Paseo en teleférico en Fuente Dé

Ascendiendo desde Potes en dirección a los Picos de Europa, se ubica uno de los sitios más representativos y turísticos de la región de Cantabria, en especial por el sensacional teleférico que nos traslada hasta lo alto de las cumbres nevadas: Fuente Dé.
Fuente Dé, donde nace  el río Deva, está ubicado al pie mismo de la parte más elevada de la Cordillera Cantábrica. Desde aquí, es posible ascender con facilidad hasta los Puertos de Aliva, sitio muy elegido por excursionistas.
Este lugar sobresale por ser un sito de ensueño, que incluye verdes prados, bonitos merenderos que invitan a ir de picnic, tiendas de recuerdos, restaurantes y el popular Parador Nacional de Turismo “Río Deva”.
No caben dudas de que lo más atractivo de Fuente Dé es el teleférico, una verdadera obra de ingeniería que cruza los 753 metros de desnivel que existen entre la estación de partida de Fuente Dé y el Mirador  del Cable, en pocos unos minutos. El mirador es realmente increíble: un balcón que se asoma al vacío y desde donde es posible apreciar una vista incomparable.
Viajar en el teleférico, zarandeándose desde muy alto sobre un entorno de fábula es por cierto una experiencia imperdible. Desde el mirador se logran contemplar los puertos de Aliva, sitio desde el cual parten diversas  rutas, ya sea a pie como en bicicleta.

Imagen:

www.verdenorte.com

 

Turismo verde en Cabrales

Cabrales, concejo ubicado al oeste del Principado de Asturias,  constituye uno de los parajes más atractivos del interior de la región,  el escenario ideal para la práctica de toda clase de deportes. También, este lugar goza de buena fama por ser la cuna del exquisito queso de Cabrales.
Cabrales cuenta con una orografía muy accidentada, siendo que la mayor parte de su territorio integra el Macizo Central de los Picos de Europa, con elevaciones que superan los 2.000 metros de altura. Los valles principales, se encuentran formados por los ríos Casaño y Cares, los cuales  atraen por su rica fauna fluvial a muchos pescadores de todo el país.
Los amantes del senderismo y el alpinismo, encuentran en Cabrales el lugar perfecto para realizar todas las posibilidades de alta, media y baja montaña. Aquí, es donde se erige  el legendario Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes (2.519 m), un verdadero icono de los Picos de Europa. Mucha gente se acerca a esta región para recorrer sus múltiples caminos de montaña, deleitándose con un paisaje sensacional y respirando el aire de la cordillera Cantábrica.
Por su relieve cárstico, existen diseminadas por la región numerosas cuevas y simas, destacándose el Sistema del Trave y la Torca de Urriellu, consideradas entre las más profundas del mundo y que fueron declaradas Monumento Natural. Al margen de la espeleología, el turismo verde de Cabrales da la oportunidad de practicar piragüismo y parapente, así como de realizar rutas a caballo.
Otro gran atractivo de este concejo es el queso de Cabrales, cuyo sabor intenso es conocido en toda España. Cabe destacar que el proceso de maduración de éste queso azul se efectúa en las cuevas naturales que abundan en toda el área de los Picos de Europa. Incluso, para los que les gusta este producto existe la posibilidad de participar del certamen del queso de Cabrales, que se desarrolla el último domingo de agosto cada año en la localidad de Arenas de Cabrales.

Imagen:

www.tierradelosorigenes.com

 

Riaño, preciosa villa montañesa

En plena Cordillera Cantábrica, se levante Riaño un pueblo muy joven, que cuenta con tan sólo 13 años de existencia, encerrado en un anfiteatro natural de caliza, donde sobresalen las elevaciones de Pico Yordas, 1.963 m., seguidas por el Pico Gilbo, Peña Las Pintas, Cueto Cabrón y la Sierra de Hormas.  Actualmente, el embalse conforma, conjuntamente con la cadena de montaña caliza, un paisaje excepcional.
Su patrimonio artístico es realmente digno de ser visitado. Especial atención merece la antigua Iglesia de San Martín de Pedrosa del Rey, una construcción del siglo XVI que ha sido llevada piedra a piedra a Riaño, surgiendo así la Iglesia Parroquial de Santa Águeda; la cual conserva interesantes tallas religiosas propias de los siglos XVII y XVIII.
Otro claro ejemplo de la arquitectura rural y religiosa es la Iglesia de la Puerta, la cual alberga pinturas murales de comienzos del gótico y un vía crucis de estilo barroco, datado en el siglo XVIII.
En el casco urbano, es posible ver dos  que fueron construidos recientemente, fiel muestra de la arquitectura popular.
Tras la construcción del embalse y la destrucción del antiguo pueblo, el nuevo núcleo poblacional se ha dotado de infraestructuras turísticas de primer nivel.  De este modo,
la configuración arquitectónica, incluye desde construcciones en piedra labrada hasta edificios modernos, constituyen un agradable conjunto.
Para alojarse, Riaño cuenta con una amplia variedad de establecimientos hoteleros, para todos los gustos y bolsillos.   En fin, muchas son las excusas que hay para visitar esta preciosa villa montañesa, entre las que se cuentan la inmensa cantidad de actividades turísticas que ofrece, como el alpinismo, senderismo, excursiones espeleológicas, montar a caballo y practicar distintos deportes, en especial los autóctonos, como la lucha leonesa, los bolos o la vela fluvial.

Imagen:

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/gilbo12.jpg