Visita a las alquerías y barracas de Alboraya

Alboraya es un municipio que limita con la ciudad de Valencia, que conserva el sabor característico de los pueblos de la Comarca de L’Horta, con sus antiguas alquerías y barracas típicas de la zona.
En su término municipal hay numerosos edificios religiosos, como la iglesia parroquial de la Asunción de nuestra Señora, de origen medieval, las ermitas de San Cristóbal, Santa Bárbara, de Vilanova y del “Miracle dels Peixets“.
El casco antiguo conserva aún el trazado de sus calles, en torno a las cuales se erigen los edificios más representativos como son la Casa Señorial del Conde de Zanoguera, el Mercado Municipal, el Antiguo Matadero, el Teatro L’ Agrícola, el Puente del Moro y las Antiguas Escuelas, por mencionar solo algunos.
Al mismo tiempo, Alboraya posee 3.5 km de playas de arena blanca, que se unen a las de Valencia a través del paseo marítimo de la Patacona, por la playa de la Malvarrosa.
El paseo marítimo de la Patacona está conectado con el de las playas de la capital, apostándose en él, aparte de numerosos restaurantes de comida valenciana, la casa – museo de Vicente Blasco Ibáñez, famoso escritor valenciano.
Por su parte, Port Saplaya, separada de la Playa de la Patacona por el Barranco del Carraixet, es una urbanización en donde turistas y residentes pueden hacer uso del puerto deportivo y el Club Náutico, además de disfrutar del paseo peatonal que se extiende alrededor de toda la dársena.
Al mismo tiempo, Alboraya es un lugar estupendo para practicar deportes al aire libre, pasear por la playa o por sus huertas, ya sea pie o en bicicleta. Cruzar los pueblos de la comarca por el carril-bici, practicar deportes náuticos o montar a caballo, son tan sólo algunas de las actividades de las que puede disfrutar el visitante.
Por otro lado, en Alboraya hay dos barracas-museo que valen la pena visitar, a saber: la Barraca Didáctica y la Barraca Etnológica. La Barraca Didáctica, situada en la partida de Saboya, es una típica barraca valenciana de comienzos de siglo que pretende difundir los usos agrícolas y la arquitectura local valenciana, además del espacio y el estilo de vida de los campesinos valencianos. Mientras que la Barraca etnológica, que está ubicada en uno de los extremos del Paseo de Aragón, se pueden apreciar los aperos de labranza y los utensilios propios de las viviendas rurales.

Imagen:

http://blog.reservahotelesvalencia.com/

Mijas, bella por donde se la mire

Mijas, es un municipio que está situado en plena Costa del Sol Occidental y que se caracteriza por su entorno de lomas, cerros y ondulaciones. Está dividido en tres núcleos urbanos: Mijas Pueblo, en la sierra, Las Lagunas, en Mijas Costa, y La Cala, núcleo costero donde se extienden sus 12 km. de playa.
Podemos empezar por visitar la Ermita Virgen de la Peña, donde se venera la imagen de la patrona de Mijas. Su particularidad reside en que se halla  excavada en una roca, contigua al mirador de El Compás.
En la falda de la sierra, se localiza la Ermita del Calvario, la cual fue construida  en 1710 y que en el pasado era utilizada por los monjes Carmelitas como retiro espiritual. Si bien la ermita abre sus puertas únicamente los viernes de Cuaresma, vale la pena subir para apreciar las sensacionales vistas que ofrece de la  costa y del mediterráneo.
El Museo de Miniaturas “Carromato de Max”, que exhibe obras de más de 50 países, constituye uno de los museos más curiosos del mundo. Este lugar puede ser considerado de visita obligada por el carácter de sus muestras.
Para aquél que quiera conocer más sobre el pasado del municipio, puede visitar la Casa Museo, un sitio de carácter etnográfico que da cuenta de los antiguos oficios y tradiciones de la villa. Aquí, además de realizar sendas exposiciones de arte, se recrean dos molinos de aceite, una bodega de vino y una casa tradicional.
Otros atractivos de gran interés son la Plaza de Toros, que llama la atención por su forma ovalada; así como la muralla, que presenta los restos de la antigua fortaleza donde se emplazaba la villa; los jardines, que fueron diseñados para que esté cubierto de flores durante todo el año; y el mirador, uno de los más impactantes de la costa.
Párrafo aparte merecen las Cuevas de la Antigua Fragua, que representan una fiel muestra de la arquitectura natural de Mijas. Por la orografía del terreno, muchas casas utilizaban estos espacios como cuadras con el fin de guardar los animales o incluso como alacena, debido a que mantienen la misma temperatura a lo largo de todo el año.
La Serranía de Mijas, constituye un lugar ideal para contemplar bellas vistas panorámicas y disfrutar de un tranquilo paseo por su entorno natural. Hay diversas  rutas de senderos, que permiten apreciar de cerca la morfología de la serranía, que se caracteriza por sus pronunciadas cañadas y atractivas cuevas.
En sus 12 km. de costa, Mijas posee estupendas playas, como Faro Calaburras, el Charcón, la Butiplaya y Calahonda, por mencionar sólo algunas.
Junto al paseo marítimo, se halla el Centro de Interpretación de las Torres Vigías, más conocida como Torreón, una bonita torre almenara que, en sus orígenes, poseía un carácter defensivo.
Por otro lado, gracias al buen clima de Mijas, se pueden practicar  infinidad de actividades deportivas al aire libre, como parapente, ala delta, senderismo, golf, submarinismo y deportes de montaña.
De más está decir que si visitamos Mijas no podremos resistirnos a subirnos a los Burros-Taxis, uno de sus principales atractivos turísticos, para dar una vuelta o, simplemente, para fotografiarnos.

