Actividades para hacer en Chulilla

Chulilla, perteneciente a la Comarca de La Serranía, es una ciudad de carácter montañoso que está ubicada en la cuenca alta del Río Turia.
La población se halla dominada por el Castillo árabe, que conserva del lado de la población torreones y murallas. La fortaleza posee, entre otras cosas, un recinto señorial con torre y restos de la residencia y cuatro aljibes. Mientras que, en la parte que da al río, está el  cañón denominado “Las Hoces del Turia”, de unos 6 kilómetros de longitud. Éste es, quizás, uno de los parajes más bellos y, a su vez, menos conocido de la Comunidad Valenciana. Sus paredes atraen por igual escaladores y naturistas.
Su rico patrimonio natural, transforma a esta localidad en el espacio perfecto para practicar senderismo, disfrutando de itinerarios por las zonas de mayor atractivo de la comarca, marcadas por la diversidad de paisajes fluviales, frondosas campiñas y abruptas zonas de montaña.
También, Chulilla es ideal para la práctica de escalada  deportiva y rutas en bici, para bicicleta de montaña y de carretera.
Junto al Río Turia, se dispone el Balneario de Fuencaliente., el cual sobresale por las propiedades  de sus aguas, perfectas para tratar afecciones reumáticas y respiratorias, así como trastornos de motricidad, celulitis, etc.
El Barranco de Falfiguera, por su parte, es otro de los grandes encantos de esta estupenda población. Este paraje, posee una zona de difícil acceso, descubierta en 1998,  que alberga pinturas rupestres de gran valor histórico.
Por otro lado, de la arquitectura religiosa puede visitarse la Iglesia de la Virgen de los Ángeles, construida sobre una antigua mezquita, y la Ermita de Santa Bárbara, un edificio originariamente gótico que dispone de una sola nave con pilastras y bóveda de crucería.
Otra de las cosas que sobresalen del paisaje de Chulilla son las numerosas fuentes, algunas de ellas  permanentes y otras que surgen en función de las lluvias. La principal y más grande de todas es la Fuente del Balneario, que abastece al balneario y al  pueblo en su totalidad. También, vale la pena mencionar a las fuentes de la Rinconá, Corachana,  Terrosa, Mortaina, Pelma, La Maza y El Lebrecillo, entre muchas otras.
De este modo, no es difícil afirmar que Chulilla es un buen lugar para descansar, disfrutando de la naturaleza de su entorno y de la amplia oferta de actividades deportivas y lúdicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b1/ES_Valencia_Chulilla.jpg/800px-ES_Valencia_Chulilla.jpg