Descanso en El Rompido

La playa de El Rompido, perteneciente al municipio de Cartaya, en sus orígenes fue un pueblo de pescadores, pero con el tiempo logró convertirse en el espacio ideal para el turismo familiar. En un principio, no disponía de importantes urbanizaciones, hecho que motivó a los veraneantes acercarse hasta aquí por lo maravilloso de su playa, que se sitúa en una zona protegida, como lo es la Reserva Natural Marismas del río Piedras y Flecha de El Rompido.
La Flecha, de 12 kilómetros de extensión, es una lengua de arena única en su tipo en España, que se alza frente a la franja litoral y que crece por año alrededor de 40 metros. De gran valor geomorfológico, se formó por la acción del viento y las olas por espacio de dos siglos con sedimentos aluviales.
En dicha franja se propició la formación de una encantadora playa virgen, a la cual puede accederse en barca, tomando como punto de partida a Nuevo Portil. Este paraje, es poseedor de una magnífica diversidad de ejemplares tanto animales como vegetales. Además, aquí se halla Nueva Umbría, una playa nudista.
El paisaje de las playas pareciera no haber cambiado con el paso del tiempo, puesto que aún conservan su ambiente familiar y costumbrista, a pesar de que se construyeron algunos complejos hoteleros de primer nivel.
Entre sus principales lugares de interés se destacan el Castillo de San Miguel,  Aquopolis Cartaya y el Kartódromo Cartaya.

 Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/playa-el-rompido1.jpg