Atzeneta

Atzeneta es una localidad de gran historia, situada a tan sólo 45 kilómetros de Castellón de la Plana, cuya población, que no alcanza los 1500 habitantes, se ocupa de mantener vivo su rico legado, cuidando sus iglesias. También, se han preocupado por ir rescatando diversos restos pertenecientes a sus antiguos pobladores, como es el caso de la cerámica ibérica, hallada en cercanías de la ermita de San Juan del Castell y las terrazas de Monleón.
Estas tierras guardan historias del Cid en su paso por estos lares, así como también de los Templarios, a quienes Pedro II el Católico les había prometido entregarles el Castillo de Culla y las Alquerías de Atzeneta cuando le arrebatara estas tierras a los moros.
Algunas de las pequeñas propiedades, denominadas mas, que pertenecieron a los antiguos pobladores fueron rehabilitadas y transformadas en un centro de turismo rural.
El mayor atractivo de esta localidad es el Ermitorio del Castell, una construcción levantada durante el siglo XVI, que es muy apreciada por locales y visitantes. También, puede visitarse el ayuntamiento, la ermita de San Roque, el Ermitorio de Loreto y la ermita de San Gregorio.
Por su parte, la iglesia parroquial, de estilo renacentista, data del XVII y sobresale por su bello retablo barroco, entre otros tesoros.
Además, su clima privilegiado y sus extensos bosques de roble y encina, hacen de este lugar un buen destino para visitar.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/4820769.jpg

Fuentesaúco

Si hay algo que caracteriza a Fuentesaúco, una Villa de la provincia de Zamora, son sus fiestas patronales de Visitación, que se realizan durante la primera semana de julio y que tienen como protagonista al toro con sus populares espantes. Aunque también vale destacar la semana santa que se desarrolla en este lugar, conocido por ser muy tranquilo.

La Iglesia Parroquial de Santa María del Castillo es uno de los principales atractivos, ya que ha sido declarada Monumento Nacional. Si bien no se conoce con certeza su origen, se cree que data del siglo XIII aunque de esa época no quedan testimonios arqueológicos. El actual edificio posee en la sacristía bonitas bóvedas en la sacristía. De todos modos, desde hace más de veinte años que permanece cerrada al culto.

Otro ejemplo de la arquitectura religiosa local es la Iglesia de San Juan Bautista, un templo fundado en 1491 en el que actualmente se conservan tres tallas, obra del escultor Juan de Montejo.

El antiguo Oratorio de las MM. Clarisas, está ubicado contiguo a la Plaza Mayor. En su altar mayor presenta diversas pinturas de la escuela salmantina.

La Ermita de la Virgen de la Antigua, localizada en las afueras de la villa, fue reconstruida en el siglo XIX y ampliada a mediados del siglo siguiente. En su interior, posee una maravillosa talla en piedra policromada de la Virgen de la Antigua, además de otras piezas de gran interés.

Otros sitios que merecen ser visitados son el Teatro Municipal y el Juzgado.

Imagen:

http://www.aquagest.es/IMG/fuentesauco_r.jpg

Lugares para visitar en Soto en Cameros

Junto al río Leza, en La Rioja, se halla el ayuntamiento de Soto en Cameros, que está conformado por cuatro núcleos de población: Soto, el más importante de todos, Treguajantes, Luezas y Trevijano.

Se trata de un típico pueblo de montaña, tal como lo demuestra la disposición de las casas orientadas al sol. Hay dos partes bien diferenciadas dentro del pueblo, a saber: una más antigua, situada en la cima de una colina, y otra más moderna, que se alza a ambos lados de la carretera. Ambas partes si bien se encuentran separadas por las aguas el río Leza, están conectadas por un puente de piedra.

La parte antigua es la que simboliza el núcleo poblacional originario, en cuyo centro se hallaban Plaza del Moralejo y la Fuente de los Caños. En tanto que en la parte más moderna es posible apreciar un entorno completamente diferente, con edificios que se disponen en línea a lo largo del camino, como los del  Ayuntamiento y el Casino, sede de la Sociedad de Fomento.

El acceso al núcleo urbano se realiza por un puente en desnivel, de líneas clásicas, que fue construido en el siglo XVI, y cuyas dimensiones dan cuenta de la relevancia que tuvo en el pasado el acceso a la villa.

En la plaza principal se halla el edificio de las escuelas, sede del Ayuntamiento, datado en el siglo XIX. El conjunto de la plaza se completa con un frontón; el Casino y una fuente. En la parte posterior de las escuelas se ubica el palacio del marqués de Vallejo, con sobresale por sus atractivos escudos.

La arquitectura popular puede apreciarse dando un paseo por las calles del núcleo urbano, la mayoría de las cuales están construidas en piedra, madera, ladrillo y adobe, con estructuras que se adaptan a las pendientes.