Imagen:

http://www.destinoespana.com/

Turismo activo en Cóbreces

Cóbreces, es un pueblo cantábrico de gran encanto que tiene de todo para ofrecerle al visitante, desde monumentos de gran interés hasta una amplia oferta de turismo activo para disfrutar al máximo de las bondades del entorno. Además, aquellos que les gusta el turismo rural encontrarán aquí las mejores condiciones para ello.

A no más de 10 kilómetros de distancia se encuentran bonitas playas para disfrutar del sol y el buen descanso. Así, por ejemplo, en Suances se hallan las playas de La Concha, muy concurrida durante el verano; Los Locos, ideal para los amantes del surf; y Tagle,  playa muy pequeña y tranquila. Mientras que en Santillana se ubica la playa de Santa Justa, que sobresale por la belleza de su entorno.

El paisaje de montaña es otro de los atractivos de Cóbreces, por ello decimos que este destino es perfecto para el turismo rural. La villa, se encuentra prácticamente rodeada de montañas en las que pueden realizarse excursiones para conocer sus montes, rios, cuevas y la fauna de la zona. Aquellos que cuentan con automovil ven ampliadas las posibilidades, pues a escasos kilometros es posible hacer rutas de gran interés como Bulnes, Sotres, Ruta del Cares, etc.  Incluso, vale la pena desplazarse hasta Potes, situado a los pies de los Picos de Europa, para de ese modo poder disfrutar a pleno de la montaña y realizar actividades deportivas, como barranquismo, escalada, rafting, excursiones en 4×4, cabalgata, entre muchas otras.

En el casco urbano de Cóbreces puede visitarse la Ermita de Santa de Santa Ana, una construcción del siglo XVII de especial atractivo.

También, para conocer más a fondo la arquitectura del lugar merece la pena visitar la Iglesia de San Pedro Advícula, un templo de estilo neogótico que data de fines del siglo XIX y que sobresale por las dos torres de su fachada.

Otro de los monumentos religiosos es la Iglesia de San Felices, un edificio gótico-renacentista que, si bien es originaria de mediados del siglo XII, ha sido reconstruida en el año 1430. Del templo original, sólo se conservan la puerta gótica y la espadaña romana.

