Camino a Corralejo

Corralejo, ciudad situada en el norte de la isla de Fuerteventura, en las Islas Canarias, constituye uno de los destinos turísticos que más visitantes recibe en la región.
Corralejo ofrece un paisaje paradisíaco compuesto por médanos y bosques de eucaliptos, donde el azul profundo del mar oficia de fondo. Su principal atracción son sus, sin dudas, sus playas, extensos kilómetros de aguas cálidas cristalinas y finas arenas, lo que conforma un verdadero paraíso.
En Corralejo es posible realizar distintos deportes acuáticos, como el jet ski, windsurf y submarinismo. De ese modo, quedarás fascinado con el increíble colorido de la flora y la fauna que vive en las profundidades del mar.
Al mismo tiempo, no puedes perderte la posibilidad de conocer el Parque Natural de Corralejo para realizar un paseo por demás exótico.
El puerto, que concentra la actividad económica de Corralejo, representa la postal típica de la ciudad. En esta zona, es donde se hallan bellos restaurantes de tradición familiar, donde es posible deleitarse con los mejores platos de la cocina local, siendo recomendable  probar las gambas al ajillo, el pejerrey o el salmón; contemplando y relajándose a la vez con la bella panorámica del lugar.
Desde el puerto se pueden realizar excursiones hacia la Isla volcánica de Lobos, ubicada frente a las costas de Corralejo, que constituye un extenso parque natural habitado por una gran cantidad de especies de animales y plantas locales.
Por otro lado, la ciudad posee además importantes iglesias, casas señoriales y monumentos de gran valor histórico y artístico.
Uno de los momentos ideales para visitar Corralejo es en la época de Carnaval, ya que sus calles se tiñen de color y todo se vuelve fiesta durante varios días. De todos modos, bien vale decir que Corralejo es un destino ideal todo el año. ¡No te lo pierdas!

Foto


reparacion ordenadores Madrid
cursos java
accesorios portatil
motocultores
audi segunda mano
Ciudades del mundo

Colunga, destino apacible como pocos

En la costa centro-oriental del Principado de Asturias, en un entorno marcado por un paisaje montañés, agrestes acantilados y apacibles playas, se encuentra el municipio de Colunga, un lugar tranquilo que ha sabido consolidarse como destino turístico. Colunga es, sin dudas, el sitio ideal para todos aquellos que deseen pasar unos días en completa calma. 
La  zona de montaña resulta perfecta para practicar senderismo. Además, se puede disfrutar de la campiña de Colunga, sus maravillosas playas y sorprendentes yacimientos de Icnitas (huellas de dinosaurios).
En el área del casco urbano del municipio puede visitarse el Palacio de Estrada, que es la actual sede del Ayuntamiento, así como la iglesia de San Cristóbal el Real y las Capillas de San Loreto y Santa Ana.
Próxima al mar Cantábrico, se alza la Sierra del Sueve cuya altura máxima es la del Picu Pienzu, de 1.159 m.,  una de las cumbres de mayor elevación toda Europa que se caracteriza por persistente y densa niebla. El paisaje vegetal de este enclave se conjuga con numerosas fuentes. Además, sus magníficas panorámicas convierten a esta Sierra en una de las zonas más atractivas y propicias para la práctica del montañismo.
Entre la carretera que comunica Arriondas y Colunga, se erige el balcón más sensacional de Asturias: el Mirador del Fito, desde donde puede observarse buena parte de la costa asturiana, el valle del río Sella y, a lo lejos, los Picos de Europa.
En la carretera que va de Colunga a Llastres, en las proximidades de la Playa de La Griega,  hay un desvío que conduce al Museo del Jurásico de Asturias, ubicado en  la Rasa de San Telmo. El museo sobresale por su singular edificio, que posee  forma de huella tridáctila. Alberga  restos fósiles y reproducciones a tamaño natural de algunos de los ejemplares de dinosaurios más conocidos.
Para disfrutar del sol, nada mejor que hacerlo en Playa de La Griega,  la más cercana a Colunga, donde tiene su desembocadura el río Libardón, el cual  traza un pequeño meandro.

Imagen:

http://img.fotocommunity.com/Paisajes/Mar-y-playa/Playa-de-El-Barrigon-Colunga-Asturias-a21115992.jpg

¡Siente el placer de conocer Costa Teguise!