Otro de los atractivos del lugar es la iglesia de San Esteban Protomártir, templo que preside el pueblo y que sobresale por su campanario. El retablo mayor, es uno de sus mayores tesoros.

Por otro lado, en lo alto del cerro en el que se asienta la población está la ermita de Nuestra Señora del Cortijo, lugar que está ligado a diversas tradiciones relacionadas con el origen del pueblo. Se trata de una construcción barroca, que fue sometida a numerosas fases constructivas desde la época medieval hasta el siglo XIX.

También, se puede apSrovechar para visitar otras ermitas como las de San Antón o San Babilés, que se hallan en ruinas.

Debido a las características de su relieve, propias de un pueblo de sierra, es un sitio perfecto para practicar senderismo y actividades de montaña por sus numerosos barrancos y cuencas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/cd/Soto_en_Cameros1.jpg/800px-Soto_en_Cameros1.jpg

Principales monumentos de Monóvar

Monóvar es un municipio de la Comunidad Valenciana, cuyo casco urbano está erigido sobre una colina en la cual se hallan el castillo y la ermita de Santa Bárbara, por lo que  la zona antigua se encuentra configurada por angostas calles inclinadas.

El Teatro Principal de Monóvar, inaugurado en 1858, es un edificio que tras su reinaguración en 2002 fue completamente rehabilitado, en el cual se celebran los más importantes eventos culturales de la ciudad.

La iglesia de San Juan Bautista, de estilo barroco, es un templo del siglo XVIII con planta de cruz latina que sobresale especialmente por su portada. Posee dos torres, una de ella aún sin terminar.

Otro de los monumentos religiosos es la Iglesia del ex Convento de Capuchinos, una construcción datada en 1729 que fue utilizada como seminario. En 1835, el convento cayó en estado de abandono. En la actualidad, tan solo sigue en pie la iglesia conventual de Nuestra Señora del Pilar, que posee el escudo del duque de Híjar y un atractivo decorado interior.

La Torre del Reloj, situada sobre un montículo, domina la ciudad junto con el Castillo y Santa Bárbara. Fue construida en el año 1734 con el propósito de alojar el reloj y las campanas del municipio.

El Ayuntamiento es un edificio de estilo académico que fue comenzado a construir en 1845. En este lugar, se hallaba la cárcel y la Sala de Concejo, dando nombre a la plaza donde se alza. Posee planta cuadrada y consta de tres niveles.

El Castillo de Monóvar, perteneciente a la época Almohade. Por su uibicación, presidía la red de fortificaciones que delimitaban el río Vinalopó. Del conjunto sobresale la torre cuadrangular, que se adapta al relieve del cerro.

La Ermita de Santa Bárbara, declarada Monumento Histórico-Artístico, es un templo del siglo XVIII que se alza sobre una de las dos colinas que dominan Monóvar. Desde su balcón es posible contemplar estupendas vistas panorámicas, que incluyen el valle del Vinalopó y el cerro del Cid.

La Casa-Museo Azorín es el lugar ideal para conocer vida y obra del reconocido escritor español, José Martínez Ruiz. Se trata de una vivienda del siglo XIX, en donde se desarrollan interesantes actividades culturales y que destaca por su biblioteca, la cual contiene aproximadamente 17.500 libros.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/9e/Monovar.Ermita_de_Santa_B%C3%A1rbara.jpg

Corral de Almaguer

Corral de Almaguer es una localidad situada al este de la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, que sobresale ampliamente por su belleza monumental.

Una de sus principales construcciones es la Iglesia Parroquial que está ubicada en la plaza Mayor. Se trata de un edificio de estilo gótico, que terminó de construirse en 1515 y que posee tres naves y un crucero. La capilla de los Collados, de planta cuadrada, dispone de bóveda de crucería y arco de medio punto.  Mientras que la capilla de los Gascos contiene dos estatuas orantes de mármol, y la Capilla de los Ayón y Briceños posee un acceso de arco de piedra en silleria.

La Ermita de Ntra. Sra. De la Muela, por su parte, erigida en el siglo XVII, posee dimensiones semejantes a las de  un antiguo monasterio. De estilo renacentista, alberga la figura de la patrona del pueblo durante ocho meses, la cual ha sido mutilada a mano de los musulmanes, durante el califato de Córdoba, y hallada luego debajo de una muela de piedra, de ahí su nombre.

La Ermita de San Sebastián, a la que popularmente se la conoce como ermita de San Antón, es una construcción del siglo XVII que se halla localizada en lo que en su momento fueron los arrabales del pueblo. Aún hoy se celebran misas en ella.

De la arquitectura tradicional se destaca la Casa de los Collados, de estilo gótico, mudéjar y renacentista. Esta vivienda posee dos fachadas y su estructura se dispone en torno a un patio rectangular. La totalidad de las dependencias del techumbre cuentan con forjados de madera que están decorados con pinturas de diversos estilos.