Imagen:

http://img14.imageshack.us/img14/2465/playaycasaencobreces1.jpg

Playas de Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes es una localidad de la provincia de Cádiz, que cuenta con una gran afluencia de turistas gracias a que cuenta con maravillosas playas vírgenes, de arena fina y dorada, además de un apacible clima.
La playa de Zahara, que se prolonga hasta el cabo de Gracia, posee un entorno de excepcional belleza, en el que el color de su frondoza naturaleza contrasta con las aguas cristalinas del mar. Desde aquí, pueden obtenerse vistas del continente africano. Además, resulta el lugar ideal para la realización de deportes acuáticos, tales como submarinismo y windsurf. Esta playa se halla dominada por el Faro de Gracia, cuya construcción data del siglo XVI, desde donde se puede contemplar el paisaje ofrecido por la playa del Cañuelo, ubicada en terreno militar que se dispone en el interior del Parque Natural del Estrecho.
Otras playas situadas en los alrededores de Zahara son: la playa de Cañillos y Pajares, en el municipio de Barbate, y la de Zahara de los Atunes y Atlanterra, que se erige en la zona conocida como Atlanterra.
La enorme belleza y la variedad de servicios con los que cuenta la playa de Zahara, le ha valido ser condecorada con la bandera azul, galardón otorgado cada año por la Fundación Europea de Educación Ambiental a todas aquellas playas y puertos que disponen de determinadas condiciones ambientales y que son poseedoras de completas instalaciones. La oferta de ocio se concentra especialmente en los diversos bares de copas, muy populares por los conciertos nocturnos que allí se organizan, así como en los distintos chiringuitos y restaurantes que se hallan dispersos por toda la localidad. Por su parte, los mercadillos artesanales también suelen ser muy concurridos por quienes visitan este destino.
Gracias a su espectacular entorno natural, los turistas pueden realizar actividades de todo tipo, que incluyen desde paseos en barcos de recreo hasta rutas a caballo por la zona de la playa y caminatas por el interior del Parque Natural del Estrecho.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4d/ZaharaAtunes1120.jpg/800px-ZaharaAtunes1120.jpg

Descanso soñado en Isla Canela

Para todos aquellos que están buscando escapar de la rutina, existe Isla Canela, un lugar sensacional que les dará la posibilidad de perderse del trajín diario.
Isla Canela posee un paraje espectacular, con playas vírgenes y un increíble entorno natural. Se trata, además, de un lugar sumamente tranquilo, que se encuentra en franca expansión urbanística y turística.
En la isla, que forma parte de la Costa de la Luz, podrás pasar una temporada estupenda, disfrutando de paseos fluviales por el río Guadiana, una excursión muy reconfortante por cierto. 
Además, podrás conocer los alrededores de la isla gracias al Puente Internacional del Guadiana, el cual ha sido construido para aportar nuevos horizontes turísticos a esta comunidad, que recibe visitantes de todas partes, en especial  desde Algarve.
Sus playas, conforman una franja de arena fina muy extensa que realmente dejarán impactado. Es fácil de sorprenderse con las dunas y las marismas, muy atractivas ya sea para oriundos como para turistas.
Para los amantes del deporte, Isla Canela dispone de un magnífico  campo de golf, que se destaca por encima de todos los de la región. En caso que no seas un  experto golfista, podrás conformarte disfrutando de un paraje muy bello. También podrás visitar Ayamonte y Punta del Moral, dos lugares dignos de visitar.
También, podrás conocer la Torre Canela, una construcción del siglo XVI que representa un verdadero legado de la historia. Mientras que en el Barrio de la Canela, se recomienda visitar la capilla del Carmen, una iglesia del siglo XIX, que se halla muy bien conservada y en cuyo interior se conserva la imagen de la Virgen del Carmen, la cual cada 16 de julio, durante las romerías, es llevada en andas hasta el río de la Isla Canela en una jornada difícil de olvidar.
En cuanto a la gastronomía marina del lugar, los pescados y los mariscos componen los principales platillos.
Al mismo tiempo, este bonito destino te brinda la posibilidad de disfrutar del mejor turismo verde de la zona, una atractiva propuesta en la que podrás remontar ríos, conocer laberintos de caños y las marismas.
En fin, muchas son las razones que permiten afirmar que Isla Canela es un lugar paradisíaco y una sensacional opción para todos aquellos que decidan alejarse de la pesada rutina y gozar de tranquilidad, tanto en cada una de sus playas como en los paseos turísticos que te ofrece este destino.