Costa Teguise es, sin dudas, el destino turístico más atractivo de la isla de Lanzarote, no sólo por sus playas y sus zonas verdes, sino también por su oferta deportiva y la tranquilidad de su entorno.
Este apacible pueblo canario cuenta con una importante infraestructura para actividades marítimas, un parque acuático y campos de golf, así como canchas de squash, tenis y paddle.
Al mismo tiempo, Costa Teguise se destaca por ser un gran centro cultural. En sus calles, se pueden apreciar diversos palacios, plazas y conventos que dan cuenta de su historia.
Por otro lado, aquí es posible observar la típica blancura de la cal de las paredes de las construcciones canarias, un sello distintivo del lugar. Vale decir que las casas ofrecen un bello contraste por el fondo de lava y roca gris.
Las playas de Costa Teguise son ideales para descansar y disfrutar del sol. De este modo, vale la pena visitar las playas de Las Cucharas, que está rodeada por sus escolleras y es la preferida de los surfistas; Los Charcos, de arena blanca y aguas tranquilas;  y la playa de El Jabillo, destacada por su paseo marítimo.
Por su parte, Ensenada de la Caleta, situada en la zona portuaria,  Famara, la preferida de los amantes del windsurf por su fuerte oleaje;  y Caleta Caballo, con moderado oleaje, son otras de las propuestas de Costa Teguise.
La gastronomía del lugar te sorprenderá gratamente. Los platos típicos de Costa Teguise son a base de frutas tropicales, mariscos y vegetales.
De este modo, resulta sencillo afirmar que en Costa Teguise hallarás todo lo necesario para pasar unas vacaciones fantásticas, gracias al amplio abanico de ofertas de ocio y actividades que hay en el lugar. ¡Siente el placer de conocerla!

Benalmádena, mucho más que sol y playa

En pleno centro de la ribera mediterránea y la Costa del Sol se ubica Benalmádena, un importante destino turístico donde es posible pasar unas vacaciones a puro sol y playa.
El municipio ofrece un bello paisaje de montaña y, si bien sus picos no son muy elevados, las vistas que ofrecen son realmente sensacionales. De todas maneras, se puede aprovechar para practicar infinidad de actividades de media montaña, en contacto directo con la naturaleza. Hay además un teleférico que da la posibilidad de llegar hasta las cotas más altas del pueblo en algo más de diez minutos.
Sus diversos senderos, son ideales  para realizar largas caminatas disfrutando, a la vez,  de la riqueza botánica de la sierra. Es posible apreciar también, la fauna autóctona del municipio, como por ejemplo águilas, reptiles de diversas clases e inclusive cabras montés.
Pues, bien, no pensemos que Benalmádena es el típico lugar turístico aburrido para veranear, ya que aquí se pueden hacer muchas cosas interesantes además de ir a la playa. Esto lo demuestra la cantidad de personas que llegan a este municipio a lo largo de casi todo el año, y especialmente en verano. Disfruta de la Costa del Sol descansando en Benalmádena. ¡No dejes pasar la oportunidad!

La vida rural en Escúzar

Escúzar es un típico pueblo andaluz, que bien puede ser elegido como destino turístico por aquellos que busquen disfrutar del auténtico encanto de la vida rural. Ubicado entre la Sierra de Tejada y la Sierra de la Pera, en la llanura de El Temple, esta acogedora villa granadina cuenta con un encantador entorno natural, sumado a un casco urbano que alberga un patrimonio histórico y artístico de gran interés.
En estas tierras, que fueron habitadas por romanos y árabes, predominan los sembradíos de cereales y olivos que, junto con el bosque mediterráneo de la Sierra de la Pera, conforman un patrimonio natural que invita al descanso. Para apreciar la belleza de su entorno, basta con ascender al Cruz de Mocha, el enclave situado en el punto más alto de Escúzar.
Para contemplar de cerca su patrimonio histórico, el visitante puede comenzar por conocer la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario,  templo del siglo XVI que está ubicado en la plaza central del pueblo. Como es común en las construcciones religiosas de esa época, la iglesia dispone de elementos de distintos estilos arquitectónicos, que correspondes a los diferentes periodos en los que ha sido edificada.  Junto a ella, se encuentra otro de los edificios más representativos de la villa, la Casa de los Fonesca, popularmente conocida también como Casa Grande, que fue edificada en el mismo siglo. Asimismo, contigua al muro sur del templo se alza la Torre de Escúzar.
Al norte de la población, más precisamente en la Plaza de la Ermita, se encuentra la Ermita del Cristo del Rescate, construcción que data del siglo XIX. Otro de los sitios de interés es el Castillejo de Agrón, distante a sólo un kilómetro y medio de la Alquería de la Pera.
Para degustar los manjares típicos de la gastronomía local, el viajero no debe dejar pasar la oportunidad de probar la sopa de maimones y panecillos, el gazpacho con pan tostado y las migas.

Imagen:

todopueblos.com

Posted in Sin categoría