Principales atractivos de Hecho

Hecho, es una localidad que pertenece al municipio del Valle de Hecho, en la provincia de Huesca, que sobresale por la arquitectura popular de su casco urbano.
Las grandes balconadas que se abren en bonitas fachadas de piedra,  y las techumbres coronadas por las tradicionales chimeneas de la zona, son la impronta del lugar. La Casa Mazo y la Casa Gascón, son dos claros ejemplos de la arquitectura típica del pirineo jacetano.
También, es posible apreciar otros modelos de construcciones populares, que llaman la atención por las bordas, cruceros y humilladeros que se diseminan por toda la población.
La Iglesia Parroquial dedicada a San Martín, la principal construcción religiosa de la ciudad, data de los siglos XI o XII.  El templo sufrió un voraz incendio durante la Guerra de la Independencia, por lo que debió ser remodelada casi en su totalidad, conservándose tan solo su estructura y el ábside. Dispone de una planta de cruz latina con tres naves y portada clásica.
Asimismo, vale destacar a la Torre Ysil del siglo XVI, que construida a pedido de Felipe II para ser empleada como torre de vigilancia en la Calzada Romana.
Aparte de su pintoresco núcleo urbano, otros lugares que valen la pena visitar son el Museo Etnológico “Casa Mazo”, donde se exhiben los trajes tradicionales que fueron usados hasta mediados del siglo XX; y el Museo de Escultura Contemporánea al Aire Libre, donde se conservan numerosas esculturas contemporáneas de piedra, además de obras pictóricas.
En su alrededores se alza el Castillo de Acher, una formación geológica que se encuentra circunscripta por murallas rocosas, por lo que se asemeja a una fortaleza.
En la zona, existen frondosos bosques situados a los pies de los valles conocidos como “selvas”, como es el caso de la Selva de Oza, un magnífico paraje que sirve de hábitat para numerosas especies endémicas.
Otro de los principales atractivos de la región es el Río Aragón y sus alrededores, espacio ideal para la práctica del piragüismo y barranquismo.

Imagen:

http://www.cuentatuviaje.net/uploads2/image/A–PUEBLOS/ECHO/HECHO.jpg

Naturaleza y sosiego en Bezas

Justo a la vera del Arroyo de Bezas –Regajo se sitúa Bezas, una localidad de tan solo 35 habitantes de la provincia Teruel que goza de una excelente ubicación geográfica, puesto que se dispone en un paraje rodeado de montañas con maravillosos bosques de pinares y roquedales.  Vale decir que Bezas se adapta a la topografía del lugar, de ahí se explica su forma en “S”, que separa el barrio de abajo con el de arriba, los cuales se conectan por pequeñas callejuelas y escalinatas.

En Bezas no es posible apreciar por completo vestigios del pasado, aunque aún conserva algunos rincones que permiten recrear aunque más no sea un poco la estampa de antaño. La iglesia parroquial de la Visitación, originaria del siglo XVI, es una construcción de mampostería y un claro ejemplo de la arquitectura tradicional rústica. Posee imponentes  paredes y magníficos muros de piedra rodena.

El pueblo luce más moderno, se construyeron nuevas casas y arreglaron las ya existentes. Pueden apreciarse edificios municipales, así como casas de médico y escuelas, actualmente cerradas pero que han sido recuperadas para la celebración de las fiestas del mes de agosto. También, hay otras infraestructuras como la fábrica de harinas, que en un futuro se convertirá en un establecimiento hostelero, el horno de leña, que provee pan a los distintos pueblos de la sierra y el cine, en el que aún proyectan películas y desde cuya terraza puede contemplarse la belleza del paisaje.

Además, Bezas puede ser usado como punto de partida para realizar excursiones por toda la Sierra de Albarracín, para disfrutar de la tranquilidad que reina en este enclave natural.

En fin, naturaleza y sosiego es lo que se puede experimentar en este encantador pueblo. ¡No te lo pierdas!

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/2a/Bezas2.jpg/350px-Bezas2.jpg

Alcolea de las Peñas

Alcolea de las Peñas es un pueblo de Guadalajara,en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha,  que no supera los 30 habitantes pero que cuenta con interesantes monumentos y bellos parajes naturales listos para descubrir.

Este encantador pueblo serrano, sorprende a todo aquél que lo visita con su maravilloso entorno natural, el cual es el escenario ideal para realizar numerosas prácticas deportivas, entre las que se destacan el senderismo, bicicleta de montaña y la espeleología. Los parajes naturales más importantes de la comarca son “El Picazo“, que posee rocas de singulares formas, y “El Castillo“, que se trata de una serie de cuevas y refugios que estan tallados en roca y que en el pasado fue utilizaco como carcel.