Morro Jable, un destino sin igual

Fuerteventura es la isla más desértica de las Canarias, razón por la cual esto la hace acreedora de las mejores playas de arena dorada de las costas del Océano Atlántico. En Fuerteventura, vale la pena visitar Morro Jable, uno de los centros urbanos más trascendentes del municipio de Pájara.
Al sur de la isla, te aguarda Morro Jable, que impacta con sus más de 4300 metros de playa de aguas serenas. Se trata del destino indicado para aquellos que deseen escapar del ruido y descansar.
Morro Jable forma parte del conjunto de playas de Jandía, que junto a Playa del Matorral, de Esquinzo-Butihondo, del Barranco de los Canarios, de Sotavento, Costa Calma y La Lajita integran los casi 70 kilómetros de costas y dunas, con un paisaje natural inigualable.
Morro Jable ofrece inmejorables condiciones para la práctica de toda clase de deportes náuticos, como surf, buceo, pesca, submarinismo, paseos en catamarán y windsurfing. También, dispone de óptimas instalaciones para practicar otros deportes como tenis, equitación, golf y mountain-bike.
Su núcleo poblacional de Morro Jable se extiende a lo largo de su puerto pesquero. No pierdas la oportunidad de conocer la Campana de Morro Jable, la cual consiste en una gran boya acompañada de una atractiva leyenda. En el extremo de la Playa del Matorral está el Faro de Morro Jable, una construcción original y llamativa que representa un verdadero hito de referencia en el entorno costero, que se compone  de una torre troncocónica de 60 metros de altura.
Si viajas a Morro Jable no puedes resistirte a probar sus exquisitos platillos a base de pescados frescos y carne de cabrito.
En fin, si buscas un destino mágico, en Fuerteventura lo encontrarás. Después de conocer Morro Jable, no existirá otro lugar igual.

 

 

 

Interesante excursión a Vielha

Viella o Vielha, capital del municipio de Vielha e Mijaran (en aranés) y  de la Comarca del Valle de Arán, ha sido desde tiempos inmemoriales, debido a su situación privilegiada, el punto de confluencia de las comunicaciones de la Val d’Aran en su totalidad. Incluso, sirve como punto de partida para arrojarse a conocer el resto del territorio.
Al mismo tiempo, Vielha constituye uno de los principales sitios de interés cultural de la Val d’Aran, con una actividad económica orientada en gran medida al turismo.
Debido a su localización montañosa, Viella es el sitio perfecto para poder realizar numerosas prácticas deportivas a lo largo de todo el año.
En la zona del centro urbano, Vielha dispone de una importante oferta de comercios y servicios, además de un abultado programa de actividades que pueden ser realizadas en su entorno, como turismo activo, excursiones en bicicleta de montaña, en coche o a caballo, senderismo rural y pesca. No hay que olvidarse del Palai de Gèu (Palacio de Hielo), un complejo lúdico deportivo que cuenta con piscinas climatizadas, pista de hielo, gimnasio y solárium, así como sauna y cafetería.
Para quienes visitan el pueblo durante el invierno, el esquí, conjuntamente con los deportes de nieve, posee una base perfecta dada la cercanía de las Estaciones de Esquí de Baqueira-Beret y La Bonaigua.
Inclusive, el montañismo, producto de su cercanía con el Parque Nacional de Aigües Tortes y Estany de Sant Maurici, es otra de las grandes actividades que se pueden emprender en el pueblo, ya sea en invierno como en verano.

Imagen: http://st-listas.20minutos.es/images/2011-06/290565/list_640px.jpg?1307010456

Las joyas de Villanueva Mesía

Villanueva Mesía es municipio de la provincia de Granada que, a pesar de ser pequeño, es dueño de paisajes increíbles y poseedor de un importante legado histórico.
Una de sus principales joyas es la Tahona, un edificio del siglo XII a través del cual es posible adentrarse en la época prehistórica del Poniente granadino y aprender cómo funciona un antiguo molino de harina.
El verde de su entorno contrasta visiblemente con el blanco de sus casas. El paso del río Cacín, que atraviesa el municipio de un extremo a otro, puede ser divisado desde un puente que comunica ambos lados de la villa. Una invitación especial es la que ofrecen sus arboledas y alamedas, que ofrecen el marco perfecto para sendos paseos. También, pueden visitarse el Arroyo de los Pinares y la Presa, además de contemplar los sistemas de riego típicos de la época andalusí.
De su patrimonio histórico se destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Aurora, templo mudéjar del siglo XVI en cuyo interior se conserva intacto un coro de modera y el sepulcro de Doña María Silva de Cisneros, que data del año 1679.
Gracias a su entorno privilegiado, pueden realizarse diversas actividades al aire libre, como rutas en bicicleta o senderismo. Los más osados, seguramente no querrán perderse la oportunidad de realizar rutas en piragua por las aguas del río Genil.
Quienes quieran conocer de cerca las tradiciones de la villa, nada mejor que concurrir a la fiesta de La Candelaria, en la que cada 2 de febrero se reúnen las familias en torno a una gran hoguera.

