Excursión a la Isla de Tabarca

Es indiscutible que la Costa Blanca nos depara paisajes de enorme belleza, bañados por el mar Mediterráneo. En esta oportunidad, daremos un paseo por la Isla de Tabarca, de Alicante, situada a escasos minutos de las poblaciones de esta importante como extensa costa.
La Isla de Tabarca  representa la visita obligada, ya sea que nos encontremos en Alicante, Elche o Benidorm. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana en la que es posible pasar unas vacaciones fantásticas rodeados de mar.
Tabarca posee unos 1.800 metros de extensión y se halla rodeada por otros islotes más pequeños, como la Cantera, La Galera y la Nao. La isla es dueña de una gran historia, ya que era el sitio elegido por los piratas durante la Edad Media y luego fue ocupada por familias de pescadores.
La isla sobresale, sin dudas, por su rica mezcla de fauna y flora, y por su reserva marina de Mediterráneo, ideal para realizar submarinismo. Existen numerosas empresas que organizan estas prácticas, claro está siempre preservando su biodiversidad.
Para llegar a la isla, basta con arribar al puerto de Alicante desde donde parten los barcos. También, se llevan a cabo excursiones en catamarán.
En la isla, se puede disfrutar del sol en sus espectaculares calas y playas. Además, el pueblo es muy bonito, pudiendo realizar una parada para comer en cualquiera de sus pintorescos restaurantes.

Altea, la perla de la Costa Blanca

Altea, ciudad situada a unos 50 kilómetros al norte de Alicante, es un destino acogedor que se alza en medio de una bahía que se halla protegida por una cadena montañosa, representando uno de los enclaves más bonitos de la costa del mediterráneo.
En esta ciudad, es posible encontrar desde bellas playas hasta un importante patrimonio cultural, siendo la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo visita obligada.
Otro de los monumentos de gran interés es la Torre de la Galera, que ha sido declarada Bien de Interés Cultural y que representa una bella construcción, situada próxima  a la otra torre que fue adherida en la antigüedad a la muralla del casco antiguo, la cual no es otra sino que la de Bellaguarda, actualmente custodia por una plaza.
Para disfrutar del sol, nada mejor que hacerlo en las playas de lujo de Altea, circunscriptas por acantilados y llanos arenosos, que constituyen una de las joyas de la Costa Blanca. Entre las principales playas es posible mencionar: la Olla, Cap Negret y el Mascarat, así como Campomanes, La Roda y Cap Blanch.
El entorno de la ciudad de Altea es singularmente bello. Al norte, se divisa la punta de Mascarat y el cabo de Toix, al fondo la mole del Peñón de Ifach, y en la zona sur el Faro de Altea.
La parte moderna, que está ubicada junto al mar, dispone de un agradable paseo marítimo y un destacado puerto deportivo, donde se llevan a cabo actividades pesqueras. Se trata de una zona donde proliferan los restaurantes, en donde es posible degustar exquisitos platos a base de pescado y arroz.
Altea es ideal para la práctica de deportes marítimos, ya que hay numerosos amarres en diversos puertos cercanos. También, se practica mucho el golf.
En referencia a la gastronomía, Altea dispone de cocinas de todo el mundo aunque se especializa en los platos de mar, ya que se trata de un pueblo tradicionalmente pesquero. ¡No te lo pierdas!

Descubre Denia

Denia es una ciudad de Alicante, en la Comunidad Valenciana, que por estar ubicada en la Costa Blanca recibe a miles de visitantes cada verano.
La ciudad posee extensas playas de arena y magníficas calas rocosas. Al norte de la villa se encuentran las playas en Área Les Marines, entre las que se destacan Punta del Raset, Les Bovetes, Les Marines, L’Almadrava, Les Deveses y Els Molins. Mientras que en la zona sur están las playas de La Marineta Casiana y las calas rocosas de Las Rotas, en cuya culminación se alzan los acantilados del Cabo San Antonio.
En su entorno natural sobresale el Parque Natural del Mongó, cuya superficie se extiende entre los municipios de Dénia y Xàbia. El parque cobija más de 650 especies vegetales y sirve de refugio para una rica fauna.
Se puede practicar senderismo por el parque, a través de sus diversas rutas. Así, es posible recorrer la Senda del Racó del Bou, que  debe su nombre a la forma que adquiere la montaña en esta parte, Cova de l’Aigua, con bellas vistas panorámicas, Creueta (Cima del Montgó), un tanto dificultosa por lo que es recomendable realizar esta ruta por la mañana.
También, podemos tomar la Vía Verde de Denia, ya a pie o en bicicleta. A lo largo del recorrido, que cuenta con áreas de descanso, miradores y mobiliario para hacer ejercicio, hay numerosos puentes de madera que cruzan distintos barrancos.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/06/Denia_calas.jpg/800px-Denia_calas.jpg

