La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg

Mijas, bella por donde se la mire

Mijas, es un municipio que está situado en plena Costa del Sol Occidental y que se caracteriza por su entorno de lomas, cerros y ondulaciones. Está dividido en tres núcleos urbanos: Mijas Pueblo, en la sierra, Las Lagunas, en Mijas Costa, y La Cala, núcleo costero donde se extienden sus 12 km. de playa.
Podemos empezar por visitar la Ermita Virgen de la Peña, donde se venera la imagen de la patrona de Mijas. Su particularidad reside en que se halla  excavada en una roca, contigua al mirador de El Compás.
En la falda de la sierra, se localiza la Ermita del Calvario, la cual fue construida  en 1710 y que en el pasado era utilizada por los monjes Carmelitas como retiro espiritual. Si bien la ermita abre sus puertas únicamente los viernes de Cuaresma, vale la pena subir para apreciar las sensacionales vistas que ofrece de la  costa y del mediterráneo.
El Museo de Miniaturas “Carromato de Max”, que exhibe obras de más de 50 países, constituye uno de los museos más curiosos del mundo. Este lugar puede ser considerado de visita obligada por el carácter de sus muestras.
Para aquél que quiera conocer más sobre el pasado del municipio, puede visitar la Casa Museo, un sitio de carácter etnográfico que da cuenta de los antiguos oficios y tradiciones de la villa. Aquí, además de realizar sendas exposiciones de arte, se recrean dos molinos de aceite, una bodega de vino y una casa tradicional.
Otros atractivos de gran interés son la Plaza de Toros, que llama la atención por su forma ovalada; así como la muralla, que presenta los restos de la antigua fortaleza donde se emplazaba la villa; los jardines, que fueron diseñados para que esté cubierto de flores durante todo el año; y el mirador, uno de los más impactantes de la costa.
Párrafo aparte merecen las Cuevas de la Antigua Fragua, que representan una fiel muestra de la arquitectura natural de Mijas. Por la orografía del terreno, muchas casas utilizaban estos espacios como cuadras con el fin de guardar los animales o incluso como alacena, debido a que mantienen la misma temperatura a lo largo de todo el año.
La Serranía de Mijas, constituye un lugar ideal para contemplar bellas vistas panorámicas y disfrutar de un tranquilo paseo por su entorno natural. Hay diversas  rutas de senderos, que permiten apreciar de cerca la morfología de la serranía, que se caracteriza por sus pronunciadas cañadas y atractivas cuevas.
En sus 12 km. de costa, Mijas posee estupendas playas, como Faro Calaburras, el Charcón, la Butiplaya y Calahonda, por mencionar sólo algunas.
Junto al paseo marítimo, se halla el Centro de Interpretación de las Torres Vigías, más conocida como Torreón, una bonita torre almenara que, en sus orígenes, poseía un carácter defensivo.
Por otro lado, gracias al buen clima de Mijas, se pueden practicar  infinidad de actividades deportivas al aire libre, como parapente, ala delta, senderismo, golf, submarinismo y deportes de montaña.
De más está decir que si visitamos Mijas no podremos resistirnos a subirnos a los Burros-Taxis, uno de sus principales atractivos turísticos, para dar una vuelta o, simplemente, para fotografiarnos.

Imagen:

http://www.destinoespana.com/

Recuerdos de Abla

Abla es una localidad de la Comunidad de Andalucía, situada entre Granada y Almería, dentro de cuyo territorio  incluye al núcleo poblacional Las Adelfas.
Ya desde la prehistoria, específicamente durante el periodo de los Millares, Abla disponía de diversos asentamientos. Luego, en el s. III a. C., fueron asentándose los íberos en el Castillo de Abla. También los romanos se sintieron atraídos por el encanto de este lugar, lo cual queda demostrado en un mausoleo romano que fue erigido para darle sepultura a un personaje relevante de la época. Dicho mausoleo, fue utilizado para fines diversos, pero lo que lo hizo perdurar hasta hoy es la Ermita a San Sebastián que allí funciona, aunque se encuentra en muy mal estado de conservación. También, resultan de interés para el visitante el Pedestal de Aviliano, ubicado en la plaza de San Antón, y la Ermita que lleva el mismo nombre, datada en el s. XVII.
Tras la reconquista a mano de los cristianos, el pueblo creció considerablemente. Así, por ejemplo, en 1629 fue construida la Ermita de los Santos Mártires, en homenaje a los patronos del municipio, Apolo, Isacio y Crotalo. Esta Ermita ha ido objeto de numerosas reformas.
Por su parte, la Iglesia Parroquial de Abla, separada del ayuntamiento por una calle estrecha, es casi una de las visitas obligadas, al igual que su plaza mayor, considerada una de las más bonitas de Almería.
Del pasado árabe, se conservan algunos restos de una alcazaba, situados en la parte más alta del pueblo. De ella, sólo quedan en pie algunos cimientos, parte de sus muros y un aljibe. Desde aquí, puede contemplarse el barrio del Castillo, que se caracteriza por su interesante arquitectura tradicional.
Aquellos que quieran llevarse un recuerdo de su visita a estas tierras, pueden comprar alguna jarapa en los talleres artesanos de Abla.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/6814692.jpg

