Torla, historia viva

La villa de Torla, situada en la provincia de Huesca, es poseedora de  una vasta historia y un patrimonio por demás singular.
Su casco antiguo, de origen medieval, se encuentra en perfecto estado de conservación, guardando auténticas muestras de la arquitectura tradicional altoaragonesa, como es el caso del Casón de los Viu, un palacio datado en el siglo XIV,  considerado una de las construcciones más importantes de todo el valle.
Otras construcciones interesantes son la Casa Ruba, Casa Bun y la Casa Lardiés, por mencionar algunas, las cuales se hallan construidas en piedra, y ostentan escudos nobiliarios en sus fachadas.
De la arquitectura religiosa, sobresale la iglesia parroquial, un templo del s. XVI, de estilo gótico tardío, que ha sido recientemente restaurado, admirado por su bella portada románica.           
Por otro lado, el magnífico escenario en el que se alza la villa posibilita la realización de diversas actividades deportivas, como rafting en el río Ara, considerado uno de los últimos ríos vírgenes del pirineo; hidroespeed y barranquismo.
El paraje montañés, durante el verano, es ideal para practicar senderismo, realizar ascensiones y escalada. Mientras que, en el invierno, se puede disfrutar del esquí de montaña, alpinismo y escalada en hielo.
Sin lugar a dudas, el principal lugar de interés de Torla es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Monte Perdido, con sus 3355 metros de altitud, sobresale por ser el macizo calcáreo más alto del continente europeo, en cuyo relieve es posible encontrar una importante diversidad de ecosistemas.

Imagen:

http://www.huesca.eu/wp-content/uploads/torla2.jpg

Oviedo, todo para ver

Oviedo, la capital del Principado de Asturias, dispone de una gran variedad de atractivos, que incluyen su casco antiguo, la catedral gótica y el Teatro Campoamor, lugar elegido para la entrega de los premios Príncipe de Asturias, entre muchos otros. Podemos comenzar nuestra ruta dando un paseo por el casco antiguo de Oviedo. Aquí es donde se encuentra la Catedral de San Salvador, cuya construcción contiene elementos de distintos periodos y estilos.
Ya en la Plaza de la Catedral, es posible apreciar otras construcciones interesantes como es el caso del Palacio de Valdecarzana-Heredia, la Casa de la Rúa, la Capilla de la Balesquida, la Casa de los Llanes y el Jardín de los Reyes Caudillos. Además, junto al templo está la Iglesia de San Tirso El Real, de origen prerrománico.
Dando un recorrido por la calle Santa Ana, encontraremos el Museo de Bellas Artes de Asturias, que cuenta con un rico patrimonio compuesto por más de 8.000 piezas, entre las que se incluyen obras de Goya, Picasso o Zurbarán, así como de renombrados pintores asturianos. Al mismo tiempo, podemos conocer el Museo Arqueológico ubicado en el antiguo Monasterio Benedictino de San Vicente, en donde se exponen  diversas colecciones que van desde la Prehistoria hasta la era medieval.
Sobre la calle Jovellanos, se pueden observar  vestigios de la antigua muralla que se hallan incrustados en las paredes del Convento de San Pelayo.
Por su parte, el Ayuntamiento y la plaza de la Constitución, donde está la iglesia de San Isidoro el Real; al igual que El Fontan, el mercado de los domingos, son a su vez visitas obligadas.
En el centro de la ciudad está el parque de San Francisco, uno de los centros de reunión de los locales y el principal pulmón verde de Oviedo. Cerca de él, se hallan el Teatro Campoamor y el Palacio de la Junta General del Principado.
Fuera del casco urbano, se localizan el campo de golf de Las Caldas y el futuro balneario de Las Caldas Villa Termal. Cerca de Priorio, se encuentran las cuevas prehistóricas de Las Llueras, con interesantes grabados.

