Potes, la villa de los puentes

Potes es una población ubicada en el centro de la comarca de Liébana, donde convergen los ríos Deva y Quiviesa. Circunscripta por un paisaje sensacional, la villa nos devela en cada lugar que visitamos todo sobre su rica historia.
Conocida como la villa de los puentes y de las torres, en Potes sobresale la torre del Infantado, el edificio más simbólico del lugar y actual sede del ayuntamiento. Esta casa-torre del siglo XV, que preside el casco antiguo, es el centro de atención de todos los visitantes.
En la parte antigua se halla un conjunto de barrios que conserva mucho encanto en cada una de sus callejuelas y caserones, significando para el visitante  un verdadero viaje al pasado. Así, podemos recorrer el Barrio Viejo, el cual está unido por dos puentes, uno de ellos posiblemente de origen medieval. 
Algunas de sus calles todavía conservan el ambiente característico de otras épocas, que se hace visible en sus casas populares.  No por nada es considerado uno de los más espectaculares conjuntos históricos monumentales de Cantabria.
Al mismo tiempo, vale la pena visitar las Iglesias de San Vicente. Merecen, en las cuales es posible apreciar sus retablos barrocos, que proceden del antiguo convento de San Raimundo. Dicho convento acoge una exposición sobre Liébana y los Picos de Europa, que nos acerca a la peculiar comarca lebaniega y a su singular etnografía. 
A escasos 2 Km de Potes se halla el  Monasterio de Santo Toribio de Liébana, cuya fundación data aproximadamente del siglo VI. En su interior, alberga el Lignum Crucis, el mayor fragmento que se conserva de la Cruz de Cristo.
No podemos dejar de visitar Fuente Dé, un atractivo enclave turístico ubicado a tan solo 25 km de Potes, más precisamente en el Parque Natural de los Picos de Europa.
Aquí lo mejor es ascender por el teleférico para, de ese modo, contemplar el encanto de la Cordillera Cantábrica desde el mirador de El Cable.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/f3/Potes%2C_arropada_por_los_Picos_de_Europa.JPG/800px-Potes%2C_arropada_por_los_Picos_de_Europa.JPG

Potes, la villa de los puentes y las torres

Potes es una población de la comarca de Liébana, situada en la unión de los ríos Deva y Quiviesa, justo en la confluencia de los cuatro valles de la comarca, por lo que el paisaje que la rodea es espectacular.    
Conocida como la villa de los puentes y de las torres, en Potes sobresalen  la del Infantado, actual sede del ayuntamiento, y la de Orejón de la Lama, del siglo XV.
En el casco antiguo de la población, de excepcional riqueza monumental, es posible apreciar sus callejuelas y caserones, en su mayoría con blasones, que transportan al visitante al pasado.
La Torre del Infantado es una casa-torre que preside el casco antiguo y  que constituye el centro de atención de quienes visitan Potes. Se trata del sitio perfecto para empezar la visita por esta villa medieval.
Próxima a la Torre del Infantado se encuentra la Torre de Orejón de la Lama, la cual se halla rematada con pináculos y ventanales de estilo gótico y suele servir para la realización de exposiciones y demás manifestaciones culturales.
Por otro lado, uno de los aspectos que más se destacan en Potes es, sin dudas, el gastronómico. La villa posee una gran cantidad de restaurantes de diversos estilos y categorías, en los que pueden degustarse una importante variedad de platos: como el cocido lebaniego, quesos artesanos y postres caseros.
Yendo hacia el Barrio Viejo, en pleno centro del casco antiguo de Potes, encontramos una zona conectada por el Puente de San Cayetano y el de la Cárcel, cuyas calles conservan aún el ambiente característico de otras épocas, gracias a sus casas populares.
También, podemos visitar la Casa natal de Jesús de Monasterio, localizada en la calle homónima, que fue el lugar donde nació el ilustre violinista.
Un dato particular, Potes posee dos Iglesias de San Vicente, las cuales por supuesto vale la pena visitar, especialmente por sus retablos barrocos. Continuando el periplo por las construcciones religiosas, visitamos el Convento de San Raimundo,  del siglo XVII, que se destaca por su portada de acceso y claustro. Actualmente, aquí se lleva a cabo una exposición sobre Liébana y los Picos de Europa, con el fin de acercar al visitante a la comarca lebaniega.    
A escasos 2 Km de la población, en el municipio de Camaleño, no podemos dejar de visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, un lugar de peregrinaje que alberga el Lignum Crucis, el mayor fragmento que se conserva de la Cruz de Cristo.
Mientras que a 25 km de distancia, se encuentra Fuente Dé, en el Parque Natural de los Picos de Europa. Donde es aconsejable ascender en el teleférico para observar la majestuosidad de la Cordillera Cantábrica.

Imagen:

http://img.viajescondestino.com/wp-content/uploads/2009/11/potes2.jpg