Atractivos turísticos de Garrucha

Garrucha es un municipio costero situado en la provincia de Almería, cuyo atractivo turístico deviene de su interés histórico. Vale decir que cuando corría el siglo XVIII, esta localidad vivió su época de máximo esplendor pues era el puerto de las minas de Levante, gracias a lo cual se lo solía llamar como “la pequeña San Sebastián”. En ese entonces, Garrucha ya era un destino turístico elegido por las familias pudientes, e incluso llegó a ser residencia de vicecónsules de una decena de países.
Al dar un paseo por las calles del casco urbano, el viajero seguramente quedará gratamente sorprendido con su Paseo Marítimo, popularmente conocido como El Malecón, un magnífico balcón mirador ubicado en la playa de Garrucha, sitio en el que se halla el Castillo de Jesús de Nazareno, al cual también se lo suele designar como Castillo de San Ramón. El castillo es una fortificación militar que fue construida durante el siglo XVIII con fines defensivos, para evitar los permanentes ataques de los piratas. De todo el conjunto, sobresalen su plaza de armas y sus dos torreones. Es importante saber que esta fortaleza le ha valido a Garrucha la incorporación en la Ruta de los Castillos en Andalucía.
Otros edificios de especial interés son el del Ayuntamiento, que se encuentra erigido  sobre los restos de un antiguo depósito de sal de la época de la dominación árabe; y la Iglesia Parroquial de San Joaquín, el principal monumento religioso que data del siglo XIX. A ellos se les suman la Casa de Marina de la Torre, cuyos orígenes se remontan al siglo XX; la Torre de la Fundición de San Jacinto, situada sobre un promontorio desde donde se observan inmejorables vistas panorámicas de Garrucha y alrededores; y la lonja de pescado.
Asimismo, resulta interesante realizar un recorrido por sus tres puertos: el comercial, que antiguamente era usado para el transporte de minerales y hoy al del yeso de Sorbas; el deportivo, al que suelen concurrir los aficionados a los deportes náuticos; y el pesquero, el segundo en importancia de la provincia de Almería y a donde se recibe el pescado que cada atardecer es subastado en la lonja de Garrucha.
Los platos típicos de la gastronomía local son guisos marineros o arroces a base de caballa, gamba roja, el mero o el gallopedro, por mencionar sólo algunos. En fin, una delicia más que tentadora.

Imagen:

garrucha.es

Viaje al pasado de Hita

De visita por la antigua localidad de Hita, en Guadalajara, tendremos la posibilidad de disfrutar de una población de vasta historia que vivió su época de esplendor durante la Edad Media.
La ciudad está asentada sobre su caserío, en la falda de un cerro de La Alcarria. Durante el paseo, nos tentaremos con un recorrido por sus calles empinadas y laberínticas, pudiendo llegar a miradores más altos aún desde los cuales es posible apreciar la orografía de la región, marcada por los contrastes de colores que generan los cerros y frondosos valles.
A pesar de los daños que sufrió durante la Guerra Civil Española, Hita ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico por la belleza de sus monumentos.
De ese modo, no podemos dejar de visitar el Castillo de Hita, de gran valor arqueológico aunque sólo permanecen en pie algunos pequeños vestigios de sus muros en la cima del cerro. Fue erigido en el siglo XV sobre otra fortaleza cristiana, la cual había reemplazado en su momento a una antigua torre musulmana.
Su muralla también posee un importante valor histórico, a pesar de que ha resultado seriamente dañada durante la contienda civil. Su construcción, encomendada por el primer Marques de Santillana, fue llevada a cabo en 1441. De ella, destaca la Puerta de Santa María, que debió ser reconstruida.
Otro sitio al que no debemos dejar de ir es la Iglesia de San Juan Bautista, situada en lo más alto de la población, por lo que constituye un estupendo mirador que ofrece las mejores vistas de los campos de la Alcarria. El templo, que tampoco resultó ajeno a los destrozos provocados por la Guerra Civil y debió ser restaurado, es de origen mudéjar y consta de tres naves.
También, podemos dirigirnos hasta la Iglesia de San Pedro que se halla en completo estado de ruina.
Un paseo por la Plaza del Arcipreste nos permitirá conocer el lugar de reunión de los locales.
Pero además podemos aprovechar para realizar rutas monumentales por el centro de Guadalajara, que nos llevarán hasta Jadraque, Brihuega, Sigüenza y Cifuentes.
En Jadraque, erigida a orillas del río Henares, visitaremos el castillo del Cid, de estructura soberbia.
Mientras que en Brihuega, contemplaremos diversos templos del último románico y su maravilloso castillo.
Próximo a esta población se sitúa Cifuentes, que sobresale por su bello conjunto monumental, el cual incluye un castillo y una iglesia gótica.
Un poco más lejos, está Sigüenza, localidad que posee una extraordinaria catedral románica y gótica, así como un atractivo castillo, entre otros monumentos de sumo interés.

Imagen:

http://seronoser.free.fr/librodebuenamor/hita.jpg

Fuentesaúco

Si hay algo que caracteriza a Fuentesaúco, una Villa de la provincia de Zamora, son sus fiestas patronales de Visitación, que se realizan durante la primera semana de julio y que tienen como protagonista al toro con sus populares espantes. Aunque también vale destacar la semana santa que se desarrolla en este lugar, conocido por ser muy tranquilo.

La Iglesia Parroquial de Santa María del Castillo es uno de los principales atractivos, ya que ha sido declarada Monumento Nacional. Si bien no se conoce con certeza su origen, se cree que data del siglo XIII aunque de esa época no quedan testimonios arqueológicos. El actual edificio posee en la sacristía bonitas bóvedas en la sacristía. De todos modos, desde hace más de veinte años que permanece cerrada al culto.

Otro ejemplo de la arquitectura religiosa local es la Iglesia de San Juan Bautista, un templo fundado en 1491 en el que actualmente se conservan tres tallas, obra del escultor Juan de Montejo.

El antiguo Oratorio de las MM. Clarisas, está ubicado contiguo a la Plaza Mayor. En su altar mayor presenta diversas pinturas de la escuela salmantina.

La Ermita de la Virgen de la Antigua, localizada en las afueras de la villa, fue reconstruida en el siglo XIX y ampliada a mediados del siglo siguiente. En su interior, posee una maravillosa talla en piedra policromada de la Virgen de la Antigua, además de otras piezas de gran interés.

Otros sitios que merecen ser visitados son el Teatro Municipal y el Juzgado.

Imagen:

http://www.aquagest.es/IMG/fuentesauco_r.jpg