Calpe, lugar soñado

Al norte de la costa de Alicante se encuentra Calpe, un municipio de la Comunidad Valenciana, que cuenta con uno de los símbolos de la Costa Blanca, el Peñón de Ifach, de 332 m de altura.
Hay muchos lugares que visitar en Calpe, como el Castellet de Calp, los restos de una Torre vigía, datada a finales del S. XVI, que era utilizada a modo de prevenir posibles ataques de los piratas berberiscos.
Por otro lado, la arquitectura religiosa es realmente abundante. Así encontramos lugares como la Ermita de San Juan de la Cometa, un conjunto conformado por edificaciones de una antigua masía fortificada, la Ermita de San Salvador, de estilo gótico tipo conquista, la Ermita Vella D’Oltá, desde donde se obtiene una estupenda panorámica de la villa, y la Iglesia Antigua, templo de planta rectangular con dos naves,  entre otras.
Para conocer un poco de su historia, qué mejor que conocer La Pobla Medieval D’ Ifac,  un yacimiento sin igual de la Comunidad Valenciana.
También, podemos aprovechar para visitar Pou Salat, una construcción rural del siglo XVIII que posee un pequeño monolito de piedra tallada y una fuente.
Otras construcciones significativas en la Torre Molí del Morelló, un típico molino de viento harinero propio de la Comarca de la Marina Alta, de mediados del siglo XIX, que se sitúa en el extremo más occidental de Baños de la Reina, una zona arqueológica que es considerada como un enclave costero privilegiado.
A quienes les gustan los museos, pueden allegarse hasta el Museo Arqueológico, ubicado en el solar de “El Portalet”, el único acceso al recinto amurallado desde el siglo XIV.
A ambos lados del Peñón de Ifach hay playas de fina arena y aguas transparentes, como la de Levante, La Fossa, las de Cantal Roig y Arenal-Bol, y el Morro de Toix, que conforman la Bahía de Calpe. A los pies del peñón está el Real Club Náutico Calpe y el Puerto pesquero.
Al mismo tiempo, Calpe sirve como punto de reunión para escaladores y submarinistas provenientes de todas partes del mundo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b2/Sonnenaufgang_penon_de_ifach.jpg/800px-Sonnenaufgang_penon_de_ifach.jpg

El ambiente cosmopolita de Albir

Albir, situado en Alfaz del Pi, es considerado uno de los municipios de la Costa Blanca preferido de los turistas, no sólo por la oferta de ocio y entretenimiento que ofrece y por sus bellas playas, sino por su ubicación geográfica que lo sitúa cerca de importantes destinos como es el caso de Benidorm y Altea.
Se trata de un pueblo apacible, cuyo paisaje está compuesto por edificios bajos, calles rodeadas de árboles y una gran cantidad de plazas. Debido a que cuenta con hoteles modernos, con todos los servicios, se ha convertido en un lugar que atrae a visitantes provenientes de todas partes de Europa, de ahí su atmósfera cosmopolita.
Una de las celebraciones que ha hecho famoso a Albir es el Festival de Cine que, junto con el Festival de Jazz, es un evento internacional que capta la atención del turismo internacional.
Racó de l’Albir, es una playa urbana de cantos rodados desde donde es posible apreciar panorámicas maravillosas del Peñón de Ifach así como de las montañas del Parque Natural de Sierra Helada. Esta playa cuenta con un centro de buceo, una escuela de catamarán, alquiler de windsurf y chárter náutico.
Su paseo marítimo, llamado Paseo de Las Estrellas, que se extiende desde Albir hasta Altea, representa el núcleo de la vida social del lugar. Aquí, es posible apreciar  las placas que se exhiben en el suelo, las cuales contienen las estrellas de aquellos artitas que fueron premiados en el Festival de Cine local.
Próximas al Faro de Punta Albir se localizan tres pequeñas calas solitarias, a saber: La Mina, El Metje y la Cala del Amerador, que suelen ser concurridas por quienes gustan de practicar nudismo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/97/Playa_del_Rac%C3%B3_del_Albir.JPG/800px-Playa_del_Rac%C3%B3_del_Albir.JPG

