Los mejores enclaves de Sorbas

Sorbas es un municipio almeriense que dispone de grandes atractivos turísticos, como es el caso del Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas, un enclave semidesértico que se extiende a lo largo de más de 2.000 hectáreas y que es considerado uno de los más importantes del mundo. En este paraje, originado por efecto del agua de lluvia durante miles de años, hay diversas cuevas como la del Agua, la de Covadura, la del Tesoro y la de Yesos, siendo éstas dos últimas las más bellas de todas.
Al recorrer el caso urbano, si hay algo que le llamará la atención al viajero es contemplar las casas que se hallan suspendidas al borde del barranco de Afa, en lo que se conoce como “Cuenca la chica”. Por su entramado de calles de origen morisco, hay numerosos miradores, como el de La Torreta, el del Calvario, el del Porche y el del Castillo, desde donde además de apreciar el espectáculo que brindan las casas colgantes puede apreciarse la belleza de su entorno natural.
Los monumentos más importantes de la ciudad se encuentran en la plaza principal: el Ayuntamiento, el Teatro de Villaespesa, la Casa del Duque y la Iglesia de Santa María, entre otros.
En torno al núcleo de población se hallan los enclaves de mayor interés: La Mela y Cariatiz, sitios en donde se localizan varias cuevas con pinturas rupestres; y Los Molinos del Río Agua, ruta señalizada que resulta perfecta para practicar senderismo.
Los interesados en la artesanía tradicional de Sorbas, no tienen más que acercarse al  barrio de la Alfarería, al cual también se lo conoce como de Las Cantarerías, donde se encuentran los talleres en los que se elaboran diversas piezas y objetos de cerámica.
Para saborear lo mejor de la gastronomía de Sorbas, recomendamos probar los gurullos con conejos, las migas con tropezones, las gachas y sus exquisitos embutidos, entre otros manjares.

Imagen:

Wikipedia

Descubre Yepes

Yepes es una localidad de la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, que dispone de un interesante patrimonio monumental, el cual da cuenta de su rica historia.

Comenzamos visitando la Colegiata de San Benito Abad, edificación del siglo XVI que, debido a sus grandes dimensiones, es popularmente conocida como “la Catedral de la Mancha”. Se trata de una construcción de tres naves, en cuyos laterales se ubican las capillas. En el retablo mayor pueden contemplarse seis grandes lienzos sobre la vida de Cristo.

En la Plaza Mayor, frente a la Colegiata, está el “Edificio de las buhardillas”, construcción neoclásica del siglo XVIII que consta de  tres pisos. En el primero predominan los arcos de medio punto clásicos, mientras que los dos restantes resultan atractivos por sus amplios balcones y buhardillas.

Otros de los monumentos considerados Bien de interés cultural son la Ermita de San José, erigida durante el siglo XVII, y la Ermita de San Sebastián, cuya capilla mayor se halla tras un arco triunfal de medio punto.

Las fuentes forman parte también de los atractivos turísticos de este pueblo. Se trata de la Fuente de Arriba y la Fuente de los Tres Caños, ambas fueron construidas en piedra caliza en el siglo XVI y utilizadas como lavaderos hasta el siglo XX.

Al caminar por el casco histórico es posible apreciar antiguas casas nobiliarias, que llaman la atención por sus imponentes fachadas con rejas y balcones.

La villa de Yepes conserva, además, algunos restos de la muralla medieval, que son una clara muestra de las tres culturas que supo albergar (cristiana, musulmana y judía).

Imagen:

diputoledo.es

¡Todos a Bogajo!

Bogajo es un municipio de la la provincia de Salamanca, en Castilla y León, que se halla específicamente ubicado en “el campo de Camaces”.

El municipio posee en su haber algunas edificaciones antiguas, entre las que se destacan especialmente las religiosas, como es el caso de la Ermita del Santo Cristo del Humilladero, situada a las afueras del casco urbano.

Otro de los monumentos de especial interés es la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Peral, en cuyo altar posee una figura de la patrona de la localidad, al igual que en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.  El retablo del templo es de estilo barroco y está formado por seis tablas pictóricas de enorme valor artístico.

En dirección al oeste, junto al cruce hacia Cerralbo, hay un caño de piedra que es utilizado para darle de beber a los animales. A su lado, se ubican la escuela, un campo de fútbol y un parque con columpios.

De todos modos, el principal atractivo del pueblo es la Plaza de Bogajo, en donde además del Ayuntamiento hay un gran mosaico de piedra en el suelo que forma la imagen del botón charro, símbolo salmantino por excelencia. Además, aquí está construyéndose una casa rural para dar alojamiento a los viajeros que anden de paso por Bogajo.

También, en este pequeño pueblo que apenas supera los 200 habitantes, vale la pena apreciar el “Puente de siete ojos”, una construcción de piedra que se alza sobre el río Huebra y que conecta Bogajo con Yecla de Yeltes.

De su entorno, la Peña del Pico y la del Hornito, son espacios perfectos para practicar senderismo.

Imagen:

http://www.laspain.com/Salamanca/Bogajo_Salamanca3.jpg