En torno a la plaza mayor, es posible apreciar la arquitectura popular de la villa. En su término municipal, pueden observarse diversos yacimientos arqueológicos pertenecientes a la Edad del Bronce y del Hierro. La necrópolis celtíbera de Valdenovillos, es un yacimiento en donde se han realizado importantes hallazgos de materiales, los cuales son exhibidos en el Museo de Arqueológico Nacional. Otro de los yacimientos más destacados es El Parcial.

Su principal construcción religiosa es la iglesia parroquial de San Martín Obispo,  un templo que fue erigido durante el siglo XIII y que sorprende por la  calidad  de su arquitectónica, de claro aspecto medieval, lo que le ha merecido ser considerado una de las más importantes de toda la provincia. Fiel al estilo románico, está construida con ladrillos macizos de piedra, debido a lo cual su interior se halla suavemente tamizado por la luz proveniente del exterior. Uno de sus mayores encantos es su retablo de estilo plateresco.

Imagen:

http://www.barahona.org/alcolea/index_archivos/fiesta.jpg

Atzeneta

Atzeneta es una localidad de gran historia, situada a tan sólo 45 kilómetros de Castellón de la Plana, cuya población, que no alcanza los 1500 habitantes, se ocupa de mantener vivo su rico legado, cuidando sus iglesias. También, se han preocupado por ir rescatando diversos restos pertenecientes a sus antiguos pobladores, como es el caso de la cerámica ibérica, hallada en cercanías de la ermita de San Juan del Castell y las terrazas de Monleón.
Estas tierras guardan historias del Cid en su paso por estos lares, así como también de los Templarios, a quienes Pedro II el Católico les había prometido entregarles el Castillo de Culla y las Alquerías de Atzeneta cuando le arrebatara estas tierras a los moros.
Algunas de las pequeñas propiedades, denominadas mas, que pertenecieron a los antiguos pobladores fueron rehabilitadas y transformadas en un centro de turismo rural.
El mayor atractivo de esta localidad es el Ermitorio del Castell, una construcción levantada durante el siglo XVI, que es muy apreciada por locales y visitantes. También, puede visitarse el ayuntamiento, la ermita de San Roque, el Ermitorio de Loreto y la ermita de San Gregorio.
Por su parte, la iglesia parroquial, de estilo renacentista, data del XVII y sobresale por su bello retablo barroco, entre otros tesoros.
Además, su clima privilegiado y sus extensos bosques de roble y encina, hacen de este lugar un buen destino para visitar.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/4820769.jpg

Monasterio de Guadalupe: Joya colosal

Guadalupe es una ciudad de gran encanto que está situada en Extremadura y que atrae a los visitantes, entre otras cosas, por su colosal monasterio que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.
Este pueblo, que cuenta con el honor de haber sido declarado conjunto histórico, se alza en torno al santuario, que data del siglo XIII, cuyo máximo esplendor lo alcanzó entre los siglos XIV-XVII, tras convertirse en un destacado centro cultural y científico.
El caso antiguo, conocido como La Puebla, aún conserva su trazado medieval e interesantes muestras de arquitectura popular, entre las que se incluyen soportales, recoletas plazas y atractivos balcones en voladizo. En sus orígenes, sirvió de residencia para los siervos del monasterio.  Su mayor tesoro es, sin dudas, el monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, popularmente conocida como la Capilla Sixtina española, que fue construido a pedido de Alfonso XI con el propósito de conmemorar su victoria obtenida en la batalla del Salado ante los árabes. 
Si bien la estructura es de un claro estilo gótico-mudéjar, las sucesivas reformas que allí se realizaron hacen que sea posible ver ciertas líneas barrocas y reacentistas. Pero entre los espacios que se conservan intactos se encuentra el claustro mudéjar, por cuya portada plateresca se accede al coro, donde está el sepulcro del pintor Gonzalo de Illescas. Otra de sus joyas es la sacristía, que posee cinco bóvedas de medio punto que se alzan sobre pilastras donde pueden observarse ocho lienzos, obra de Francisco de Zurbarán.  La iglesia, el coro y la imponente fachada barroca son otras de las obras de arte que captan la atención de los visitantes. En la Sala Capitular, actualmente convertida en museo, se conservan unos 82 libros de coro así como grandes códices que datan de los siglos XV al XVIII.
Tampoco es posible dejar de mencionar el Museo de Bordados, el relicario, el camarín de la Virgen y el Museo de Pintura y Escultura. En este último, se exhiben obras de Goya y El Greco, entre otros grandes artistas.

Llombera de Gordón

Llombera de Gordón es un pueblo ubicado en la Montaña Central de León, cuyos orígenes se remontan a la época celtica.