Conoce cada rincón de Santa Pola

Santa Pola es un municipio de la Costa Blanca, en la Comunidad Valenciana, que tiene mucho para ver y recorrer.
El castillo-fortaleza es uno de sus principales atractivos, puesto que se trata un claro ejemplo de la arquitectura militar renacentista propia del siglo XVI.  En la actualidad, funciona como un centro cultural, que alberga el Museo del Mar, la Sala Municipal de Exposiciones, el Museo de la Pesca, la Capilla de la Virgen de Loreto y el Salón de Actos “Baluarte del Duque de Arcos”.
Uno de los barrios más emblemáticos de Santa Pola es la Plaza del Calvario, que se localiza en una de las zonas más altas del municipio. Aquí, se encuentra una ermita de origen árabe, de especial interés.
El Molino de la Calera, que data de 1771, es un molino de viento que era utilizado para abastecer de molienda de grano a toda la población, En las cercanías del mismo hay una calera, la cual era empleada para la producción de cal.
Las Torres Vigía son otros de sus encantos. Construidas en el año 1552, servían para avistar al enemigo en caso de posibles ataques.
Por otro lado, desde el Faro es posible apreciar una panorámica sensacional de la Bahía de Santa Pola, la Isla de Tabarca y Alicante.
Su puerto, que aglutina actividades como la pesca, la construcción de embarcaciones deportivas y el embarque de sal, es uno de los más importantes del Mediterráneo.
El Acuario, por su lado, representa una de las mejores visitas para realizar, pues aquí es posible conocer la fauna y flora que habita el Mar Mediterráneo. Sin dudas, una experiencia más que enriquecedora.
En tanto que en el entorno natural de Santa Pola se destacan sus playas, las cuales se abarcan poco más de 11 kilómetros. Pudiendo encontrar, de ese modo, calas de fina arena, y playas para disfrutar en familia, debido a su tranquilo oleaje. Si desean disfrutar de zonas vírgenes, hay diversas calas solitarias que se alzan en la zona del Cabo.
También, saliendo embarcado del puerto de Santa Pola podemos acceder a la Isla de Tabarca, situada a escasas 3 millas del Cabo.
No podemos irnos sin antes realizar una visita al Parque Natural de las Salinas, un humedal que abarca unas 2.470 hectáreas, declarado “Zona de Especial Importancia para las Aves”.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/82/Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg/800px-Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg

Todo sobre Teulada

De viaje por la Comunidad Valenciana, realizamos un alto en Teulada, un municipio localizado en el noreste de la provincia de Alicante, cuya costa forma parte de la Costa Blanca.
Se trata de un lugar de un importante patrimonio, tanto natural como histórico, artístico y monumental.
Para aquellos que gustan apreciar la arquitectura religiosa de cada lugar que visitan, pueden comenzar por conocer la Iglesia-Fortaleza de Santa Catalina, la cual fue construida en torno a una muralla, la cual servía de protección ante posibles ataques enemigos. Junto a ella se alza la Torre Campanario.
También, vale la pena visitar la Ermita de la Divina Pastora, de portada renacentista, la Ermita de San Vicente Ferrer, que sobresale por su cúpula de tejas azules, y la Iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados, que se levanta en el núcleo urbano de Moraira, entre otros.
Otro de sus monumentos es la Torre Vigía Cap D ‘Or, de 11 metros de altura y que data del siglo XVI. Construida en piedra maciza, su terraza era usada por los centinelas para vigilar. 
En la playa de l ‘Ampolla se halla el Castillo de Moraira, el cual se destaca por su planta de “pezuña de buey”. En su parte norte posee una puerta, a la cual se accedía en el pasado atravesando un foso y un puente levadizo.
En su entorno natural sobresalen la Playa del Portet, tranquila e ideal para hacer  alguna de las rutas submarinas; Cala Portitxol, perfecta para el buceo y la pesca; L´Ampolla, la más concurrida de todas; Platgetes, con un atractivo paseo-mirador; L´Andragó, desde cuyo mirador se obtienen bellas panorámicas; y la Cala Cap Blanc, de impresionantes paisajes.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/50/VtaTda05-04b.jpg

