Benalauría

Benalauría es un municipio de mucho encanto, que capta especialmente la atención de quienes lo visitan debido a que sólo puede ser divisado desde el lado opuesto del Valle del Genal. Si vamos por el lado del valle, nada podrá verse de él ya que el verde intenso de la vegetación así lo impide. Muchos creen que gracias a esta situación aún sigue conservando intactos cada uno de sus encantos.
Las riberas del río, sumamente bellas, al igual que la Loma de la Sierra y el Peñón de Benadalid, sobresalen del entorno natural del pueblo, el cual ofrece una estampa muy pintoresca gracias a que cuenta con bonitos bosques, que se combinan con un gran número de  ejemplares vegetales.
De paseo por las calles empinadas del casco urbano, conoceremos los principales edificios, como el Ayuntamiento, que se alza en la plaza del pueblo, y la Iglesia Parroquial de Santo Domingo, una bonita construcción datada entre los siglos XV y XVI. Recorriendo la calle Alta podremos visitar el Museo Etnográfico, el cual funciona en un edificio que antiguamente era un molino de aceite.
Saliendo del núcleo poblacional, el Columbario romano del Cortijo del Moro es un sitio muy interesante para conocer. Se trata de un yacimiento arqueológico cuyo origen, según se cree,  se remonta al siglo I.
Un dato a tener en cuenta es que todos los años, en diciembre, se realiza la Feria de Artesanía del Valle del Genal, donde se puede adquirir todo tipo de artículos de corcho. Entre las festividades más importantes del municipio se encuentra la de los Moros y Cristianos, que se desarrolla el primer domingo de agosto. El calendario festivo se completa con la Feria en Honor a Santo Domingo de Guzmán, también en agosto, la Semana Santa y, el 1 de noviembre, el Tostón de Castañas.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/88/Benalauria_azulejo.jpg/800px-Benalauria_azulejo.jpg

Sierra de Yeguas

El municipio Sierra de Yeguas se caracteriza por su paisaje predominantemente llano y agrícola, detalle que lo torna en un destino ideal para el turismo rural.
Su principal monumento es la Iglesia de la Inmaculada Concepción, cuya construcción se remonta al siglo XVIII. Por su arquitectónica, este edificio sobresale del conjunto de casas encaladas.
Para conocer la historia del lugar, resulta interesante apreciar los restos arqueológicos que reviven su pasado, como es el caso de las termas romanas de La Haza de Estepa, que se localizan en la desviación al cortijo de San José. A ellas se les suman las villas romanas, cuyo hallazgo tuvo lugar en los cortijos de Peñuela y de la Herriza, y los diferentes yacimientos del periodo neolítico.
Al estar ubicado en el límite entre las provincias de Sevilla y Málaga, sirve para entender cómo en otros tiempos, cuando el cauce del arroyo Albina separaba en dos a la población, cada una de las orillas eran conocidas como Sevilla y Triana. La rivalidad existente entre los pobladores de ambas partes quedaba reflejada en el modo que tenían de celebrar el Corpus Christi, en Sevilla, y la Octava, en Triana.
La artesanía típica de Sierra de Yeguas está conformada por los bordados, la cerrajería artística y el calzado.
Los serranos sorprenden al visitante con su gastronomía, siendola porra campera y el gazpacho sus platos principales.
Además del Carnaval y el Corpus Christi, sus fiestas más importantes tienen lugar en abril, mes en el que se celebra la Fiesta del Espárrago, y del 24 al 26 de agosto, momento en que se desarrollan los festejos en honor al patrono del pueblo, San Bartolomé.

Imagen:

Wikipedia

Las Ventas con Peña Aguilera

La provincia de Toledo esconde lugares sorprendentes y de gran encanto, como es el caso de Las Ventas con Peña Aguilera, una pequeña localidad manchega que está situada en la comarca natural de los Montes de Toledo.

Además de contemplar paisajes de excepcional belleza, en Las Ventas con Peña Aguilera el viajero puede deleitarse con la gastronomía local, donde los guisos de carne de caza son los verdaderos protagonistas, o apreciar las artesanías confeccionadas en piel, que son el sello distintivo del lugar.

