Visita Abanto

Abanto es una localidad de la provincia de Zaragoza, en Aragón, que le depara al visitante un atractivo itinerario para realizar.

No muy lejos de su término municipal se halla la laguna de Gallocanta, que con sus 1400 hectáreas de superficie es la de mayor extensión de España. Esta laguna natural, que se halla ubicada a unos 1.000 m. de altura, atrae a ornitólogos provenientes de todas partes de Europa dada a la gran variedad de aves acuáticas que allí se concentran.

De paseo por el pueblo, una buena opción es visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un templo del siglo XVIII, de portada barroca y planta rectangular, que contiene numerosas imágenes escultóricas.

A unos mil quinientos metros antes de la entrada a Abanto, se sitúa la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián que, si bien se desconoce la fecha de su construcción, conserva muy bien su estructura.

Otra de las ermitas que encontramos por aquí es la Ermita de San Sebastián, que está ubicada en dirección al Pantano sobre una pequeña elevación. Del templo, destaca la imagen de San Esteban del altar mayor. A pesar que no posee grandes dimensiones, este lugar no puede dejar de ser visitado por quienes gustan de los monumentos antiguos y de lineas rústicas.

De su paraje natural, no podemos dejar de mencionar al embalse o laguna de Las Fuentes, nutrida por manantiales de importante caudal que brotan por debajo de una gran roca así como de las fuentes situadas un tanto más arriba.

El Pantano de Abanto, suele servir como marco ideal para la pesca o el baño. Este lugar dispone de un merendero, donde es posible saborear diferentes comidas. En fin, se trata de un paraje que resulta ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, sobre todo durante los meses de calor.

Otro de los sitios que merecen ser visitados es la muralla de Abanto, situada en uno de los lados de un cerro de calizas. Esta monumental estructura llama la atención de los visitantes por sus sillares de más de dos toneladas.

También, caben destacar otros lugares como el Molino de Abanto, la Fuente del Hostal y las Salinas.

Imagen:

http://agenda21abanto.dpz.es/gestion/archivos/adjuntos/panoramica.jpg

Viaje por Abanto

Abanto, ubicado a aproximadamente unos 130 Km de Zaragoza, es un pueblo de gran encanto, con monumentos y bellos paisajes para conocer.

Cerca de aquí está la laguna de Gallocanta, que con sus 1.400 hectáreas de superficie se presenta como la de mayor extensión de toda España. Esta reserva natural acoge a una gran cantidad de aves acuátivas, por lo que es el sitio elegido por los ornitólogos de toda Europa.

Uno de los símbolos de la población es la iglesia parroquial de la Asunción, la cual se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un edificio de portada barroca, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Su interior está dividido en tres naves de planta rectangular y alberga una imagen de madera dorada de San Bernardo, que justamente preside el retablo del altar mayor.

A poco más de mil metros de la entrada de la localidad se ubica la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián, de la cual se desconoce con certeza su fecha de su creación. De todos modos, su estructura se mantiene bien conservada.

El paraje más importante de Abanto es el Embalse o laguna de Las Fuentes, que se nutre de manantiales de gran caudal que emergen por bajo de una enorme roca así como de las fuentes que originan al río Ortiz. Aquí, los visitantes pueden aprovechar para darse un baño, pescar o pasar un rato ameno saboreando las viandas del merendero.

El Castillo de Pardos, es una fortaleza que fue reutilizada por los musulmanes, quienes construyeron en ese lugar una torre pequeña, convertida luego en palomar.

Otros lugares destacados son la Fuente del Hostal, espacio de reunión de los locales,  Las Salinas, una bonita construcción de barros y piedras, las escuelas, que actualmente están cerradas, y la casa del médico.

Imagen:

http://www.abanto.es/lugares/hostal/Grandes/paisaje3.jpg