EL CABO DE GATA, UN OASIS EN EL SUR ESPAÑOL

El Cabo de Gata es uno de los mejores destinos para aquellos que buscan reláx dentro del litoral mediterráneo. Las playas de todo el cabo se encuentran dentro del Parque Natural de Cabo de Gata, lo que ha permitido que se evite la especulación inmobiliaria y por ello la masificación turística.

Para aquel que vaya en los meses de Julio y Agosto es recomendable dedicar un tiempo a buscar una de las calas un poco más apartadas donde no haya acceso al tráfico y de este modo se pueda conseguir  un poco más de tranquilidad. Entre estas calas podrían encontrarse Cala Chica de San José, las pequeñas calas que rodean a El Barronal, y todas aquellas de la zona próxima a Las Negras que pueden ser accesibles a través de barcas o a veces a nado.

El turismo ecológico puede beneficiarse de estas zonas apartadas a la vez que aporta dinero para el mantenimiento y la sostenibilidad del parque. Con ofertas como las que se anuncian frecuentemente en Groupon y otras compañías de descuentos, se puede disfrutar de ofertas en los pequeños y acojedores hoteles de la zona, pasar una semana en una de las calas de Aguamarga, comer paella en uno de los acojedores restaurantes de la Isleta del Moro, y visitar el desierto de Tabernas donde se puede encontrar el Mini-Hollywood, lugar donde se grabaron películas como la trilogía de “el Bueno, el Feo y el Malo”, “Conan el Bárbaro” o “Indiana Jones y la Última Cruzada”.

Ciertas ofertas como esta son un regalo estupendo para pasar un fin de semana dentro de uno de los pocos desiertos de Europa, otra forma más de disfrutar del turismo sin sufrir aglomeraciones y disfrutando del entorno.

Vacaciones en la costa andaluza

Durante el verano, las costas de Andalucía se transforman en el punto de encuentro de millones de viajeros, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan en ellas poder disfrutar del sol, la playa y, en especial, mucho relax. El verano aún no ha acabado y septiembre continúa siendo un mes donde el clima agradable de la zona invita a gozar de la costa.
Vale destacar que Andalucía dispone de mil kilómetros de costa bañados por el Mediterráneo y el Océano Atlántico, conformando un paisaje bien diverso que va desde la desembocadura del río Guadiana hasta la costa del Cabo de Gata y que se halla dividido en cuatro importantes zonas, a saber: la Costa de la Luz, Costa del Sol, Costa Tropical de Granada y la Costa de Almería.
La Costa de la Luz, situada en el golfo de Cádiz, abarca los litorales de Cádiz y Huelva. Así, puedes disfrutar del sol en las playas de Ayamonte, Isla Canela, Conil de la Frontera, Isla Cristina, Zahara de los Atunes, Chiclana, Punta Umbría, Matalascañas, Chipiona, Costa Ballena, y el paraíso de los surfistas de Tarifa, por mencionar algunas. Además, en la Costa de la Luz encontrarás rincones perfectos para el turismo natural, como es el caso del puerto de Cádiz, así como el Cabo Trafalgar y el Parque Nacional del Coto de Doñana.
Por su parte, la Costa del Sol se presenta como uno de los puntos turísticos más elegidos de España, el cual se extiende a lo largo del  litoral mediterráneo gaditano y el de la provincia de Málaga. Su principal punto de interés no es otro que Marbella y su Puerto Banús. También, sobresalen lugares como Nerja, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos, Manilva, Estepona y San Roque, etc. La Costa de la Luz dispone de una infraestructura turística de primer nivel y posee todo lo necesario para satisfacer los gustos de toda clase de turistas, sobre todo de los aficionados al golf.
En tanto que la Costa Tropical de Granada, ocupa la franja costera de la provincia granadina, que se caracteriza por su microclima de características tropicales, siendo Almuñécar, Salobreña y Motril sus principales centros de veraneo.
Por último, mencionaremos a la Costa de Almería, sin dudas, la menos urbanizada y la más agreste en comparación con el resto. Aquí, es posible descansar en sitios como Mojácar, Roquetas de Mar, Carboneras, Pulpí o Cueva de Almanzora, además de aprovechar para recorrer el Parque Nacional de Cabo de Gata, el cual está provisto de paisajes de sensacional belleza que incluyen desde el desierto subtropical interior hasta preciosas calas recónditas de aguas cristalinas.