Visita Abanto

Abanto es una localidad de la provincia de Zaragoza, en Aragón, que le depara al visitante un atractivo itinerario para realizar.

No muy lejos de su término municipal se halla la laguna de Gallocanta, que con sus 1400 hectáreas de superficie es la de mayor extensión de España. Esta laguna natural, que se halla ubicada a unos 1.000 m. de altura, atrae a ornitólogos provenientes de todas partes de Europa dada a la gran variedad de aves acuáticas que allí se concentran.

De paseo por el pueblo, una buena opción es visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un templo del siglo XVIII, de portada barroca y planta rectangular, que contiene numerosas imágenes escultóricas.

A unos mil quinientos metros antes de la entrada a Abanto, se sitúa la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián que, si bien se desconoce la fecha de su construcción, conserva muy bien su estructura.

Otra de las ermitas que encontramos por aquí es la Ermita de San Sebastián, que está ubicada en dirección al Pantano sobre una pequeña elevación. Del templo, destaca la imagen de San Esteban del altar mayor. A pesar que no posee grandes dimensiones, este lugar no puede dejar de ser visitado por quienes gustan de los monumentos antiguos y de lineas rústicas.

De su paraje natural, no podemos dejar de mencionar al embalse o laguna de Las Fuentes, nutrida por manantiales de importante caudal que brotan por debajo de una gran roca así como de las fuentes situadas un tanto más arriba.

El Pantano de Abanto, suele servir como marco ideal para la pesca o el baño. Este lugar dispone de un merendero, donde es posible saborear diferentes comidas. En fin, se trata de un paraje que resulta ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, sobre todo durante los meses de calor.

Otro de los sitios que merecen ser visitados es la muralla de Abanto, situada en uno de los lados de un cerro de calizas. Esta monumental estructura llama la atención de los visitantes por sus sillares de más de dos toneladas.

También, caben destacar otros lugares como el Molino de Abanto, la Fuente del Hostal y las Salinas.

Imagen:

http://agenda21abanto.dpz.es/gestion/archivos/adjuntos/panoramica.jpg

Pina de Montalgrao

Pina de Montalgrao es una localidad de Castellón,  ubicada al norte de la Comunidad Valenciana, más precisamente en la Comarca del Alto Palancia.
Aquí, se encuentra la Iglesia Parroquial de San Salvador, que está emplazada  en las cercanías del cerro del castillo. Sobresale por su recinto amurallado y almenado, el cual ha sido fabricado en sillarejo y mampostería. Parte de los materiales provienen del antiguo Castillo, del cual sólo pueden apreciarse algunos restos.
También, vale la pena recorrer las ermitas locales, entre las que se encuentran la Ermita de la Virgen de Vallada, que se halla en completo estado de abandono, la Ermita de la Virgen de Gracia, situada a 1 Km. de Pina, en la “Hoya de las Viñas“; y la Ermita de Santa Bárbara, ubicada a a 1405 m de altitud , en la cima del Pico Pina, desde la cual puede observarse  una fantástica panorámica de las tierras de Valencia, Castellón y Teruel.
La Plaza del Ayuntamiento, por su parte, está presidida por una encantadora fuente, que es una replica de otra anterior. Es sede de la Casa Consistorial, una construcción porticada al estilo aragonés que data del siglo XVII. Incluso, aquí encontramos el acceso al Museo Etnológico de Pina de Montalgrao.
Uno de los edificios más emblemáticos de la localidad es el Horno Moruno, el cual se sitúa al pie del campanario. En su interior, alberga una muestra fotográfica acerca de las costumbres de Pina, que integra el Museo Etnográfico de Pina.
La Sierra de la Espina, es la zona que más representa a la comarca. Se trata de alineaciones de pliegues paralelos que se agrupan en dos conjuntos: uno oriental y otro occidental. 
Por otro lado, la Fuente de San Salvador, la Fuente de Monteagudo y la Fuente Vieja son otros de los sitios de interés, donde es posible pasar un día agradable y sumamente tranquilo.
En las faldas del pico Cerdaña se erige la Cueva de Cerdaña, la cual se encuentra rodeada de imponentes montañas atiborradas de pinos y carrascas. Muy popular por su condición de Cueva¬ Santuario en Época Ibérica, constituye la visita obligada para los adeptos al senderismo y la espeleología, puesto que posee numerosas galerías, cuyo interior está decorado por estalagmitas y estalactitas.

