Ceuta: ¡playas, monumentos y mucho más!

La ciudad de Ceuta es un destino en el que prevalece la diversidad cultural. Sus playas, monumentos y el gran atractivo de sus paisajes, le confieren un encanto especial.
En el casco histórico se encuentra la  plaza de Nuestra Señora de África, cuyo principal atractivo es el monumento a los caídos en la Guerra de África, enfrentamiento que tuvo lugar entre 1859-60. La plaza de Santiago, la de los Reyes y la plaza de la Constitución, son otros de los espacios verdes que invitan a descansar luego de una jornada turística.
Su principal templo religioso es la Catedral de la Asunción de la Virgen,  cuyo edificio fue en el pasado una mezquita musulmana. Pero además de este importante monumento, podemos visitar la iglesia de San Ildefonso,  que alberga la imagen del Cristo de Medinaceli, y la ermita de Nuestra Señora del Valle, la más antigua de Ceuta. La Sinagoga de Bet-El, así como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios y la de San Francisco, completan el itinerario por la arquitectura de carácter religioso.
Las antiguas Murallas Reales y el Foso de San Felipe, la principal construcción militar de la ciudad es algo que no podemos dejar de ver. Aunque tampoco podemos perdernos la oportunidad de apreciar la muralla del Paseo de las Palmeras.
Otro de los encantos de Ceuta son sus  diversos miradores, que ofrecen una bella postal  de su bahía y puerto marítimo. En uno de los miradores está el Castillo-Museo del Desnarigado, que alberga una interesante colección de objetos militares.
Los baños árabes, así como las mezquitas de Muley el-Mehdi y de Sidi Embarek, son un claro ejemplo de su legado morisco.
Durante el paseo, podemos incluir una visita al Museo de Ceuta, al de la Legión y al Museo de los Regulares, los cuales son parte más importante de la oferta cultural de la ciudad.
Para pasar una jornada distendida, sólo basta con ir al Parque Marítimo del Mediterráneo, que se destaca por su bellos jardines, lagos artificiales y cascadas circunscriptas por palmeras.
Una excursión al Monte Hacho, nos permitirá contemplar estupendas vistas panorámicas del estrecho de Gibraltar y del Mar Mediterráneo.
En cuanto a sus playas, las más concurridas son la de la Ribera y la playa de el Chorrillo.

Imagen:

Wikipedia

Viaje inolvidable a Ceuta

Ceuta es una estupenda ciudad española del norte de África, desde la cual pueden verse, al unísono, tres naciones y dos continentes. También, es el sitio donde las aguas del Mediterráneo se unen a las del Océano Atlántico. Presenta un crisol de culturas, ya que en ella se han mezclado desde tiempos inmemoriales musulmanes, cristianos, judíos e hindúes. En fin, se trata de un verdadero paraíso para quienes gustan del sol y la vida de playa.
Una de sus principales atracciones es el Parque Marítimo del Mediterráneo, un extraordinario lugar de insoslayable belleza que ha sido diseñado por César Manrique sobre terrenos ganados al mar. Aquí, es posible disfrutar del baño, el relax y practicar diversos deportes. Posee tres lagos de agua salada, que es bombeada desde el mar, los cuales están rodeados de vegetación exótica, imponentes cascadas, bellos jardines tropicales y un gran solarium. Al mismo tiempo, presenta un circuito botánico con numerosas esculturas móviles, restaurantes, pubs y mesones, así como una sensacional Exposición Permanente César Manrique. Sin dudas, no alcanzan las palabras para describir este lugar impresionante.
Para disfrutar del sol, Ceuta cuenta con una amplia variedad de playas, para todos los gustos. En la bahía sur, se encuentran las playas urbanas de La Ribera y El Chorrillo. Más al sur, existen diversas calitas y pequeñas playas.
En la bahía norte, sobre la costa Atlántica, sobresalen las playas Benítez y Benzú, muy populares entre la gente del lugar. La playa Benzú es ideal para la práctica del submarinismo. Desde estas costas, es posible contemplar el tránsito de barcos en el estrecho de Gibraltar.
Para aquellos que gustan de llevarse siempre algún souvenir del lugar que visitan, es bueno saber que se pueden adquirir artículos de calidad a precios muy razonables debido a que Ceuta goza de algunos privilegios fiscales y, por lo tanto, no se pagan ciertos impuestos.
Los apasionados del deporte, encuentran en Ceuta el sitio ideal para desarrollar todo tipo de actividades, que van desde kayak aventura, equitación, senderismo y motor aventura, hasta la pesca submarina, buceo y navegación.
En tanto que aquellos que opten por el turismo cultural en Ceuta, la ciudad posee una gran cantidad de museos y exposiciones de primer nivel, además de yacimientos arqueológicos, monumentos y edificios religiosos, que incluyen catedrales, mezquitas, sinagogas y oratorios hindúes.
Podría decirse que a Ceuta no le falta nada: verdes bosques, magníficas playas, dos mares y la increíble vista sobre los dos continentes y las tres naciones, la transforman en una ciudad inolvidable. ¿Te lo vas a perder?