En sus alrededores, en la zona del Castro más específicamente, se han hallado vestigios de un poblado de pastores que habitó un sitio denominado Vegahonda ó Vegafonda, que contaba con una iglesia propia. Este prado aún hoy existe y es conocido como el prado de la iglesia.

En el término municipal se halla Tamba, un lugar de encanto que posee una bella fuente, y en torno al cual existen antiguas leyendas.

Sus principales monumentos son de carácter religioso. Uno de los más importantes es la iglesia parroquial de San Pedro, que posee una estupenda cruz de piedra. Al mismo tiempo, está la ermita del Santo Cristo de los Remedios, que es visitada por una gran cantidad de fieles  en la fiesta que se celebra cada 14 de septiembre.

La arquitectura popular está representada por casas de piedra, que fueron construidas al lado de la montaña, y cuya particularidad reside en que poseen sus cimientos anclados en la roca.

En la actualidad, el pueblo sólo dispone de 52 habitantes durante la época invernal, aunque en el verano suele recibir viajeros provenientes de diferentes lugares.

El Cueto de San Mateo, de 1609 metros de altitud, se localiza en pleno centro del Concejo de Gordón. Desde la cumbre puede contemplarse el núcleo poblacional.  En su cima se conectan  La Pola, Santa Lucía y LLombera. Esta imponente mole cónica se distingue por su figura compacta, la cual puede apreciarse desde  la ciudad de León. En la vertiente de Pola se ubica la “Cueva del Santo“, donde según cuenta la tradición vivió San Mateo.

Imagen:

http://lmachinm.files.wordpress.com/2009/09/7c52b5503077d89caefe790393e4658f.jpg

La villa histórica de Orgaz

Orgaz es una villa histórica de enorme riqueza monumental que se encuentra situada al norte de la Sierra de Los Yébenes, a escasos 33 km. de la ciudad de Toledo, en Castilla-La Mancha.

Posee un interesante casco urbano, el cual ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico, que se halla presidido por las agujas de las torres pertenecientes a la Iglesia Parroquial de Santo Tomás, así como por las almenas del Castillo de Orgaz.

Si hay algo que sorprende, y mucho, a los visitantes es la singular arquitectura de Orgaz. En efecto, en el casco histórico pueden observarse diversas casas encaladas con escudos tallados en sus fachadas, además de monumentos de especial interés que valen la pena visitar.

Al recorrer Orgaz es posible descubrir sitios de gran encanto, como por ejemplo el Arco de Belén y el Arco de San José, restos de la antigua muralla de la localidad. Otros lugares de sumo atractivo son  la Plaza Mayor y el antiguo Hospital de San Lázaro. De la arquitectura religiosa destaca la Iglesia Parroquial de San Tomás, el monumento más representativo de la villa.

La Casa del Vínculo, el Pósito municipal y el Puente de los cinco ojos, son otros de los lugares de visita obligada.

Próxima a Orgaz se ubica la pequeña localidad de Arisgotas, donde se encuentran la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una construcción singular que sobresale por su torre camapanario cilíndrica, y el Museo Visigodo.

Imagen:

Wikipedia

Lugares para visitar en Soto en Cameros

Junto al río Leza, en La Rioja, se halla el ayuntamiento de Soto en Cameros, que está conformado por cuatro núcleos de población: Soto, el más importante de todos, Treguajantes, Luezas y Trevijano.

Se trata de un típico pueblo de montaña, tal como lo demuestra la disposición de las casas orientadas al sol. Hay dos partes bien diferenciadas dentro del pueblo, a saber: una más antigua, situada en la cima de una colina, y otra más moderna, que se alza a ambos lados de la carretera. Ambas partes si bien se encuentran separadas por las aguas el río Leza, están conectadas por un puente de piedra.

La parte antigua es la que simboliza el núcleo poblacional originario, en cuyo centro se hallaban Plaza del Moralejo y la Fuente de los Caños. En tanto que en la parte más moderna es posible apreciar un entorno completamente diferente, con edificios que se disponen en línea a lo largo del camino, como los del  Ayuntamiento y el Casino, sede de la Sociedad de Fomento.

El acceso al núcleo urbano se realiza por un puente en desnivel, de líneas clásicas, que fue construido en el siglo XVI, y cuyas dimensiones dan cuenta de la relevancia que tuvo en el pasado el acceso a la villa.

En la plaza principal se halla el edificio de las escuelas, sede del Ayuntamiento, datado en el siglo XIX. El conjunto de la plaza se completa con un frontón; el Casino y una fuente. En la parte posterior de las escuelas se ubica el palacio del marqués de Vallejo, con sobresale por sus atractivos escudos.

La arquitectura popular puede apreciarse dando un paseo por las calles del núcleo urbano, la mayoría de las cuales están construidas en piedra, madera, ladrillo y adobe, con estructuras que se adaptan a las pendientes.

