Ajofrín: La cuna de Jacinto Guerrero

En un recorrido por la provincia de Toledo, es interesante realizar una parada en Ajofrín, pueblo que vio nacer al maestro Jacinto Guerrero, autor de la popular zarzuela “La Rosa del Azafrán”. Paseando por sus apacibles calles, es posible toparse con numerosos  y, a la vez, antiguos edificios de estilo señorial, como es el caso de la Casa Grande, la Casa Facho, la Casa de los Martín de Vidal o la Casa de Las Laurinas, por mencionar sólo algunos ejemplos. Uno de sus mayores atractivos es la Iglesia de Santa María Magdalena, que sobresale por su torre mudéjar. En su interior pueden apreciarse diferentes elementos arquitectónicos y decorativos de estilo renacentista y barroco. Otro de los lugares más importantes del pueblo es el Museo Jacinto Guerrero, el cual alberga una vasta colección de objetos personales y fotografías del compositor que permite recorrer su trayectoria profesional. La exposición se halla dividida en cuatro temáticas:  el personaje y su relación con Ajofrín, las primeras composiciones de Guerrero y su vinculación con Toledo, sus primeros éxitos y el renombre alcanzado por el personaje por su contribución a la historia de la música española. Al caminar por el casco urbano, pueden visitarse también el rollo de justicia, la Ermita de San Andrés y la de Jesús Nazareno, la Cárcel Visigoda, y la fuente de los Cuatro Caños, ésta última construida en homenaje a San Ildefonso.