Almendral de la Cañada

Almendral de la Cañada es un municipio de la provincia de Toledo, situado en la falda del pico Las Cruces.
Para apreciar la arquitectura religiosa de la población, vale la pena visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, una construcción del siglo XIX que está erigida sobre una antigua ermita;  la Iglesia de San Salvador,  una antigua iglesia que actualmente forma parte del cementerio; la Ermita de San Sebastián,  de fines del siglo XVIII que está construida en sillares en las esquinas y jambas; y la Ermita Cristo de la Sangre, en cuyo interior conserva un pequeño altar.
Hay una serie de molinos para apreciar. Por un lado están los Molinos Maquilleros, uno de cubo en la Garganta Torinas, otro de rampa sobre el Arroyo de la Fuente y el tercero sobre el Arroyo del Lugar. Por el otro está el Molino de la Tejea, que posee su propia presa.
Otra de las atracciones locales es la Fuente-Abrevadero de la Cañada, cuyo origen se remonta a los siglos XVIII-XIX y que se encuentra en buen estado de conservación- Aparta de ella, existen un grupo de fuentes a lo largo de la cañada, como “Caño de la República”, fuente del Cañillo y fuente de la Cañada.
El Zoo de Piedra es, también, un buen lugar para visitar. Ubicado en una finca junto al Arroyo Lugar, en cercanías de La Iglesuela, se trata de un singular museo al aire libre de escultura popular. Si bien se encuentra en una finca particular, se puede acceder sin problemas.

Imagen:

http://archivos.turismocastillalamancha.com/naturaleza/paisaje/14287/49/29a9/almendral-de-la-canada-toledo.jpg

La Iglesuela, ¡allá vamos!

La Iglesuela  es un municipio que recibió su nombre de un primitivo templo. Se trata de una de las villas más septentrionales de la provincia de Toledo, cuyo término municipal se halla bañado por las aguas del río Tiétar.
Los pozos de piedra, originarios del siglo XVIII,  que están diseminados por todo el casco urbano, fueron construidos con enormes piedras de granito. En el pasado, eran usados para el abastecimiento de agua de la población, pero hoy en día se los utiliza para el lavado de las aceitunas antes de ponerles el aliño, pues se trata de agua no clorada.
La arquitectura religiosa es otros de sus atractivos, cuyos máximos exponentes son la Iglesia de Santa María de La Oliva, un templo del gótico tardío;  la Ermita de la Fuensanta, que se destaca por poseer una pequeña fuente de agua cristalina bajo su porche; y la Ermita del Cristo,  una construcción de planta cuadrada del siglo XVI que en la actualidad se halla en ruinas.
De las construcciones civiles, sobresale el edificio del Ayuntamiento, una edificación de dos plantas, ubicada en la Plaza de España, que fue levantada en 1791 y que exhibe cuatro arcos en sus fachadas.
Además, no podemos perdernos de conocer El Ejido, un conjunto de corrales y pajares, situados en las afueras de la población junto a las eras, que incluye tres fuentes abrevadero, un embarcadero y un potro de herrar.
A escasos kilómetros de La Iglesuela, puede visitarse el Zoo de Piedra que, si bien se localiza dentro del término municipal de Almendral de la Cañada, fue construido por el ganadero-escultor, D. Longinos Ayuso, procedente de La Iglesuela. El zoo representa un conjunto de esculturas de animales que fueron talladas por el ganadero, durante sus horas de pastoreo, sobre rocas de granito.

Imagen:

http://iglesuela.galeon.com/dospuentes.jpg

Viaje a Almendral de la Cañada

Almendral de la Cañada es un municipio que está ubicado en las estribaciones de la Sierra de San Vicente, que posee interesantes restos de las antiguas civilizaciones que la habitaron en el pasado. Como es el caso de “los Majanos”, monumentos megalíticos de origen prehistórico, y “las Artesas”, tumbas rupestres de la época medieval.            
Entre los principales templos de Almendral de la Cañada sobresalen la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, una construcción del siglo XIX que ha sido declarada  Patrimonio de Interés Regional de la Provincia de Toledo; la Iglesia de San Salvador, que actualmente forma parte del cementerio; la Ermita de San Sebastián, que data de finales del s. XVIII; y la Ermita Cristo de la Sangre,  en cuyo interior conserva un pequeño altar y una hornacina que contiene la imagen del Cristo.
Otros atractivos del municipio son los Molinos Maquileros, que son tres molinos, ubicados sobre la Garganta Torinas, el Arroyo de la Fuente y el Arroyo del Lugar, respectivamente. Mientras que en el límite con El Real de San Vicente, se localiza el Molino de la Tejea, el cual dispone de su propia presa.
Al mismo tiempo, existen numerosas fuentes de especial interés dentro del término municipal, siendo la más importante la Fuente-Abrevadero de la Cañada, cuya construcción data de entre los siglos XVIII-XIX . El pilón de dicha fuente se encuentra conformado por grandes sillares de una sola pieza desde el piso, en muy buen estado de conservación. Otras fuentes de marcado atractivo son las de “Prado Pozo”,  “Caño de la República” y fuente del Cañillo.
Junto al Arroyo Lugar, próximo al municipio de La Iglesuela, se sitúa el Zoo de Piedra, que alberga un museo al aire libre de escultura popular, muy particular. Si bien se halla en una finca particular, es posible acceder sin problemas.

Imagen:

http://bicimundo.files.wordpress.com