En lo alto del cerro que domina la localidad se encuentran el Molino y la Ermita de Ntra. Sra. Del Águila. Desde aquí es posible divisar el sensacional paisaje que define a la perfección la comarca de Los Montes, que incluye la zona de montes, por un lado, y la zona llana, por el otro. La ermita es de una sola nave y fue construida entre los siglos XV-XVI.

El Valle del Chorrito es otro de los sitios de especial interés que posee este pueblo. Allí, hay una necrópolis rupestre que contiene poco más de 90 tumbas, además de los restos de una basílica o villa tardorromana.

La Ermita de Santa Lucía, es un templo de una sola nave que posee una magnífica fuente romana en una de sus fachadas. Para continuar apreciando la arquitectura religiosa puede visitarse la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, la cual contiene atractivos artesonados y una esbelta torre mudéjar.

No debemos olvidar de conocer la Torre de los Moros, antigua fortaleza de vigilancia de origen musulmán, de la cual tan solo quedan algunos restos de la torre de homenaje. Por último, vale la pena realizar una recorrida por los talleres artesanos de piel, en los que es posible adquirir todo tipo de trabajos en cuero y ante.

Imagen:

diputoledo.es

Descubre Villaharta

A 40 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en la parte alta del cerro Villa Alta, se encuentra Villaharta, un municipio donde la agricultura y la ganadería son la base de su economía.
Si bien el patrimonio arquitectónico y cultural de esta localidad no es muy cuantioso, bien vale la pena darse una vuelta por el Monasterio-Museo de Pedrique y la iglesia de la Piedad, esta última construida en el siglo XVII, que son sus principales monumentos.
En otras épocas, en la artesanía de Villaharta predominaban los trabajos con mimbre, sin embargo estos forman parte de una tradición que se ha ido perdiendo con el transcurso del tiempo. Actualmente, dichas artesanías solamente son realizadas por  algunas personas mayores a modo de entretenimiento.
La gastronomía de este municipio se destaca por ser muy variada, la cual incluye deliciosos platos tales como el potaje de garbanzos, el caldillo, el asadillo, las migas y las tortas de chicharrones, etc.
En cuanto a las fiestas propias de esta localidad, podemos mencionar aquella que se celebra el 1 de febrero por la noche, en vísperas de La Candelaria, en la cual se queman muñecas de trapo y papel en las hogueras encendidas por los habitantes del lugar.
Otras de sus principales festividades son la feria de Villaharta, que se realiza a fines de julio en honor a Nuestra Señora del Carmen, y la fiesta de San Rafael, que tiene lugar el 7 de mayo y el 24 de octubre.

Imagen:

cordobapedia.wikanda.es

El trazado medieval de Cuenca

Cuenca, ciudad situada en la provincia homónima, es un destino pintoresco que se caracteriza por su casco antiguo, el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es muy conocida por las “Casas Colgadas”, con vista al río Huécar, así como por su trazado medieval y miradores.
Su patrimonio arquitectónico se compone de edificios que poseen elementos de diferentes estilos. Una de las iglesias que sobresalen es la de San Felipe Neri, cuyas escalinatas sirven de escenario para cantar el Miserere durante la celebración de Semana Santa.
La Catedral gótica de Nuestra Señora de Gracia, edificada sobre una antigua mezquita, es un claro ejemplo de la combinación de estilos que presenta la construcción, pudiendo apreciar en su estructura elementos góticos, renacentistas y barrocos. Su fachada permanece inconclusa.
Otras construcciones religiosas de interés son las iglesias de San Miguel, la de San Nicolás y San Pedro, al igual que la ermita de Nuestra Señora de las Angustias, todas ellas situadas a lo largo del camino que nos conduce al punto más alto de Cuenca. Hacer dicho trayecto cuando se oculta el sol representa una experiencia increíble.
Por otro lado, en una de las Casas Colgadas funciona el Museo de Arte Abstracto Español, al cual se lo considera uno de los más interesantes y completos museos de España.
Sobre la ribera del Huécar está el convento de San Pablo, transformado hoy en Parador de Turismo, en cuyo restaurante es posible degustar platos típicos de la zona como el Zarajos, morteruelo o ajoarriero.
Si deseas llevarte un recuerdo de tu visita, puedes optar por las artesanías en mimbre, vidrio, alfarería y cerámica, o comprar un souvenir del “toro”, una réplica del que se halla en el Museo de Cuenca.
Indudablemente, la ciudad de Cuenca es un lugar pintoresco, con paisajes únicos e irrepetibles.