Imagen:

Wikipedia

Arcos de la Sierra

Arcos de la Sierra es un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca, en Castilla-La Mancha, escasamente poblado. Su principal atractivo deviene de su envidiable situación geográfica, pues se alza justo en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, considerado uno de los espacios protegidos más destacados del continente europeo. Esto hace que goce de gran relevancia no sólo a nivel turístico sino ecológico.

La particularidad de este pueblo reside en que aquí aún persiste la figura pública del pregonero, quien es la persona encargada de informar del arribo de comerciantes a la plaza.

Arcos de la Sierra se localiza de manera estratégica encima de una colina, justo al lado de la orilla del río Trábaque. Se cree que dicha ubicación no es casual, sino que se debió a una clara medida defensiva ante un posible ataque enemigo.

Por otro lado, en el término municipal pueden encontrarse diversas sepulturas, que son básicamente cavidades en la roca que fueron creadas varios siglos atrás. Si bien se desconoce su origen se piensa que, por las dimensiones y la orientación de estas cavidades, pertenecen al período de dominación cristiana.

Si de ocio se trata, qué mejor que dirigirse entonces a la entrada del pueblo, donde se ubica la principal zona recreativa. La misma, contiene canchas de fútbol y baloncesto, merendero, un parque infantil y un frontón. Aquí, es posible practicar diversos deportes y aprovechar a merendar al aire libre.

Otro de los sitios que vale la pena visitar es el Museo de interpretación de la naturaleza autóctona y etnología de Arcos de la Sierra, donde puede aprenderse mucho acerca de la fauna y flora autóctonas, así como del conjunto de tradiciones populares.

También, podemos hacernos un tiempo para practicar Paintball o, mejor aún, tomar la ruta del Picayo.

Imagen:

http://www.absolutcuenca.com/wp-content/uploads/2010/05/Arcos-de-la-Sierra.jpg

Turismo activo en Benaoján

Si está buscando un buen lugar para practicar deportes y, a la vez, disfrutar del turismo rural, entonces Benaoján es el mejor destino para ello. Su entorno natural ofrece rincones propicios para realizar senderismo, escalada y demás actividades, que le permitirán estar en contacto con la naturaleza.
También, Benaoján es un sitio de gran riqueza histórica. Precisamente, su término municipal  es hacedor de un atractivo e interesante patrimonio, tanto natural como histórico, destacándose sobre todo lugares como el Parque Natural de Grazalema, además de la Cueva del Gato y la Cueva de la Pileta.
Próxima a la estación del ferrocarril de la población se halla la Cueva del Gato, un paraje que despierta la atención de geólogos, arqueólogos y espeleólogos por igual, puesto que el sistema espeleológico Hundidero-Gato constituye uno de los de mayor complejidad de toda Andalucía. Esta galería, que se alza al lado de un río subterráneo, se caracteriza por su enorme belleza.
Por su parte, la Cueva de la Pileta, ubicada a pocos kilómetros del casco urbano, es uno de los principales ejemplos de arte rupestre de la época prehistórica del territorio andaluz, razón por la cual le ha merecido ser declarada Monumento Nacional. En algunas de sus salas, es posible apreciar la presencia de numerosas estalactitas y estalagmitas.
En el casco urbano, de aspecto tradicional, se localizan sus construcciones más importantes, como es el caso de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, datada en el  siglo XVII. Otra gran muestra de la arquitectura típica del lugar es la Torre del Moro, la cual da cuenta del pasado árabe de este destino.
Entre sus principales festividades se encuentra la Verbena del Tren, mediante la cual se recuerda el arribo del ferrocarril a Benaoján. Dicho festejo tiene lugar los últimos tres días de julio o comienzos del mes de agosto.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/30/Benaoj%C3%A1n.jpg/800px-Benaoj%C3%A1n.jpg