se encuentra en la comarca de Bages, en la margen derecha del río Llobregat. Tan solo 65 km. separan a esta acogedora ciudad de Barcelona, la capital provincial.
En este lugar es posible hallar escasos pero, a su vez, ricos atractivos, los cuales residen en su mayoría en el patrimonio monumental de la región. Así, es posible visitar sitios como la Torre de Guaita, una antigua torre de vigilancia que data de la época medieval, la cual se halla en la población y representa uno de los orígenes de la localidad. Continue reading

La belleza invaluable de Amurrio

El municipio de Amurrio, perteneciente  a la región Cantábrica, es un destino que combina  un rico patrimonio cultural con la belleza de sus gentes. En sus alrededores, es posible encontrar enclaves rurales con bosques de roble y frondosos pinares.
También conocido como “El crucero”, este municipio es el núcleo industrial de la zona. Dentro de su amplio patrimonio cultural, merece la pena visitar la iglesia parroquial gótica de Santa María, la cual data del siglo XII, o bien se puede dar un paseo por las torres Mariaca, Urrutia y Saerín, las cuales constituyen una elegante muestra de la arquitectura civil del lugar.  Continue reading

El entorno natural de Calpe

Al norte de la provincia de Alicante se sitúa la ciudad de Calpe,  una localidad que dispone de un clima mediterráneo, lo cual hace que las condiciones del tiempo sean envidiables durante todo el año, con inviernos cortos y veranos muy extensos con temperaturas más que agradables.
Calpe pertenece a la comarca de la Marina Alta, su paisaje está circunscripto por conjuntos de montañas, además de numerosas calas, playas y acantilados que se disponen a lo largo de la costa. Continue reading

Las virtudes de Zumaia

Zumaia es una encantadora localidad costera, ubicada en la provincia de Guipuzcoa, que se encuentra enmarcada por el  mar Cantábrico y la bahía en la que confluyen los ríos Urola y Narrondo.
Este sitio impacta, sobre todo, por los enclaves naturales que cobija. Tal es el caso de la Marisma de Santiago,  conformada por una extensa barrera de arena y limos de abundante vegetación.
Los acantilados de Algorri constituyen un paraje excepcional, con taludes rocosos que  llegan a alcanzar alturas de hasta 150 metros. Continue reading