Campillos al natural

La provincia de Málaga acoge diversos destinos de especial interés, como es el caso de Campillos, un municipio muy valorado por los amantes de la naturaleza y de la espeleología. Aunque también suele ser elegido por aquellos que buscan comprar artículos hechos en piel, dado a que aquí se halla una de las industrias manufactureras de la piel de mayor prestigio de la región.
Como mencionamos anteriormente, se trata de un sitio ideal para el turismo de naturaleza ya que en su término municipal hay una serie de lagunas que han sido declaradas Reserva Natural, además de un conjunto de cuevas, como las de Herrerías, Jaguazar y Boca de la Peña. A ello, se le suman las simas del Moscón y Peñarrubia.
Desde la perspectiva monumental, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Reposo es el edificio que más se destaca. Su construcción data del siglo XVI, pero fue reformada posteriormente en dos oportunidades, y en su fachada principal puede apreciarse su estilo barroco. Otros monumentos religiosos que pueden visitarse son las ermitas de Santa Ana, San Benito, Nuestra Señora de Belén y la de San Sebastián.
Por otro lado, en Campillos existen diversos yacimientos arqueológicos que valen la pena recorrer, como por ejemplo los de Capacete, Cortijo de la Cuesta y Castillón de Gobantes, todos ellos de la época romana. 
De su artesanía típica, aparte de los artículos confeccionados en piel, pueden encontrarse además piezas de cerámica.
En cuanto a su gastronomía, no podemos dejar de deleitarnos con la porra campillera, las migas o los potajes, tanto de lentejas como de garbanzos.
Si el visitante quiere que su paseo coincida con alguna de las principales festividades del municipio, entonces deben concurrir en torno al 10 y 11 de julio, cuando tiene lugar
su Semana Santa, o bien a mediados de agosto, fecha en la que se desarrolla la Feria de Campillos.

Imagen:

Wikipedia

Los mejores enclaves de Sorbas

Sorbas es un municipio almeriense que dispone de grandes atractivos turísticos, como es el caso del Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas, un enclave semidesértico que se extiende a lo largo de más de 2.000 hectáreas y que es considerado uno de los más importantes del mundo. En este paraje, originado por efecto del agua de lluvia durante miles de años, hay diversas cuevas como la del Agua, la de Covadura, la del Tesoro y la de Yesos, siendo éstas dos últimas las más bellas de todas.
Al recorrer el caso urbano, si hay algo que le llamará la atención al viajero es contemplar las casas que se hallan suspendidas al borde del barranco de Afa, en lo que se conoce como “Cuenca la chica”. Por su entramado de calles de origen morisco, hay numerosos miradores, como el de La Torreta, el del Calvario, el del Porche y el del Castillo, desde donde además de apreciar el espectáculo que brindan las casas colgantes puede apreciarse la belleza de su entorno natural.
Los monumentos más importantes de la ciudad se encuentran en la plaza principal: el Ayuntamiento, el Teatro de Villaespesa, la Casa del Duque y la Iglesia de Santa María, entre otros.
En torno al núcleo de población se hallan los enclaves de mayor interés: La Mela y Cariatiz, sitios en donde se localizan varias cuevas con pinturas rupestres; y Los Molinos del Río Agua, ruta señalizada que resulta perfecta para practicar senderismo.
Los interesados en la artesanía tradicional de Sorbas, no tienen más que acercarse al  barrio de la Alfarería, al cual también se lo conoce como de Las Cantarerías, donde se encuentran los talleres en los que se elaboran diversas piezas y objetos de cerámica.
Para saborear lo mejor de la gastronomía de Sorbas, recomendamos probar los gurullos con conejos, las migas con tropezones, las gachas y sus exquisitos embutidos, entre otros manjares.