Principales puntos de interés de Denia

Si eliges la costa de Alicante para pasar unas buenas vacaciones, nada mejor que visitar Denia, una pequeña pero próspera ciudad que cuenta con uno de los puertos principales de la zona, además de una importante oferta para el turismo.
Uno de los emblemas de Denia es el Castillo, construido entre el siglo XI y XII, el cual se halla ubicado en pleno centro de la ciudad y alberga el Palau del Governador  y el Museo Arqueológico. Dicha construcción, conserva diversos testimonios de otras épocas, como por ejemplo la Torre del Gerro, las torres vigías y las almenas. Desde aquí, es posible apreciar maravillosas vistas  del mar, la villa y el sertón.
Otro de los sitios de interés más representativos del lugar es el Museo del Juguete, en donde pueden apreciarse juguetes datados de comienzos del siglo XX hasta la fecha.
Por supuesto que Denia sobresale, también, por sus bonitas playas y calas, que cada año son galardonadas con la Bandera Azul. Unos 20 kilómetros de costa, cobijan paisajes paradisíacos que ofrecen a los visitantes la oportunidad de disfrutar del sol, sumado al encanto del Mediterráneo. Las rocosas calas protegen el atractivo de sus playas, bañadas por cristalinas aguas con un rico fondo marino.
Denia es considerada como la ciudad española con mayor cantidad de celebraciones, que incluyen romerías, fallas y fiestas religiosas, además de ferias y carnavales que visten de color las calles de esta población.
En definitiva, esta acogedora ciudad dispone de una variada oferta de sitios donde pasar un rato ameno en compañía de amigos, como numerosos restaurantes, bares de copas, pubs, discotecas y terrazas.
Si dispones de tiempo, también puedes realizar un recorrido por las ciudades aledañas o un paseo en barco por Javea, Altea y Benidorm, todos ellos increíbles destinos de la Costa Blanca.  ¡No te lo puedes perder!

Finestrat, un destino con mucho encanto

Finestrat es un municipio de la provincia de Alicante, en cuyo término municipal se alza la popular montaña del “Puig Campana”, de unos 1.410 metros de altitud. Es considerado uno de los lugares de mayor encanto de la Costa Blanca, por lo que no podemos dejar de visitarlo.
En su casco histórico aún puede observarse casas, que poseen el Puig Campana de fondo, que respetan la estructura tradicional. Tales construcciones se encuentran literalmente colgadas en el cerro donde se sitúa el núcleo urbano de la población, lo que le confiere una impronta muy particular a todo el casco histórico.
En nuestro paso por la villa, podemos visitar la Iglesia de San Bartolomé, un templo de estilo barroco de fachada sencilla.
Continuando con el paseo, llegamos al Castillo, el cual está ubicado en la parte más alta de la población. Se trata de una fortificación cuya construcción data de la época almohade. Dentro del mismo recinto, se halla la Ermita del Santísimo Cristo del Remedio.
Próximo al núcleo urbano de Finestrat se alza la Torre, construida hacia el siglo XII y que fue declarada Bien de Interés Cultural.
En su entorno natural destaca La Font del Molí, la fuente principal del término municipal que consta de 15 caños. Sirve de punto de partida para el ascenso al Puig Campana, así como para diferentes excursiones.
Por su parte, el Puig Campana, debido a su proximidad a la línea de la costa y sus particulares formas, constituye uno de los puntos más representativos de la Costa Blanca. Es el espacio ideal para disfrutar de la naturaleza, por lo que es muy elegido por  senderistas, escaladores y aventureros.
Otro de los sitios de gran encanto es Castellets, una cresta rocosa que se extiende entre Finestrat y el Barranco “del Xarquer”, donde se puede practicar senderismo y escalada.
Además, el término municipal de Finestrat posee unos 300 metros de costa, donde se localiza la Cala de Finestrat.

Imagen:

http://www.alicantevivo.org