Otro de los atractivos del lugar es la iglesia de San Esteban Protomártir, templo que preside el pueblo y que sobresale por su campanario. El retablo mayor, es uno de sus mayores tesoros.

Por otro lado, en lo alto del cerro en el que se asienta la población está la ermita de Nuestra Señora del Cortijo, lugar que está ligado a diversas tradiciones relacionadas con el origen del pueblo. Se trata de una construcción barroca, que fue sometida a numerosas fases constructivas desde la época medieval hasta el siglo XIX.

También, se puede apSrovechar para visitar otras ermitas como las de San Antón o San Babilés, que se hallan en ruinas.

Debido a las características de su relieve, propias de un pueblo de sierra, es un sitio perfecto para practicar senderismo y actividades de montaña por sus numerosos barrancos y cuencas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/cd/Soto_en_Cameros1.jpg/800px-Soto_en_Cameros1.jpg

Castrillo de los Polvazares

En la provincia de León y próximo a Astorga se ubica Castrillo de los Polvazares, un pueblo que sobresale ampliamente por su singular belleza.

De paseo por el casco urbano, es posible apreciar sus callejuelas empedradas, que están surcadas por casas blasonadas. De hecho, la excelente conservación de su arquitectura popular le ha valido ser declarado conjunto histórico artístico. Sus fachadas de piedra y arcilla roja contrastan visiblemente con los colores intensos que lucen sus ventanas y portones.

El Camino de Santiago, pasa a escasos 50 metros de la población, por lo que suele ser bastante habitual toparse con algún peregrino que abandona brevemente la Ruta Jacobea para apreciar el encanto de este municipio.

Además de sus atractivos artísticos, el pueblo se destaca por su exquisita gastronomía, siendo el cocido maragato uno de sus principales manjares.

Por otro lado, sus tradiciones populares, así como la conservación de los trajes típicos y la preexistencia de la arquitectura popular, hacen que los turistas sientan al visitar este pueblo como si hubieran realizado un viaje en el tiempo.

Podría decirse que Castrillo de los Polvazares es el destino perfecto para pasar unos días a puro descanso, disfrutando de la belleza que regala todo su entorno. Durante el verano, suele recibir una gran afluencia de turistas, por lo que si desea una estancia más relajada es conveniente que visite este pueblo en otra época del año.

Imagen:

http://www.fotopaises.com/Fotos-Paises/t/2006/9/7/2660_1157722727.jpg

El entorno rural de Escalante

Escalante es un municipio de la costa de Cantabria, situado próximo a la Bahía de Santoña. Su amplio territorio comprende, aparte de la villa del mismo nombre, seis entidades de escasamente pobladas: Cornoció, Baranda, El Alvareo, Noval, Montehano, y Rionegro.

Su término municipal abarca desde las marismas que circunscriben el Montehano hasta el río Campiazo. Posee un relieve accidentado por suaves cumbres, en las que predominan los eucaliptales. La zona de mayor atractivo del municipio es, sin dudas, la de las marismas, que forma parte de la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja. La Ría de Escalante, al igual que la Bahía de Santoña, ostenta un gran valor medioambiental, pues cobija a diversas especies de aves que se refugian de forma temporal o permanente en estos parajes.

Montehano constituye la silueta que caracteriza a Escalante. Este monte cónico, estuvo en el pasado rodeado completamente por las marismas. En su cima aún quedan algunos vestigios de un castillo que se alzó allí durante la era medieval, a cuyos pies se erigió un convento. Debido a la explotación de una cantera que se realizó durante muchos años  Montehano se vio muy perjudicado, por lo que actualmente se aguarda su rehabilitación.

Otro de los atractivos del municipio es la ermita de San Román de Escalante, de origen romano, que se halla construida en un prado cercano a la carretera que se conduce por el Alto del Portillo hasta Castillo Sietevillas.

Para apreciar mejor la arquitectura del lugar, bien merece la pena hacer un alto en la villa de Escalante. Aquí es posible observar diversas construcciones populares que se entremezclan con otras de estilo más señorial, como es el caso de la casona en la que posee su sede el ayuntamiento. También es interesante contemplar los restos de los molinos de marea, en especial el de Cerroja, recientemente recuperado.

El recorrido obligado de este municipio es el que conduce a la cima de Montehano, de apenas 187 metros de altitud. Aunque es bueno saber que su ascenso en un tanto complicado debido a la existencia de numersosos  cortes verticales, así como de una abundante vegetación que torna este monte prácticamente impenetrable.

En el término municipal hay diferentes caminos rurales y algunas carreteras poco transitadas por donde se puede dar un paseo apreciando el encanto del entorno rural agradable y sus rincones.

Imagen:

Wikipedia