Imagen:

Wikipedia

Villaviciosa de Córdoba

La provincia de Córdoba posee muchos rincones para explorar, tal es el caso de Villaviciosa de Córdoba, localidad que cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, momento en que se erigió en torno a la ermita de la Virgen de Villaviciosa.
Lo cautivante de este pueblo son sus parajes, que resultan más que perfectos para la realización de excursiones, ya sea a caballo, en bici o a pie.
Para conocer un poco de su historia y apreciar de cerca la arquitectónica religiosa local, sólo basta con visitar la ermita de Nuestra Señora de Villaviciosa,  la parroquia de San José y la ermita de San Isidro.
Quienes elijan visitar esta localidad no pueden dejar de ir al Castillo de Nevado o a las ruinas del Castillo de Cabeza de Vaca. Otros sitios de especial interés son el puente que se cruza el río Guadiato, construido en la época califal, y la Fuente de la Verbena.
En lo que respecta a la artesanía de Villaviciosa de Córdoba, destacan los trabajos hechos con cuernos de venado que proceden del desmogue anual, así como los artículos elaborados en cuero, anea y hierro forjado.
Una de sus festividades más singulares es la fiesta de los tomillos, que se desarrolla cada 19 de enero, en la cual se queman tomillos y los lugareños bailan alrededor de las hogueras.

Monumentos y tradiciones de Alhama de Granada

Alhama de Granada es un antiguo pueblo que debió ser reconstruido tras las consecuencias devastadoras provocadas por el terremoto en 1884, aunque ello no le impidió conservar la esencia de su arquitectura tradicional. El río Tajo es considerado uno de sus principales atractivos turísticos, por las vistas espectaculares que ofrece.
Hay muestras de que esta localidad estuvo habitada desde el neolítico, tal como puede observarse en los restos hallados en los Cortijos El Narvazo y El Chopillo, así como en las Cuevas de El Agua, Los Molinos y La Mujer. Mientras que de los romanos y árabes aún permanecen en pie algunos vestigios de antiguas fortalezas y murallas.
Entre sus monumentos más importantes se encuentran las iglesias de la Encarnación y del Carmen, ambos templos datados en el siglo XV; la Casa de la Inquisición, que fue utilizada como sede por el Tribunal del Santo Oficio y que destaca por su fachada gótica isabelina; el Pósito, que hasta el siglo XIII fue una sinagoga judía; el Hospital de la Reina, levantado durante el siglo XV; el Caño Wamba, fuente de claro estilo renacentista; y el Puente Romano, cuyos orígenes se remontan al siglo I.
El trabajo de esparto para la decoración de garrafas y botellas, forma parte de la artesanía tradicional de este pueblo.
Con respecto a las fiestas de Alhama de Granada, las más populares son los carnavales. A ellos, les siguen los festejos por el día de la Candelaria, que tiene lugar cada 2 de febrero, en los cuales se reparten migas y vino en el pueblo.  También, resulta interesante participar de la romería del vino que se desarrolla la segunda semana de septiembre, en donde los asistentes pueden degustar de manera gratuita los vinos de la región.

Imagen:

Wikipedia

Cuevas del Becerro

Cuevas del Becerro es un municipio muy particular, ya que se encuentra entre los más pequeños de la provincia de Málaga. Posee una excepcional riqueza arqueológica, que da cuenta de su origen romano, a pesar que en su término municipal se han encontrado también diversos vestigios de mayor antigüedad, como es el caso del Castillo del Cerro del Castillón, datado en la Edad Media.
Del periodo romano se conserva el yacimiento arqueológico conocido como Casa de las Viñas, en donde hay un un antiguo horno de alfarería junto con restos de lo que se cree que fue una factoría de producción de aceite. En esta misma zona, fueron hallados a su vez monedas romanas y restos de cerámicos, entre otros objetos de interés.
Su casco urbano conserva su característico trazado mozárabe. Al recorrerlo, es posible toparse con la Iglesia de San Antonio Abad, el único edificio de interés. El templo es una sencilla construcción de una sola nave de comienzos del siglo XX.
Cerros calizos de singular belleza rodean al municipio, configurando de ese modo un  entorno natural digno de ser retratado. Lugares como la Cueva del Moro, a la que suelen concurrir los adeptos a la espeleología; y la fuente del Nacimiento del río de las Cuevas, que está ubicado en las proximidades del casco urbano y cuya imagen más bella es la que ofrece cuando caen las lluvias que marcan el comienzo del otoño, son considerados de visita obligada.
Las artesanías típicas del municipio, son los objetos hechos con mimbre, esparto y madera, al igual que los artículos de talabartería.
El Día de la Vieja es una de sus principales festividades y tiene lugar en Cuaresma. En esta fecha el pueblo sale al campo para reunirse a comer y apedrear un enorme muñeco.

Imagen:

todopueblos.com