La Casa Chacón es un edificio estilo renacentista que consta de dos cuerpos. Sus ventanas poseen atractivas rejas, en las que sobresale el escudo de la familia de los Briceños.

La  Casa de la Encomienda, de origen judío destaca por las decoraciones de las puertas de los salones principales. Hasta entrado el siglo XIX perteneció a  la Orden de Santiago.

La Casa Maldonado y Medrano, conocida también como casa de postas, fue un edificio del Estado que era utilizado como parador por los Reyes. De claro estilo neoclásico, se encuentra situado en la plaza mayor, formando junto con la iglesia parroquial y la casa Higueras un interesante conjunto arquitectónico.

 Imagen:

http://www.diputoledo.es/munitur/fotos_historia/054.jpg

La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg

El encanto de la pequeña villa de Cedrillas

Cedrillas es una localidad muy pequeña de la provincia de Teruel, que está ubicada entre las sierras de Gúdar, Camarena y el Pobo.
Uno de sus mayores atractivos es el Castillo que, al igual que la localidad, se alza sobre un cabezo de leves pendientes que cubre los restos de un poblado ibero-romano situado allí antes.
Para disfrutar de la arquitectura del lugar, vale la pena realizar un recorrido por la Iglesia del Salvador, una construcción de estilo gótico-renacentista que se emplaza en la Plaza la Constitución,  la Ermita del Loreto, de dos siglos de antigüedad, y la Ermita de Santa Quiteria, la más antigua de la localidad.
Entre sus monumentos, es posible destacar El Santo, que posee una fuente adosada en cuyo interior se puede apreciar el escudo de la villa en piedra, datado en 1569, y el Partenón, un edificio por demás representativo y singular de Cedrillas.
En su entorno natural sobresale el Yacimiento Ibérico La Talayuela, que data de la Edad de Bronce y que se sitúa sobre restos de muros de piedra, cenizas y adobes.
Uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza es el Merendero del Pinar, por demás bello y acogedor. Desde aquí, se puede emprender la ruta que lleva al nacimiento del río Mijares, un sitio repleto de líquenes, remansos de aguas cristalinas y  pequeñas cascadas, un verdadero espectáculo de la naturaleza.
Por otra parte, en el término municipal de Cedrillas es posible encontrar numerosas masadas centenarias, las cuales se hallan rodeadas de campos de cereal, huertos y zonas de regadío.
También, desde Cedrillas podemos acceder a El Chaparral, una amplia meseta de pinar albar, negral y carrasco, perfecta para la recolección de hongos y setas típicos de esta zona.
Para la práctica de deportes, podemos optar por dirigirnos hacia las Estaciones de Esquí de Valdelinares y de Javalambre, situadas en las proximidades de Cedrillas, ideales para realizar todo tipo de actividades en cualquier época del año.

Imagen:

http://noticiasdecastillos.blogspot.com/2010/07/el-torreon-del-castillo-de-cedrillas.html

Añora

Añora es una villa de la provincia de Córdoba, que si bien no cuenta con una gran cantidad de monumentos es poseedora de ciertos atractivos que bien valen la pena descubrir.

Su principal monumento religioso es la iglesia parroquial de San Sebastian, una construcción que consta de tres naves, separadas por arquerías ligeramente apuntadas, que data de mediados del siglo XVI. La estructura del templo es más bien sencilla. Sus muros encalados sólo llaman la atención  por su arco apuntado.

Otro de los sitios recomendados es la ermita de San Pedro, una edificación que fue construida a principios del siglo XVI. Su arquitectura está caracterizada por una amplia nave que dispone de arcos transversales, los cuales sostienen la techumbre de madera a dos aguas. Este tipo de estructura es un claro ejemplo de las construcciones tradicionales que proliferan en la Sierra. El exterior de la iglesia se destaca por su pequeña portada de granito.

Continuando el recorrido por los monumentos religiosos de la villa encontramos la ermita de la Virgen de la Peña, de claro estilo barroco, que fue reedificada cuando promediaba el siglo XVIII. Posee una sola nave con cabecera con cúpula.

Al otro lado de la parroquia se encuentra la plaza del ayuntamiento. Este edificio, de fachada antigua, está coronado por un reloj centenario, que marca el devenir del pueblo.

Ciertamente, Añora no cuenta con una importante arquitectura civil, pero pueden observarse algunas casas que, más que por su estructura, destacan por su antigüedad. Así, paseando por sus calles, pueden apreciarse las fachadas de piedra, de estilo muy sencillo. De todas, la que merece una mención especial es la casa de las Velardas, datada en el siglo XVIII. Esta es la casa más tradicional de Añora, con muros blanqueados y rojizos tejados.

Imagen:

http://www.noriegos.com/catalogonoriegos/torreiglesia.jpg

La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg