Viaje a Santa Susana

Santa Susana es una villa de la provincia de Barcelona, que cuenta con un importante patrimonio cultural e histórico que vale la pena apreciar.

Entre sus atractivos se encuentra la Pared de en Ratés, un canal que data del siglo XIX que fue construido para llevar el agua hasta la finca de Can Ratés, actualmente habilitada para el turismo rural. Esta canalización, sumada a otros elementos arquitectónicos como es el caso del molino harinero de Jordà, los pozos y los lavaderos que se alzan en el municipio, dan cuenta de la importancia que tiene la agricultura para el pueblo  como recurso económico propiamente dicho.

Otro de los lugares de visita obligada es el Búnker de la Guerra Civil, que está ubicado en la playa de las Dunas. Este fuerte, es uno de los elementos defensivos que fueron construidos por los ayuntamientos republicanos que componen la comarca del Maresme, durante la Guerra Civil Española, con el propósito de vigilar el territorio ante el peligro de bombardeos aéreos.

Por otro lado, Santa Susana sobresale por su arquitectónica popular, que data de distintas épocas, como es el caso de las Torres de vigía, las masías, los refugios de guerra, y las capillas, entre otros.

Las Torres de vigía conforman un interesante conjunto arquitectónico. En Santa Susana hay cinco torres de vigilancia en total, que han sido declaradas Bienes Culturales de Interés Nacional. Para conocerlas, podemos comenzar el camino en la Torre de la Plana, que se comunica con la Torre de Valle Xirau, para proseguir luego hacia la Torre de Can Bonet, cerca de la cual se halla la Torre de Can Ratés, que data del año 1584. Por último, visitamos la Torre de Mas Galter.

La iglesia parroquial de Santa Susana, es un templo que fue construido por los vecinos durante la posguerra. Lo que más se destaca de este edificio son las pinturas del presbiterio, que fueron realizadas por Aurelio Crosiet.

Para distenderse al aire libre qué mejor que visitar el Parque de la Font del Boter, un área de recreo al aire libre que cuenta con una zona de pícnic y de acampada. Otra opción es el Parque del Colomer, un amplio espacio verde que posee juegos para los más pequeños.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/0c/Santa-Susanna.jpg/800px-Santa-Susanna.jpg

La magia de viajar a Barcelona

Barcelona es una ciudad sofisticada y elegante, y una de las más populares de España. Por lo que si estás pensando en viajar a Barcelona, es bueno que conozcas de antemano algunos de sus principales atractivos turísticos para que comiences a trazar tu periplo por esta encantadora ciudad.
Ubicada en la costa de España, Barcelona se encuentra resguardada por los cerros que circundan la sierra de Collserola.
La ciudad cuenta con un gran número de sitios de interés turístico, realmente dignos de visitar. Como es el caso del Parc Güell, el cual posee algunos azulejos que llevan la impronta del prestigioso artista Antonio Gaudí.
Las Ramblas, ocupa también un lugar destacado en el trazado de Barcelona. Se trata de la calle más popular de España, que está rodeada de árboles, en torno a la cual se emplazan numerosos restaurantes y tiendas.
Por otro lado, al viajar a Barcelona descubrirás sus bellos parques, siendo el Parc de la Ciutadella uno de los favoritos tanto de los turistas como de los lugareños y representa el sitio ideal para relajarse y disfrutar del sol.
Otros lugares que merecen ser visitados son La Sagrada Familia, la torre de la iglesia de Gaudí que es un verdadero símbolo de Barcelona; la Casa Milá, un original edificio que ha sido creado también por el famoso Gaudí; y el distrito Eixample, que ocupa la parte central de la ciudad y que sobresale por sus magníficas avenidas y mansiones.
Para aquellos que se inclinan más por el turismo cultural, Barcelona acoge numerosos e importantes museos y galerías de arte. El Museo Picasso, el más popular de todos,  alberga una gran colección de pinturas y cerámicas, obra del famoso artista.
No puedes pensar en hacer turismo en Barcelona sin antes realizar tu reserva. Cabe señalar que la ciudad cuenta con una amplia oferta hotelera, que incluye desde hoteles para todos los presupuestos hasta alojamientos de lujo.
En caso que quieras ir de compras en Barcelona, además de  exclusivas tiendas de diseñadores, centros comerciales y grandes almacenes, los mercados atraen multitudes de turistas y locales. De todos, podemos recomendar el Mercado de la Boquería, un mercado de alimentos y productos frescos que se sitúa en un cavernoso hierro y cristal.
De esta manera, viajar a Barcelona implica conocer una de las ciudades más maravillosas del Mediterráneo, con playas llenas de encanto y un rico patrimonio histórico-artístico. ¡Disfruta Barcelona!

Visita Calella, la capital de la Costa del Maresme

 

Calella es una bonita ciudad de la Costa del Maresme, que descansa a orillas del Mediterráneo. Está ubicada al este de la provincia de Barcelona, en la Comunidad Autónoma de Cataluña.
Debido a que cuenta con 3 kilómetros de playa, atrae a muchísimos turistas locales y extranjeros, que llegan a Calella para disfrutar del sol así como para practicar diversos deportes, como el buceo, jet ski, surf o vela, por mencionar algunos. Además, esta ciudad costera ha sido galardonada con el distintivo de Bandera Azul, por el nivel de sus playas, su agradable temperatura y por los servicios que brinda.
Al mismo tiempo, Calella posee un importante legado histórico-monumental, el cual puede apreciarse, en parte, visitando el casco antiguo donde podrás conocer la iglesia de Santa María, la capilla de San Quirze y Santa Julita, y numerosas casas señoriales de origen medieval, como la Casa Sivilla y la Casa de los Salvador.
Además, durante el itinerario por la ciudad de Calella se pueden apreciar diversas construcciones emblemáticas como es el caso de la Fábrica Llobet-Guri y el Mercado Municipal. Si preferimos dar un paseo al aire libre, es recomendable visitar el Parque Dalmau, desde donde es posible contemplar maravillosas vistas de la ciudad.
Calella, a su vez, dispone de varias peatonales, donde se ubican un centenar de bares, restaurantes, discos y tiendas. Resulta increíble disfrutar de una caminata por el Paseo Marítimo, al tiempo que se contempla el atardecer. Tomando este camino se llega al faro, desde donde se obtienen panorámicas magníficas de toda la costa.
En la zona del Club Náutico, hay numerosos restaurantes locales de pescadores, donde el turista puede degustar exquisitos platos a base de mariscos y pescados a precios asequibles.
Para los que les interese la movida nocturna local, es bueno saber que la noche se llena de brillo gracias a modernas discos que disponen de terrazas al mar, además de  alrededor de un centenar de restaurantes con shows y bares temáticos.
La gastronomía del lugar se caracteriza sobre todo por un surtido menú marítimo, que incluye por ejemplo pulpo al ajillo y pescados al horno con patatas y judías, el cual suele ser acompañado por verduras y hierbas.
¡Acércate a la capital de la maravillosa Costa del Maresme y disfruta de unas vacaciones sorprendentes!

Imagen:

http://www.buscounchollo.com/

Barcelona, cosmopolita y vanguardista por excelencia

Barcelona, vanguardista y cosmopolita por excelencia, es una de las ciudades más importantes de España y, por lo tanto, poseedora de toda clase de atractivos turísticos, que van desde el particular encanto del barrio gótico, presidido por la Catedral de Santa Eulalia, hasta  paseos como el de Parc Güell, donde se aprecian diversas obras de Gaudí. En Parc Güell se halla la Fuente Dragón, la cual está decorada con bellas y vistosas cerámicas; además de un acogedor museo que fue reconstruido sobre una antigua casa en la que vivió el genial Gaudí.
Otro sitio emblemático de la ciudad es la Fundación Joan Miró, en donde es posible  apreciar las obras más importantes del pintor mallorquín aparte de exposiciones itinerantes provenientes de diferentes museos. Durante los fines de semana se puede participar de visitas guiadas por las instalaciones de la institución.

Continue reading

Regala un viaje por Navidad: Cruceros por el Mediterráneo

La costa mediterránea es rica en calas vírgenes, playas de arena blanca y rincones costeros donde late la historia. Aunque se respire el mismo aire cada lugar que rocía el Mediterráneo posee denominación de origen y una singularidad digna de conocer. Para descubrirlos lo más rentable es viajar con cruceros y elegir el destino que más nos interese. Y también puede ser un buen regalo de Navidad para aquellos seres queridos que se merezcan un descanso o que nunca hayan visto las bellezas del mar Mediterráneo.

Además, la estancia en un barco de estas características hacen el viaje mucho más confortable que viajar en avión o moverse por la ciudad con otro tipo de transporte. Y no hay que decir que contemplar las noches estrelladas sobre el mar es una de las escenas más bonitas que nos puede obsequiar la naturaleza.

Existen muchos destinos de salida pero los más demandados son los minicruceros desde Barcelona, Valencia, Almería y Málaga. La mayoría de estos cruceros acceden a los puertos de las Islas Baleares y algunos de Italia, Francia, Túnez y Malta. Durante el viaje se harán descansos para poder visitar la ciudad y comprar algún souvenir.

Viajar por el Mediterráneo es uno de los destinos obligados para aventureros y amantes de la historia. En las ciudades colindantes de los puertos era donde se desarrollaba los comercios que hicieron emerger la ciudad y desarrollar la cultura mediterránea que nos caracteriza hoy. Nuestros antepasados recorrían el mar en busca de fortuna, otros querían encontrar nuevos lugares que engrandecieran la belleza del mar que les vio nacer.

Asimismo, el Mediterráneo es uno de los destinos preferidos por los extranjeros que llenan las playas de arena blanca y disfrutan de las calas vírgenes que adornan la costa. Además de saborear deliciosos restaurantes donde se ofrece pescado fresco y marisco de primera calidad.

Regalar un viaje es regalar cultura. Es regalar nuevas vistas y experiencias que componen nuestra vida.

El encanto irrefrenable de Barcelona

No cabe ninguna duda de que Barcelona, una de las ciudades más importantes de España, es uno de los mejores lugares del Mediterráneo. La excelente ubicación de la capital de Cataluña junto al mar Mediterráneo, la transforman en la ciudad más cosmopolita y activa del país.
Hay una gran oferta de Hoteles en Barcelona, para que el turista pueda encontrar el alojamiento que más se adapte a su estilo y sus necesidades.
De paseo por la ciudad, vale la pena visitar el Museo Picasso, el más concurrido de Barcelona, en donde se exhiben numerosos trabajos, repartidos en los tres pisos del lugar, que dan cuenta de los primeros años del artista, con pinturas como “El Indefenso”, cerámicas y sus trabajos que datan desde 1890 en adelante.
A un lado de La Rambla se halla el Pla Reial, uno de los sitios de mayor tradición e interés de la ciudad. Esta plaza funciona como punto de encuentro tanto de locales como visitantes, quienes se reúnen para beber algo al aire libre en las terrazas de los cafés, situadas bajo los porches. En el centro de la plaza, está la fuente de las Tres gracias, con dos faroles que fueron diseñadas por Antoni Gaudí.
Otra de las principales atracciones de la ciudad es, sin dudas, el barrio Gótico, una de las zonas más tradicionales de Barcelona y el corazón del casco antiguo de Barcelona. Constituye un laberinto de calles que se entrecruzan con plazas, donde se encuentran repletas de cafés y bares, además de diversos edificios góticos medievales. El barrio se erige en torno de la Pla de Sant Jaume, una amplia plaza que la época de los romanos fue un foro, por lo que allí hay diversos restos de viejas fortificaciones, como es el caso del portal de “Pla Nova”. En esta plaza, se ubican también  el Palacio de la Generalitat y el Palacio del Ayuntamiento.
Por otro lado, en Montjuic, la colina que domina el centro de la ciudad, es posible encontrar algunas galerías de arte, así como atracciones de ocio, parques y el grupo de las sedes olímpicas de 1992. Los edificios que aquí se encuentran representan todos los estilos arquitectónicos tan típicos del país.
En la parte norte, está la Pla de Graus les Arenes, que en el pasado fue una plaza de toros. Muy cerca de allí, en el Palau Nacional, se halla el Museu Nacional d´Art de Catalunya, que dispone de una impactante colección de arte románico. Las terrazas se ubican debajo del Palau Nacional, con estupendas fuentes como La Font Magica.
Para aquellos que prefieren estar en contacto con la naturaleza, se recomienda ascender en teleférico el Tibidabo, que con sus 542 metros de altitud es la cumbre más alta de la línea boscosa que sirve de fondo para Barcelona. En la cima se alza uno de los parques de entretenimiento más populares de Europa: el Parc d´Atraccions.
Por último, nadie puede perderse la posibilidad de conocer las bellas playas barcelonesas, Sant Sebasti, La Barceloneta, Nova Ic Bogatell, Mar Bella y Nova Mar Bella.
Elige entre los Hoteles de Barcelona que más te agrade, y no dejes pasar la oportunidad de descubrir esta hermosa ciudad. ¡No te lo pierdas!

 


 

Navidad en Granada

España tiene mucho para ofrecer más allá de sus dos ciudades más emblemáticas Madrid y Barcelona. Otra de las localidades españolas más populares  es Granada, dueña de un gran encanto y una diversidad cultural que atrae a miles de turistas cada año.
Granada es un destino turístico muy popular, poseedor de una rica historia cultural, que goza de gran relevancia dentro de la cultura española. Se encuentra ubicada a los pies de las montañas de Sierra Nevada, donde confluyen los ríos Beiro, Darro y Genil.
El flamenco, los restaurantes de tapas y los clubes de golpes, son sólo algunas de las cosas que caracterizan a la ciudad, la cual se distingue también por sus monumentos islámicos, que se concentran en el antiguo barrio musulmán, y las pastelerías más exquisitas del país.
El clima es agradable, por lo general el ambiente es cálido, salvo durante los meses de invierno donde el clima puede tornarse un tanto frío.
La Alhambra, una ciudadela árabe y el palacio, constituye uno de los sitios islámicos más visitados de Granada. Se trata de una de las visitas obligadas de la ciudad,  debido a su enorme belleza arquitectónica así como por su riqueza histórica y cultural.
Otro de sus principales atractivos turísticos es la estación de Sierra Nevada, situada cerca de la ciudad, donde es posible aprovechar a practicar diversos deportes de invierno, sobre todo el esquí.
No caben dudas de que Granada es el sitio perfecto para los amantes del turismo y los viajes. Por lo que si estás pensando en visitar Granada para esta Navidad, prepárate para vivir una experiencia única gracias a la gran cantidad de lugares bonitos con los que cuenta, disfrutando a su vez de la calidez humana de su gente.

Imagen:

http://misiglo.files.wordpress.com/2010/05/granada-1-wikipedia.jpg

Barcelona: Destino perfecto para ir de compras

¿A quién no le gusta ir de compras cuando se encuentra de vacaciones? La respuesta es más que obvia, sobre todo si estamos de visita en una de las ciudades europeas más cosmopolitas, Barcelona, que se encuentra entre los destinos preferidos por los turistas si de ir de compras se trata. Aquí, no caben dudas que el viajero quedará maravillado con las ofertas que se exhiben en las vitrinas para tiendas de segunda mano y zonas outlet.

Tampoco podrán quitar la vista de las vitrinas para tiendas en Barcelona, al salir de comprar por los mercadillos, los principales centros comerciales y las tiendas de lujo.  Cualquiera que disfrute ir de compras en sus viajes, hallará su tienda preferida en la ciudad de Barcelona.

Zonas outlet y centros comerciales
La ciudad cuenta con varios centros comerciales para regocijo del viajero. Pero además puede visitarse una zona outlet que está ubicada en las afueras de Barcelona, a apenas una hora en coche o autobús, donde pueden adquirirse una amplia gama de artículos de marcas reconocidas con interesantes descuentos.

La Roca Village
A tan solo 30 minutos de Barcelona se encuentra La Roca Village, un pueblo comercial que, además de una atractiva oferta gastronómica, alberga aproximadamente  unas 100 boutiques outlet de las marcas de prestigio, tanto españolas como extranjeras, que ofrecen descuentos de hasta el 60% en las compras en cualquier momento del año. Así que estate preparado, porque aquí hay mucho para recorrer.

Las Arenas
Las Arenas es una antigua plaza de toros que fue transformada en centro comercial, y conforma el sitio perfecto para ir de compras mientras se aprecian los atractivos turísticos del lugar. De modo que aquí es posible pasear por las tiendas, como las de H&M y Zara, y a la vez  disfrutar de las vistas hacia la Plaza España, ir al cine, deleitarse con una exquisita comida en algunos de sus restaurantes o asistir al Museo del Rock.

Tiendas de barrio
Aquellos que pretendan comprar artículos que logren transmitirles el estilo único de Barcelona, deberán entonces dirigirse a las denominadas zonas bohemias de la ciudad, como por ejemplo los barrios de Gràcia y El Born, sitios en donde se reúnen los artesanos y artistas locales.

De este modo, vale la pena recorrer las distintas joyerías, locales de ropa, zapaterías y tiendas de arte que se localizan en el moderno barrio de El Born. Y para descansar un poco, nada mejor que beber un trago en alguno de los bares del Passeig de Born.
Si el objetivo es ir en busca de artículos un tanto más originales, pues entonces hay que dirigirse al barrio de Gràcia que es donde se hallan las tiendas del Carrer Verdi y Carrer d’Asturies.

Por otro lado, los viajeros interesados en comprar objetos vintage, como ropa usada, accesorios o libros viejos, pueden hacerlo en los mercadillos y tiendas de segunda mano como los situados en el barrio El Raval. Aunque también pueden optar por dirigirse a la zona de Els Encants Vells, sitio donde se monta un mercadillo al aire libre, el más grande de Barcelona, en el que se venden joyas y muebles antiguos, entre otros objetos interesantes.

Tiendas de lujo
En la zona alta de esta ciudad cosmopolita, más precisamente sobre la Avenida Diagonal, se ubican las tiendas más lujosas y, por ende, caras de Barcelona. La primera parte de esta área, que se extiende desde la parte alta del paseo de Gràcia y culmina en la avenida Diagonal, donde está la plaza de Joan Carles I, es la zona donde están instalados los grandes almacenes, numerosas tiendas de marcas reconocidas y galerías comerciales. Mientras que para encontrar precios más asequibles es necesario recorrer la segunda parte de esta zona, la cual abarca el centro comercial L’Illa Diagonal así como diversos almacenes, como El Corte Inglés, que se alzan entre un gran número de restaurantes, ideales para tomar un descanso degustando una buena comida.

Las tiendas más lujosas se hallan en su mayoría en torno a La Rambla, la Plaza Catalunya y el Passeig de Gràcia, zonas en las que se dan cita marcas muy reconocidas a nivel internacional,  como Louis Vuitton e Yves Saint Laurent. No obstante, al pasear por el Passeig de Gràcia, una de las calles más famosas de la ciudad, los viajeros pueden aprovechar también para visitar algunos edificios de estilo modernista, como es el caso de La Pedrera de Gaudí.

En definitiva, Barcelona constituye el destino perfecto para combinar las compras con las rutas turísticas que conducen a lugares llenos de encanto. Sin importar a donde vaya el viajero, éste podrá apreciar cómo las tiendas marcan el ritmo de la ciudad.

Imagen:

http://farm2.static.flickr.com/1405/1148827589_ef48fcf94c.jpg

Rutas por Mura

La provincia de Barcelona alberga muchos sitios interesantes para recorrer, tal es el caso de Mura, un municipio de la comarca del Bages que está ubicado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac.
Esta población, cuyos orígenes se remontan al año 978, se erigió en torno a la iglesia románica de Sant Martí, conservando aún hoy su encanto medieval en sus plazas y calles empedradas.
Este pueblo pintoresco se encuentra rodeado de cuevas, pozas, torrentes, pozas y cuevas, así como de fuentes y balmas, estas últimas son galerías que se forman en la base de las rocas producto de la erosión y que se hallan en torno a los diversos senderos y caminos.
Al estar ubicado en plena montaña, entre verdes promontorios, hace que Mura cuente con paisajes fabulosos. Una sola carretera, no muy transitada, lo atraviesa de un extremo a otro.  Y si bien es un pueblo pequeño, posee algunos bares con terraza que invitan a hacer un alto para tomar algo.
Para conocer a fondo Mura, vale la pena realizar las rutas de Riera de Nespres y Més de Mil Fonts, de dificultad mínima. 
Partimos del Centro de Información de Mura y nos disponemos a atravesar la riera a través de un puente de cemento hasta llegar rápidamente a la Font de la Mascarosa. Pasamos por la Font de la Noguera y el Molí, y continuamos hasta la Font de la Coma, que se halla entre huertos.
Al retomar el camino principal, pasaremos junto al Forn de Calç, un horno de cal que utilizado en el pasado para la extracción de este mineral de las rocas.
La próxima parada es en la Font del Foradot, un salto de agua natural detrás del cual hay una cueva pequeña que se ha formado en la roca. 
Luego nos dirigimos a la Font del Formatget, una fuente pequeña resguardada por un árbol donde podemos tomar un descanso.
Tras ello,  retornamos a Mura para tomar el camino que nos conduce primero a la Font de l’Era y después a la Ermita, desde la cual parte un sendero que sigue la riera. Unos metros más adelante de la Font de l’Escolà se halla el salto de agua Gorg del Pare, un auténtico paraíso terrenal.

Imagen:

Wikipedia

Conocer Barcelona y sus restaurantes

Barcelona es un sitio perfecto para tomarse un tiempo en el que descansar y descubrir una ciudad única. Vamos a explicarte hoy, algunos de los sitios que no te debes perder. Para empezar, nos encontramos con el  Parque Güell. La entrada es gratuita pero hay que pagar para ver el museo ubicado en el parque, que era la casa de Gaudí. Disfruta de los alrededores.

Después puedes dirigirte al centro y antes de nada buscar alguno de los maravillosos restaurantes en Barcelona centro que te permitirán recuperar fuerzas. Hablando del tema gastronómico, recuerda que los restaurantes ubicados en la Rambla pueden ser un poco más caros pero, justo en las calles colindantes encontrarás hasta algún que otro restaurante japones en Barcelona en el que no gastarte demasiado.

Después puedes irte a la Casa Batlló. Después de pagar su entrada diviértete con su guía de audio, que es muy interesante escuchar a medida que pasas a través de cada habitación. Otro sitio imprescindible es La Rambla, la calle más famosa de Barcelona… una calle dónde la diversión está asegurada. Al final de la calle verás la estatua de Cristóbal Colón y un centro comercial.

Otro lugar imprescindible es la Boquería, un mercado con coloridas frutas, puestos de dulces, chocolate, entre muchos otros productos. Vayas en verano o en invierno, debes visitar la playa de la Barceloneta. También encontrarás un montón de restaurantes por la zona. Por último, puedes visitar el estadio de futbol del F.C. Barcelona. Está claro que visitar Barcelona te llevará unos días pero seguro que vuelves encantado.