Imagen:

http://farm5.static.flickr.com/4052/4334243211_2ca051e566.jpg

Lugares para visitar en Matute

Matute es un municipio de La Rioja, que pertenece a la subcomarca del Alto Najerilla.

 Entre sus principales edificios religiosos se halla la Iglesia de San Miguel, un templo totalmente en ruinas que se ubica en la parte alta del pueblo. De la construcción sólo se conservan el ábside semicircular, parte de los muros y la portada.

A su vez, puede visitarse la Iglesia Parroquial de San Román, templo de dos naves que fue erigido a fines del S. XV.

Es interesante realizar un recorrido por las ermitas del pueblo, entre las que se encuentran la Ermita de la Concepción, una construcción barroca del S. XVII; y la Ermita de San Quirico, situada en la cima del monte San Quiles.

También es de destacar la Casona-palacio, que es popularmente conocida como “de Villegas”, a pesar de que se construyó varios años después del fallecimiento del poeta.

Por otro lado, merece la pena dar un paseo por la Calle de los Marqueses, la cual se halla surcada por numerosos edificios de piedra noble que exhiben en sus fachadas sus respectivos escudos.

Además de un interesante patrimonio histórico-artístico, Matute le ofrece al visitante diversas posibilidades para practicar senderismo, bicicleta de montaña o, simplemente, pasear. Gracias a ello, es posible conocer de cerca todo su entorno geológico-histórico, así como sus bellos paisajes que logran cautivar a todo aquel que los contemple. Por esta zona se extiende la ruta regional del GR 93, que comunica San Millán con Anguiano. Aunque lo más interesante de todo son, sin dudas, las numerosas Rutas locales que pueden emprenderse para apreciar en detalle cada uno de los rincones de Matute.

Imagen:

http://www.aytomatute.org/typo3temp/pics/7431abfddd.jpg

Los mejores lugares para visitar en Fuente Obejuna

Fuente Obejuna, es un municipio de Córdoba que dispone de pequeños núcleos de población, donde aún puede apreciarse el estilo arquitectónico tradicional que persiste junto a una enorme belleza paisajista.

En el punto más alto de la villa está la Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Castillo, la cual ha sido reconstruida sobre las ruinas del castillo del Comendador Mayor de la Orden de Calatrava, Don Fernán Gómez de Guzmán. En las portadas, bóvedas y pilares de las capillas pueden apreciarse maravillosas pinturas murales, las cuales son una estupenda muestra del arte cordobés. En su Museo Parroquial, se exhiben piezas de gran interés.

El Convento de los Padres Franciscanos, fundado en 1905, es otro de los atractivos del lugar. La iglesia, de una sola nave, posee en la parte principal el camarín de Ntra. Sra. De la Esperanza, de gran encanto. Del conjunto arquitectónico, se destaca visiblemente el Retablo Mayor, realizado en madera tallada y policromada.

Por su parte, la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno, considerada la más antigua del municipio, es una pequeña iglesia que representa un claro ejemplo del arte mudéjar. Fue construida sobre los restos de una antigua construcción islámica.

También, pueden visitarse la Ermita de la Caridad, iglesia de una sola nave, parte de la cual se halla en franco deterioro; y la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, catalogada como uno de los monumentos más antiguos de la población.

Del patrimonio civil de Fuente Obejuna se destaca la Casa Cardona, un palacete de estilo modernista que fue construido entre los años 1905 y 1908. Se trata de un edificio de planta cuadrada, cuyo cuerpo principal consta de tres plantas. Las estancias están dispuestas a un patio interior, que es la parte que más sobresale de todo el conjunto.

Imagen:

