Cuzcurrita de Río Tirón

Cuzcurrita de Río Tirón es un municipio de la comunidad de La Rioja, cuyo territorio es atravesado por las aguas del río Tirón.

De paseo por este bello pueblo, podemos comenzar visitando la Iglesia Parroquial de San Miguel, que se alza junto al río y que compone junto con bellísimas casonas barrocas el conjunto arquitectónico de la Plaza Mayor. Se trata de un edificio dieciochesco, que sobresale por su singular fachada. Además del crucero y sus retablos, el templo se destaca por albergar en su interior numerosos elementos neoclásicos, así como importantes ejemplos de orfebrería y pintura.

Mención especial merece El Castillo, un interesante recinto fortificado que se erige a orillas del río Tirón. Dicha fortaleza fue construida siguiendo los lineamientos clásicos de los castillos señoriales de la Rioja Alta, posee una muralla cuadrada y un torreón central.

Otro de los símbolos de este lugar es el Puente de Piedra, datado en el siglo XV, que conserva ciertas características de su estructura original a pesar de que debió ser sometido a diversas obras de reedificación.

El Rollo, popularmente conocido como El Bolo, es todo un referente del municipio. Este monumento, coformado por cinco tambores de piedra y un cono de coronación, el tambor inferior, supera los tres metros de altura.

De su arquitectura popular vale la pena mencionar a El Fielato, un pequeño edificio que está ubicado en la entrada de la Villa, donde antiguamente se efectuaba el cobro de los derechos de consumo de las mercancías que ingresaban al municipio para su distribución.

La Caseta Bonita, es otro de los atractivos de este destino. Se trata de una construcción rústica de piedra que, por más de un siglo, cobijó a los agricultores durante los calurosos días de la trilla.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c8/Cuzcurrita_de_rio_tiron.jpg/800px-Cuzcurrita_de_rio_tiron.jpg

Finestrat, un destino con mucho encanto

Finestrat es un municipio de la provincia de Alicante, en cuyo término municipal se alza la popular montaña del “Puig Campana”, de unos 1.410 metros de altitud. Es considerado uno de los lugares de mayor encanto de la Costa Blanca, por lo que no podemos dejar de visitarlo.
En su casco histórico aún puede observarse casas, que poseen el Puig Campana de fondo, que respetan la estructura tradicional. Tales construcciones se encuentran literalmente colgadas en el cerro donde se sitúa el núcleo urbano de la población, lo que le confiere una impronta muy particular a todo el casco histórico.
En nuestro paso por la villa, podemos visitar la Iglesia de San Bartolomé, un templo de estilo barroco de fachada sencilla.
Continuando con el paseo, llegamos al Castillo, el cual está ubicado en la parte más alta de la población. Se trata de una fortificación cuya construcción data de la época almohade. Dentro del mismo recinto, se halla la Ermita del Santísimo Cristo del Remedio.
Próximo al núcleo urbano de Finestrat se alza la Torre, construida hacia el siglo XII y que fue declarada Bien de Interés Cultural.
En su entorno natural destaca La Font del Molí, la fuente principal del término municipal que consta de 15 caños. Sirve de punto de partida para el ascenso al Puig Campana, así como para diferentes excursiones.
Por su parte, el Puig Campana, debido a su proximidad a la línea de la costa y sus particulares formas, constituye uno de los puntos más representativos de la Costa Blanca. Es el espacio ideal para disfrutar de la naturaleza, por lo que es muy elegido por  senderistas, escaladores y aventureros.
Otro de los sitios de gran encanto es Castellets, una cresta rocosa que se extiende entre Finestrat y el Barranco “del Xarquer”, donde se puede practicar senderismo y escalada.
Además, el término municipal de Finestrat posee unos 300 metros de costa, donde se localiza la Cala de Finestrat.

Imagen:

http://www.alicantevivo.org