Imagen:

http://www.laspain.com/Asturias/Oviedo_Asturias6.jpg

Propuestas de ocio en Sant Julià de Lòria

Sant Julià de Lòria, la más meridional de las siete parroquias del Principado de Andorra,  está conformada por la villa homónima junto con seis quarts o subdivisiones parroquiales, a saber: Bixessarri, Nagol, Juberri, Auvinyà, Fontaneda y Certers, aparte de otros grupos poblacionales, como es el caso de Aixovall, Aixirivall y Llumeneres.
Su núcleo urbano se despliega en torno a la orilla del río Valira. Aquí, es donde se concentran sus principales atractivos artísticos, entre los cuales se destacan la Casa Comunal, actual sede del gobierno municipal, una iglesia románica, dedicada a San Julián de Lòria y a San Germán, y el casco antiguo en su totalidad.
Una buena opción es inclinarse por visitar Naturlandia, ubicada en el Campo de Nieve de la Rabassa, en donde es posible disfrutar de numerosas actividades y practicar deportes de nieve.
Desde aquí, existe la posibilidad de bajar por el Tobotronc, en un trayecto de aproximadamente unos seis kilómetros que nos conduce por el bosque en un descenso por demás vertiginoso, para después dedicarnos a la práctica del esquí de fondo, raquetas de nieve, motos de nieve, entre otros deportes.
Se trata, sin dudas, de un lugar recomendado para visitar en familia.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4c/Andorra-SantJulia.jpg/450px-Andorra-SantJulia.jpg

Por las cuevas de Bocairent

A 95 kilómetros al sur de Valencia, y a los pies de la Sierra de Mariola, se encuentra Bocairent, una pequeña  población que posee una situación orográfica muy particular, razón por la cual diferentes culturas se han desarrollado aquí a lo largo de la historia.
En esta zona, se han hallado algunos restos de asentamientos humanos del periodo neolítico, en lugares como las cuevas del Vinalopó y de la Sarsa, además de distintos poblados íberos localizados en pequeñas lomas. Incluso, los romanos han dejado su huella en algunas villas dispersas por el campo.
El casco antiguo, declarado conjunto histórico-artístico, sobresale por el trazado de sus calles muy particular, fiel al estilo árabe, con subidas y bajadas, escaleras, plazuelas y calles cortadas.
Además, hay una ruta señalizada, que conduce por los extramuros del casco antiguo, para poder así contemplar las casas que están asentadas en el borde del barranco.
En la zona norte del Barrio Medieval, está la Cava de Sant Biai, a la cual se accede por una galería subterránea. En el pasado, era utilizada para depositar nieve, pero hoy en día es usada para exponer 6 paneles ilustrativos que contienen la historia del hielo y la nieve, además de un plano con todos los neveros que hay en la zona.
Uno de sus mayores encantos son las Covetes dels Moros, un conjunto de cuevas artificiales, situadas a 300 metros del núcleo poblacional, con aberturas en forma de ventana.
Otra de las bellezas de Bocairent es la Plaza de Toros, la cual además de ser la más antigua de la Comunidad Valenciana es considerada única en su tipo, pues se encuentra completamente excavada en la roca.
Continuando con el paseo, visitamos el Monasterio Rupestre, un antiguo convento subterráneo de monjas de clausura que data del siglo XVI, que cuenta con la particularidad de haber sido excavado en la roca.
Por su parte, el Parque Natural de la Sierra de Mariola es un gran reservorio de plantas aromáticas y medicinales, que abarca parte de las comarcas de la Vall d’ Albaida, l’ Alcoia y el Comtat. Incursionando a través de sus senderos señalizados es posible apreciar diversas ermitas, masías y cavas de nieve.

Imagen:

http://www.absolutespana.com/wp-content/uploads/2008/08/11.jpg

Bienvenidos a Toledo, la ciudad de las Tres Culturas

Toledo representa, por cierto, un destino perfecto para realizar una escapada de fin de semana desde Madrid. Ubicada a orillas del río Tajo, se levanta esta ciudad que supo ser la capital del país durante cuatro siglos, durante la dominación visigoda.
Toledo, conocida también como la ciudad de las Tres Culturas por haber albergado cristianos, musulmanes y judíos, es un lugar sensacional para ir tras las huellas del pasado medieval que dan cuenta de cada una de estas culturas, como es el caso de la Catedral de la ciudad, la Mezquita de la Luz y la sinagoga de Santa María la Blanca. También, vale la pena visitar el Museo Sefardí, considerado el mejor de España conjuntamente con el del Call de Girona.
El Alcázar representa otro de los monumentos toledanos más significativos, el cual sirvió de escenario de un importante episodio durante la Guerra Civil española y que hoy alberga el Museo Militar. Desde aquí se pueden apreciar bellas vistas de la ciudad y del río Tajo.
Por su parte, las estrechas calles del casco antiguo de Toledo invitan al paseo, sobre todo por las noches gracias a su importante ambiente nocturno que incluye bares de copas y locales donde bailar y pasar un buen rato.
La gastronomía de la ciudad es un capítulo aparte. Platos como la perdiz a la toledana y el venado de los montes de la provincia, así como postres como el mazapán son muy populares.
No podemos retirarnos de Toledo sin antes visitar la Ronda del Valle, el paseo por el exterior de las murallas de la ciudad, que transcurre entre palmerales y el sonido del agua que fluye río abajo. Sólo nos llevará poco más de una hora, permitiéndonos  apreciar los cigarrales y la zona que circunda al Parador Nacional.