http://www.fuenteovejuna.org/fotosweb/fotos/Fuente-Obejuna-Vista-Aerea2.jpg

Peregrinación por Orihuela del Tremedal

Orihuela del Tremedal es un pintoresco municipio que, por su privilegiada situación geográfica, es dueño de un protagonismo histórico especial ya que es el eje principal del nudo de comunicaciones que se sucede entre Castilla y Aragón, en los límites mismos de las provincias de Guadalajara y Teruel.
En sus alrededores, es posible encontrar una serie de lugares que son dignos de ser visitados, sobre todo el Santuario del Tremedal, en cuyo interior alberga la imagen románica de la Virgen con el Niño, lo que la convierte en centro de peregrinación de la Sierra de Albarracín y comarcas aledañas. Contiguo al santuario, es posible apreciar el pozo aljibe y nevera, además de divisar desde el cerro una estupenda panorámica.
En las afueras del núcleo poblacional, encontramos las Ermitas de Santa Bárbara y del Torrejón, esta última se distingue por su cabecera hexagonal provista de techumbre tallada de madera.
Durante nuestra peregrinación por Orihuela del Tremedal, no podemos dejar de visitar  a la Iglesia de San Millán, una construcción bastante particular, por cierto, ya que llama poderosamente la atención por el marcado contraste que puede observarse entre  su exterior, de aspecto casi militar, y su pulcro interior, en el que se combinan a la perfección absolutamente todos los derroches del barroco. El púlpito, además del altar mayor y el órgano, son sus principales tesoros.

Imagen:

http://estaticos.todopueblos.com/13977ORIHUELA-DEL-TREMEDAL-(1).jpg

Puertomingalvo, ciudad amurallada

Puertomingalvo, balcón del Maestrazgo al Mediterráneo, es una pequeña localidad amurallada que está situada en los confines de Aragón, en pleno Parque Cultural del Maestrazgo.
La población, que conserva un estilo noble y rural, dispone de edificaciones de dos o tres alturas, de carácter por demás popular. A lo largo de todo el casco histórico es posible apreciar atractivos portales, aleros de madera y detalles ornamentales, lo cual le ha valido su declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico Artístico, allá por el año 1982.
Si deseamos apreciar una de las principales muestras del gótico civil, pues entonces debemos visitar el Ayuntamiento, una construcción del siglo XIV, que representa la verdadera joya del municipio. La estructura es de piedra de sillería en su totalidad, y cuenta con ventanas geminadas de una sola pieza, conservando por completo  su estructura de concejo medieval.
El Hospicio Poma o Fundación St. María de Gracia, cuya fundación data de la primera mitad del siglo XV, es una institución de Aragón de gran historia, que merece ser conocida.
Otro de los grandes atractivos del lugar es el Castillo, una fortaleza del siglo XII que es todo un ejemplo de la arquitectura militar, pues fue construido con fines estratégicos y defensivos. Está ubicado en la parte alta del espolón de roca calcárea en el cual está asentada la villa.
Los barrancos, así como las simas y cuevas, sendas y caminos, dan la posibilidad de practicar actividades y deportes al aire libre como por ejemplo descenso de barrancos, senderismo, equitación, escalada y espeleología.
También, vale la pena darse una vuelta por las ermitas del pueblo, como es el caso de la Ermita de San Bernabé, localizada en un enclave de verdes prados, y la de Santa Bárbara, situada en las afueras y desde donde se puede observar la bella postal que entrega el mar Mediterráneo en los días claros.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Puertomingalvo_Teruel4.jpg

Ideas de excursiones en Castigaleu

Castigaleu es un municipio aragonés, situado más precisamente en la provincia de Huesca. En este lugar, el turista puede disfrutar visitando los valles del Pirineo, realizar la ruta del románico, o practicar deportes náuticos en alguno de los tantos ríos.

Dada la orografía del terreno, Castigaleu es ideal para realizar paseos y organizar excursiones, ya sea a pie como en vehículo. Uno de los sitios más visitados es el tozal de San Isidro, ubicado a unos 3 Kms. del pueblo, en donde es posible contemplar una panorámica sensacional.

También, se puede hacer un recorrido por las distintas ermitas, como es el caso de San Andrés, San José y San Pedro Mártir. Incluso, otra opción es allegarse hasta alguna de las diversas aldeas que hay en los alrededores, algunas de ellas actualmente deshabitadas, que también ofrecen panorámicas de una belleza incomparable.

El Santuario de Torreciudad, situado próximo al pantano de El Grado, en Secantilla, es otro lugar que merece ser visitado. Su nombre deviene de una antigua torre vigía, de origen árabe, cuyas ruinas reposan a pocos metros de la antigua ermita.

El monasterio de Obarra, ubicado en el valle del Isábena, se comenzó a construir en el siglo X, a mano de los propios monjes, una época en la que lució su máximo esplendor, aunque luego cayó en decadencia. Cuando promediaba el XVI, fue levantado un palacio anexo. Pero finalmente el monasterio en 1835 cerró sus puertas.

Otra alternativa es hacer una excursión hasta el templo budista de Panillo, Dag Shang Kagyu, en el municipio de Graus. Esta comunidad budista fue fundada en 1984 y, al año siguiente, se estableció  como centro de estudio del budismo.

Imagen:

carlosbravosuarez.blogspot.com