El escenario tradicional de León

La ciudad de León, acostumbra a recibir millares de turistas por año debido a sus atractivos monumentos, una diversificada oferta cultural, modernas construcciones y una surtida oferta de ocio, que incluye un gran número de bares, restaurantes y discotecas.
Las principales atracciones de León se localizan en la zona del Casco Antiguo, que se emplaza sobre un antiguo campamento romano. En el centro, está la famosa Plaza Mayor, alrededor de la cual es posible apreciar la Catedral, construida en el siglo XII. También, en la misma zona se ubica el Barrio Húmedo,  que exhibe casas y tabernas que responden a la arquitectura tradicional.
Al mismo tiempo, no puedes dejar de visitar la Basílica de San Isidoro, auténtico emblema del arte románico, así como el Hostal de San Marcos, construido a pedido de los Reyes Católicos. Continue reading

Bocairent, un municipio sin igual

Bocairent, es un municipio del sur de Valencia, que está ubicado a los pies de la Sierra de Mariola.            
Primero, podemos comenzar por dar un paseo por el casco antiguo, declarado conjunto histórico-artístico, que se caracteriza por el peculiar trazado de sus calles, empinadas y tranquilas, que guardan tesoros de singular belleza. Además, hay una ruta señalizada, que conduce por los extramuros del núcleo antiguo, permitiendo apreciar de cerca las casas que están asentadas en el borde del barranco.
En la parte norte del Barrio Medieval se encuentra la Cava de Sant Biai, que era utilizada para el almacenamiento de hielo y a la cual puede accederse mediante una galería subterránea excavada en la roca. Aquí, es posible apreciar 6 paneles ilustrativos que contienen la historia del hielo y la nieve desde sus inicios hasta la actualidad, además de un plano situacional de todos los neveros que existen en la zona.
Otro de los grandes atractivos de Bocairent es Covetes del Moros, un conjunto de cuevas artificiales, que poseen orificios en forma de ventana, ubicadas en mitad de una pared de roca vertical, próximas al núcleo urbano. El uso de estas cavidades ha dado lugar a distintas interpretaciones, pero lo que sí se sabe es que corresponderían a los siglos X-XI.
Continuando el periplo, podemos visitar la Plaza de Toros, considerada única en su tipo ya que se encuentra completamente excavada en la roca. Se trata de la más antigua de la Comunidad Valenciana y dispone de un aforo de 3.760 localidades.
De las construcciones religiosas se destacan el Monasterio Rupestre, un antiguo convento subterráneo de monjas de clausura, y la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, la cual ha sido levantada sobre el antiguo castillo árabe de Bekiren.
Para disfrutar de la naturaleza del lugar, qué mejor que acercarse al Parque Natural de la Sierra Mariola, que sobresale por su variedad de plantas aromáticas y medicinales. Es el sitio perfecto para  realizar excursiones a pie, a caballo o en bici, puesto que posee senderos señalizados que conducen al visitante por diversas ermitas, masías y cavas de nieve.

Imagen:

http://www.absolutespana.com

Denia en todo su esplendor

Denia es una ciudad de mucha historia y de una cultura envidiable que no recibe una gran afluencia de turistas, sino que desde siempre ha sido el lugar elegido por los intelectuales del siglo pasado para descansar, y que aún conserva mucho de su estilo original.
La localidad se alza en una bahía, dominada por el imponente macizo montañoso Montgó, desde el cual en los días de buen clima es posible contemplar preciosas vistas de Ibiza.
El puerto, ubicado en el centro de la bahía, ofrece algunos atractivos para los visitantes. Por las mañanas, es posible participar de las subastas de pescado que allí se realizan, mientras que durante el resto del día vale la pena disfrutar de sus terrazas o, simplemente, dar un paseo. Desde aquí, salen los  ferrys con rumbo a Mallorca e Ibiza.
El castillo, es una fortaleza que fue construida entre los siglos XI y XII, aunque fue ampliada posteriormente hasta llegar a ser el  conjunto monumental que es hoy. Desde sus torres es posible apreciar estupendas vistas. En verano, aquí se pueden presenciar interesantes conciertos.
En las laderas de la colina sobre la que se alza el Castillo, se hallaron vestigios de viviendas así como de fortificaciones de una ciudad romana. Tales restos, son exhibidos en el Museo Arqueológico que funciona en las instalaciones del castillo.
En torno al castillo está el casco antiguo, el cual se caracteriza por sus angostas y pintorescas callejas. Una visita al Museo Etnológico y el Museo del Juguete, nos permitirá adentrarnos en diversos aspectos históricos del lugar.
Baix la mar, ubicado en las cercanías del puerto, es un antiguo barrio de marineros que se destaca por sus casas bajas y bonitas plazas.
Si de playa se trata, en Denia podremos disfrutar de sus 16 kilómetros de arenales, que se extienden al norte del  Area de Les Marines. También, los aficionados al buceo, encontrarán aquí un fondo marino de singular riqueza que vale la pena ser apreciado.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4a/Castillo_de_Denia.jpg/800px-Castillo_de_Denia.jpg

Visita Calella, la capital de la Costa del Maresme

 

Calella es una bonita ciudad de la Costa del Maresme, que descansa a orillas del Mediterráneo. Está ubicada al este de la provincia de Barcelona, en la Comunidad Autónoma de Cataluña.
Debido a que cuenta con 3 kilómetros de playa, atrae a muchísimos turistas locales y extranjeros, que llegan a Calella para disfrutar del sol así como para practicar diversos deportes, como el buceo, jet ski, surf o vela, por mencionar algunos. Además, esta ciudad costera ha sido galardonada con el distintivo de Bandera Azul, por el nivel de sus playas, su agradable temperatura y por los servicios que brinda.
Al mismo tiempo, Calella posee un importante legado histórico-monumental, el cual puede apreciarse, en parte, visitando el casco antiguo donde podrás conocer la iglesia de Santa María, la capilla de San Quirze y Santa Julita, y numerosas casas señoriales de origen medieval, como la Casa Sivilla y la Casa de los Salvador.
Además, durante el itinerario por la ciudad de Calella se pueden apreciar diversas construcciones emblemáticas como es el caso de la Fábrica Llobet-Guri y el Mercado Municipal. Si preferimos dar un paseo al aire libre, es recomendable visitar el Parque Dalmau, desde donde es posible contemplar maravillosas vistas de la ciudad.
Calella, a su vez, dispone de varias peatonales, donde se ubican un centenar de bares, restaurantes, discos y tiendas. Resulta increíble disfrutar de una caminata por el Paseo Marítimo, al tiempo que se contempla el atardecer. Tomando este camino se llega al faro, desde donde se obtienen panorámicas magníficas de toda la costa.
En la zona del Club Náutico, hay numerosos restaurantes locales de pescadores, donde el turista puede degustar exquisitos platos a base de mariscos y pescados a precios asequibles.
Para los que les interese la movida nocturna local, es bueno saber que la noche se llena de brillo gracias a modernas discos que disponen de terrazas al mar, además de  alrededor de un centenar de restaurantes con shows y bares temáticos.
La gastronomía del lugar se caracteriza sobre todo por un surtido menú marítimo, que incluye por ejemplo pulpo al ajillo y pescados al horno con patatas y judías, el cual suele ser acompañado por verduras y hierbas.
¡Acércate a la capital de la maravillosa Costa del Maresme y disfruta de unas vacaciones sorprendentes!

Imagen:

http://www.buscounchollo.com/

Alicante: Relax en la costa mediterránea

playas-de-alicante

La ciudad española de Alicante, perteneciente a la Comunidad Valenciana, es una atractiva urbe de la costa mediterránea que le ofrece un itinerario interesante para sus vacaciones.
Por empezar, cuenta con extensos arenales como la playa del Saladar, perfecta para realizar una buena caminata respirando el aire puro del litoral, y las Calas del Cabo de las Huertas, considerada una de las más tranquilas por su lejanía del centro de la ciudad e ideal para practicar nudismo. Continue reading